Ecuador: CPAZ llama a una jornada mundial en rechazo a la represión gubernamental

La Coordinadora por la Paz, la Soberanía, la Integración y la No Injerencia (CPAZ) de Ecuador convocó a una acción mundial para rechazar la represión desplegada por el gobierno del presidente Guillermo Lasso, que desde hace días ataca y persigue a los y las ciudadanas, en especial a quienes integran el movimiento campesino e indígena.

Desde CPAZ propusieron hacer concentraciones y vigilias afuera de las embajadas ecuatorianas en todo el mundo, para demandar la liberación de los presos y las presas políticas, reclamar la eliminación de los decretos gubernamentales que restringen y criminalizan el derecho a la protesta social, y condenar el acoso a los y las dirigentes de la Confederación de Nacionalidades Indígenas de Ecuador (CONAIE).

Desde hace 16 días, en todo el territorio ecuatoriano se realiza un paro nacional en contra de las políticas neoliberales del gobierno de Lasso. Hasta ahora, la situación de fuerte violencia impulsada por el Ejecutvio, dejó como salda cientos de heridos y cuatro muertos, a lo que el gobierno calificó de “daños colaterales”.

En un artículo reciente aparecido en el portal Público, se explicó que “el FMI (Fondo Monetario Internacional), anunció, en pleno proceso de Paro Nacional en Ecuador, el día 27 de junio, el desembolso a las arcas del país de la nada desdeñable suma de 1.000 millones de dólares y expresó su satisfacción por el comportamiento del gobierno de Ecuador. La satisfacción del FMI se puede valorar con algunos datos que han provocado la aplicación de las medidas derivadas del acuerdo firmado en 2019 con el gobierno de Lenín Moreno: el presente año podría terminar con al menos 189.806 pobres más en el país, en total más de 5,1 millones de personas”.

Otros datos que muestra el artículo indican que “en la zona rural, el 41.7% gana menos de 84.71 dólares mensuales, es decir, el 21% del salario básico. En este momento, la compra de alimentos representa el 47% del presupuesto mensual de una familia de clase media ecuatoriana. El trabajo ya no garantiza la salida de la pobreza, han caído en picado las condiciones laborales, escala la informalidad y el trabajo infantil asciende al 8.2%”.

“El cumplimiento de las medidas fondomonetaristas le está costando al Ecuador la vida –se asegura en el artículo-. Con estos detonantes, la pregunta no era si se iba a producir o no un levantamiento popular sino cuando se daría el estallido”.

En otro artículo publicado en el diario mexicano La Jornada se recuerda que la CONAIE, que encabeza la protesta masiva, exige la reducción y congelamiento del precio de los combustibles; la moratoria de las deudas con la banca pública, privada y cooperativas; los precios justos en los productos del campo; el empleo y el respeto a los derechos laborales; la no ampliación de la frontera extractiva minera y petrolera; el respeto a los 21 derechos colectivos (educación intercultural bilingüe, justicia indígena, consulta previa, libre e informada, etcétera); frenar la privatización de sectores estratégicos; la aplicación de políticas de control de precios; más presupuestos para salud y educación; y mayor seguridad, protección y políticas públicas frente a la ola de violencia generada por el crimen organizado, la delincuencia y el narcotráfico.

FUENTE: Kurdistán América Latina

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.