Kongra Star pide el fin de la ocupación de Afrin

Kongra Star publica un comunicado para marcar el tercer aniversario de la invasión de Afrin.

En su declaración con motivo del tercer aniversario de la invasión de Afrin llevada a cabo por Turquía, Kongra Star recordó que “el pueblo mostró una resistencia sin precedentes y respondió a todas las formas de violencia, desde los ataques con armas pesadas hasta los bombardeos llevados a cabo por la fuerza aérea turca”. Esta resistencia, que se extendió desde los pueblos fronterizos hasta el centro de la ciudad, se caracterizó por la firmeza de sus combatientes y duró 58 días, marcados por la valiente lucha de mártires como Avesta Xabûr y Barîn Kobanê”.

Kongra Star recordó que “el Estado turco sólo pudo ocupar Afrin después de utilizar las armas más pesadas y decenas de miles de mercenarios yihadistas, dentro de las filas del llamado Ejército Sirio Libre, y con la cobertura y el silencio de la comunidad internacional. Todo esto ocurrió a expensas del pueblo sirio, que se vio obligado a huir por la ocupación después de haber sufrido violencia y crímenes como saqueos, derramamiento de sangre, crímenes de guerra, destrucción de lugares históricos, tala de árboles, cambio demográfico, prohibición de su propia lengua materna, imposición del idioma turco”.

Kongra Star recordó que “antes de la ocupación, Afrin era una de las zonas más estables y seguras, caracterizada por la diversidad cultural y la coexistencia, así como un refugio para las personas desplazadas del interior de Siria que llegaron a Afrin como resultado de la larga guerra”. Además, el proyecto social de la administración autónoma era una de las mejores soluciones a la guerra en curso en Siria para eliminar todas las formas de racismo y fundamentalismo religioso”.

La declaración también subrayó que “después de que el Estado Islámico (ISIS) fuera derrotado por los combatientes de las SDF, YPG e YPJ, el Estado turco se mostró como el más fiel reprresentante del ISIS, y se puso en marcha para destruir nuestra revolución. Sin embargo, el Estado turco no está satisfecho con esta ocupación y continúa sus ataques para lograr su objetivo de destruir el proyecto de autonomía democrática. Así, ocupó las zonas de Serêkaniyê y Girê Spî / Tel Abyad y continúa sus ataques en las regiones de Shehba, Ayn Issa, Zirgan y Til Temir. Todo ello ante los ojos del mundo, así como de las instituciones y organismos comprometidos con los derechos humanos, que han permanecido en silencio. Han permanecido en silencio y no han hecho nada”.

Kongra Star condenó y denunció “estas organizaciones internacionales, así como los organismos de derechos humanos, ya que con su silencio apoyan la ocupación, el genocidio étnico y cultural sistemático que se está produciendo en la región, así como el cambio demográfico, el desplazamiento forzoso y la violencia que se está produciendo cada día en el pueblo de Afrin, contra la tierra y el pueblo, extendiendo así la amenaza a las demás regiones”. La declaración termina con un llamamiento a “estos órganos de derechos humanos para que intervengan y cumplan su deber humanitario y de derechos humanos y trabajen para poner fin a la ocupación, permitir que el pueblo de Afrin regrese a sus hogares y garantizar su seguridad y protección”.

ANF

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *