Kongreya Star denuncia ataques turcos contra el noreste de Siria

Kongreya Star, la principal organización de mujeres del norte y el este de Siria, difundió un informe sobre los ataques sistemáticos del Estado turco contra la región de mayoría kurda. En el texto difundio, desde la agrupación alertaron que los bombardeos “tuvieron como objetivo aldeas, una escuela, civiles, mujeres, niños y miembros de las fuerzas de legítima defensa”.

“Durante años, el Estado turco ha lanzado varias ofensivas de ocupación en la zona del norte y el este de Siria, así como una serie de ataques contra Shengal, el hogar del pueblo yezidí”, expresaron desde el Kongreya Star.

La organización de mujeres remarcó que “el Estado turco quiere destruir el proyecto de autogestión y los logros de la revolución de las mujeres” en Rojava. “Estos ataques también tienen como objetivo ampliar el territorio turco y continuar con la política genocida hacia la población local –agregaron-. Las violaciones y crímenes turcos han continuado a lo largo de su ocupación de Jarablus, Al Bab, Azaz y Afrin, hasta Serêkaniyê (Ras Al Ain) y Girê Spî (Tal Abyad)”.

En el Kongreya Star aseveraron que, al acercarse el aniversario de los ataques del 9 de octubre de 2019 contra las ciudades de Serêkaniyê y Girê Spî, Turquía recrudeció los bombardeos.

“A pesar del compromiso de las Fuerzas Democráticas de Siria (FDS) en el norte y el este de Siria de respetar el alto el fuego en la región, el Estado turco no ha mantenido esta amenaza –recordaron-. Por el contrario, ha incrementado sus ataques contra la región en general y las zonas al este del Éufrates en particular”.

En el informe se detallaron los ataques que Turquía realizó durante un periodo de dos semanas hasta el 23 de agosto. Según la investigación, dos niños y una mujer fueron asesinados por fuego de artillería y al menos 19 civiles resultaron heridos. A esto se suman cuatro ataques con drones, el asesinato de cinco miembros de las FDS y dos trabajadores administrativos de la Casa de los Heridos que resultaron heridos.

Además, unos 30 pueblos y ciudades fueron atacados por Turquía o por mercenarios turcos, lo que provocó la huida de muchas personas. A su vez, alrededor de 39 civiles fueron secuestrados en Afrin por mercenarios turcos y el servicio de inteligencia turco (MIT).

Debido a los ataques turcos, al menos 34 personas huyeron de la zona ocupada de Afrin y se refugiaron en el cantón de Shehba, nueve personas fueron secuestradas y fuertemente torturadas en la frontera, de las cuales siete eran niños. También una persona fue asesinada mediante tortura por soldados turcos, y un niño y una mujer  fueron violados por los uniformados cuando intentaban cruzar la frontera.

FUENTE: ANF / Edición: Kurdistán América Latina

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *