Desde Estados Unidos condenan complicidad de OTAN y Casa Blanca con Turquía

La organización estadounidense Socialistas Democráticos de América (DSA, por sus siglas en inglés), condenó la complicidad de la OTAN y de Washington en los ataques de Turquía en Siria e Irak.

Desde DSA rechazaron “la adhesión de Finlandia y Suecia a la OTAN, basada en la expansión de la opresión de los activistas kurdos y el aumento de la venta de armas a Turquía”. El Comité Internacional de la agrupación demandó la la retirada de todas las fuerzas de los miembros de la OTAN de Siria e Irak, y el fin de las operaciones militares de Estados Unidos y Turquía en estos estados. Además, manifestó su apoyo al fin de las sanciones contra el pueblo sirio, la exclusión del PKK (Partido de los Trabajadores de Kurdistán) de la lista de organizaciones terroristas, y la reanudación de las conversaciones de paz para garantizar la integridad territorial de Siria y la autonomía de las Administración Autónoma del Norte y el Este de Siria (AANES).

En la declaración también se recordó que el 28 de junio de 2022, Turquía, Finlandia y Suecia emitieron un memorando trilateral, en el que se acordó que los dos países nórdicos  ayudaran a Turquía “en su continua opresión del pueblo kurdo, incluyendo la inclusión del PKK en la lista de organizaciones terroristas, el cambio de las leyes nacionales que definen las actividades terroristas y el acuerdo de deportar a las personas buscadas por el Estado turco”.

“Turquía ha aprovechado continuamente su poder como miembro de la OTAN para obtener margen de maniobra para atacar a diversas comunidades en Siria e Irak -kurdos, yezidíes, armenios, asirios, turcomanos, árabes y otros-, y está acusada de cometer limpieza étnica y crímenes de guerra en los territorios que ocupa”, agregaron desde la organización.

En el comunicado se alertó que las comunidades de la diáspora kurda en Suecia y Finlandia “ahora se enfrentan a la posibilidad de represión y extradición, lo que se suma a la larga historia de la OTAN de alimentar políticas y movimientos fascistas en Turquía”.

Desde DSA advirtieron que “mientras la OTAN se postula como una alianza defensiva que apoya la integridad soberana, sus miembros Turquía y Estados Unidos están ocupando actualmente Irak y Siria, y continúan llevando a cabo operaciones militares a pesar de los llamamientos del gobierno sirio y del parlamento iraquí para que estas fuerzas se retiren”.

“Una década después de la intervención ilegal liderada por Estados Unidos, unos 1.000 soldados estadounidenses siguen estacionados en decenas de bases controladas por Estados Unidos en Siria, ocupando territorio para robar el petróleo sirio y cometiendo innumerables crímenes de guerra a lo largo de los años contra los civiles sirios”, manifestaron en la agrupación.

FUENTE: ANF / Edición: Kurdistán América Latina

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.