“Después del martirio de Jina, la resistencia del pueblo contra el régimen es mayor y más fuerte”

Este año, el Parlamento de la Unión Europea (UE) otorgó el Premio Sájarov anual de Derechos Humanos a “Jina Mahsa Amini y el movimiento Mujer, Vida y Libertad en Irán”. Fue la muerte de Jina Amini a manos de la “policía moral” iraní, en septiembre de 2022, lo que desencadenó el movimiento revolucionario de masas que se extendió por todo Irán bajo el lema del Movimiento de Libertad Kurdo, “Jin, Jiyan, Azadî – Mujer, Vida, Libertad”.

Los padres y el hermano de Jina debían venir a Estrasburgo para la ceremonia de premiación, pero en el último minuto se les negó arbitrariamente el permiso para salir de Irán. Entre las personas que pudieron asistir a la ceremonia se encontraba Afsoon Najafi, hermana de Hadis Najafi, quien se convirtió en otro símbolo de las protestas cuando fue asesinada con seis tiros en la brutal respuesta de Irán a las protestas, y Mersedeh Shahinkar, quien perdió un ojo a causa de la violencia estatal.

El abogado de la familia Amini, Saleh Nikbakht, quedó como su único representante en la ceremonia del martes pasado en la cámara del Parlamento. Nikbakht leyó una carta de la madre de Jina, que era al mismo tiempo poderosa y tierna, y se aseguró de recordar a los políticos reunidos y a los visitantes que Jina no era sólo una mujer, sino una mujer de Rojhilat (Kurdistán iraní). Jina fue oprimida como mujer y como kurda, y la región de Kurdistán fue el epicentro de las protestas que siguieron a su muerte.

Sarah Glynn de Medya News se reunió con Saleh Nikbakht en Estrasburgo para hacerle algunas preguntas, incluido lo que ha cambiado en Rojhilat desde la muerte de Jina.

“Hay dos maneras de abordar esto. En términos de represión contra las personas y de seguridad del Estado, la situación es peor -explicó Nikbakht-. Pero, después del martirio de Jina, la resistencia del pueblo contra el régimen es mayor y más fuerte. Hay una mayor conciencia política. La gente defiende sus derechos y se niega a obedecer las reglas del hijab. Por ejemplo, en el aniversario de la muerte de Jina, todos en Kurdistán realizaron una huelga de un día. Los bazares fueron cerrados. Las ciudades kurdas estaban particularmente aterrorizadas, y en Saqqez, la ciudad natal de Jina, las fuerzas del régimen no permitían que nadie saliera a las calles. Algunos de los prisioneros capturados durante los levantamientos han sido liberados, pero los que se niegan a cooperar con el Estado han sido encarcelados”.

Nikbakht continuó explicando las numerosas dificultades para trabajar como abogado en un país que ignora las normas legales: “Si un abogado no se ocupa de derechos humanos, democracia o política, el régimen no interviene, pero defender casos políticos es un problema. Si se trata de un caso que involucra a la inteligencia, los servicios de seguridad, el ejército u otros organismos estatales, ese es un problema mayor”.

-Y, en general, ¿estos casos ni siquiera brindan la oportunidad de dar a conocer lo que está sucediendo?

-La ley exige que todas las audiencias sean públicas, excepto para algunos asuntos personales y familiares, pero los jueces tienen el poder de impedir que los casos se escuchen públicamente y la mayoría no están en hecho público.

El abogado Nikbakht es muy consciente de las dificultades y peligros de defender casos de derechos humanos. Ya ha recibido una sentencia de un año de prisión por representar a la familia Amini y no sabe lo que le espera cuando regrese a Irán, pero está decidido a continuar la lucha.

Los anteriores galardonados con el Premio Sájarov incluyen al legendario líder sudafricano Nelson Mandela, la activista iraquí yazidí Nadia Murad, que lucha contra el secuestro de mujeres y niñas yazidíes por parte del Estado Islámico (ISIS), y Leyla Zana, la primera mujer parlamentaria kurda en Turquía que fue expulsada por la fuerza del Parlamento y acusada de terrorismo por dedicar su juramento a “la fraternidad de kurdos y turcos” en su lengua materna.

FUENTE: Sarah Glynn / Medya News / Traducción y edición: Kurdistán América Latina

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *