Demandan a Naciones Unidas que detenga invasión turca al Kurdistán sirio

El Consejo Democrático Sirio (MSD), uno de los principales espacios de autogobierno del norte y el este de Siria, demandó a Naciones Unidas (ONU) y a la Coalición Internacional que combate contra ISIS, que tomen medidas inmediatas contra la invasión del Kurdistán sirio (Rojava), anunciada recientemente por Turquía.

El MSD denunció en un comunicado que las amenazas pronunciadas por el presidente turco Recep Tayyip Erdogan atentan contra la soberanía de Siria.

En la declaración difundida ayer, el MSD explicó que “el objetivo de intentar reasentar a los sirios en otras regiones, tras la expulsión de las poblaciones indígenas del norte de Siria, es modificar la estructura demográfica de los territorios kurdos”.

“Esto viola la resolución internacional 2254 sobre el retorno de refugiados y es un crimen cruel –se agregó desde el organismo-. El área de 30 kilómetros a la que se refiere Erdogan está poblada por kurdos, siríacos, armenios y yezidíes. En esta región también hay miembros del ISIS detenidos y sus familias”.

Desde el MSD recordaron que el Estado turco no estableció una “zona de seguridad” en las regiones de Afrin, Idlib, Girê Spî, Al Bab y Serêkaniye, sino más bien un régimen de ocupación a través de bandas mercenarias.

“Es evidente que el Estado turco quiere construir un emirato y reunir allí a extremistas y yihadistas –aseguraron-. El norte de Siria se convertirá en un refugio seguro para los partidarios de un califato islamista. La región del norte y este de Siria está amenazada por el regreso de ISIS, cuyas células permanecen activas aquí”.

En el comunicado del MSD, se remarcó que “hace unos meses, ISIS atacó la prisión de Sina, en Hesekê. El objetivo de este ataque era liberar a los principales islamistas y a decenas de miles de familiares de ISIS del campamento Al Hol, que querían tomar el control del área nuevamente”.

Al advertir que las amenazas del Estado turco ponen en peligro el futuro y la paz internacional y regional, el MSD subrayó que Ankara “frustrará todos los esfuerzos contra el terrorismo”.

“Esto también pone en peligro las perspectivas de una solución política en Siria. El Estado turco busca empoderar geopolíticamente a terroristas y extremistas en nombre de la oposición, e involucrarlos en la actividad futura de Siria –aseveraron desde el MSD-. Condenamos cualquier potencial operación militar. El AKP (partido gobernante en Turquía) está intentando desestabilizar los esfuerzos de paz sirios y las iniciativas de estabilidad internacional”.

Por esta razón, se indicó que los países que forman parte de la Coalición Internacional contra ISIS “tienen una gran responsabilidad. Pueden evitar que el Estado turco provoque desastres humanitarios, migraciones, genocidios étnicos e intervenciones, en particular contra los yezidíes, kurdos y cristianos”.

Por último, en el comunicado del MSD se instó “a la comunidad internacional y a la ONU a tomar una posición seria contra las amenazas del Estado turco, a intervenir de inmediato y a adoptar una postura fuerte y resuelta para defender las últimas esperanzas de los sirios de una solución política. También instamos a los sirios y sus representantes a priorizar las obligaciones nacionales sobre los intereses políticos para abordar el problema sirio a través del diálogo”.

FUENTE: ANF / Edición: Kurdistán América Latina

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.