Kurdos en Armenia condenan las amenazas contra Shengal

La comunidad kurda de Armenia condenó las amenazas del gobierno de Bagdad contra la zona yezidí de Shengal (Sinjar) y demandó al Ejecutivo iraquí que respete el derecho de ese pueblo a la autodeterminación.

En una conferencia de prensa conjunta celebrada en Ereván, la capital armenia, los representantes de varias organizaciones kurdas calificaron de “plan tortuoso y peligroso” la orden de la administración central iraquí de retirar de la región las fuerzas de autodefensa de Shengal, sobre la base del acuerdo alcanzado en octubre pasado bajo la presión de Turquía y Estados Unidos.

Es “más que cínico” calificar el acuerdo alcanzado sobre el pueblo de Shengal entre Bagdad y los dirigentes del Kurdistán del Sur (Bashur, norte de Irak) como una medida para resolver los problemas políticos y de seguridad, cuando para ello la comunidad yezidí tiene que renunciar a sus estructuras de autogobierno y autodefensa construidas tras el genocidio de ISIS en 2014, declaró Kinyas Hasanov (también conocido como Kinyazê Hemîd), diputado y presidente de la comunidad kurda en Armenia.

“Bagdad y Hewlêr (capital de Bashur) quieren repartirse todas las áreas de responsabilidad entre ellos, y el pueblo de Shengal no tiene nada que decir al respecto –explicó Hasanov-. Básicamente, el acuerdo es otro intento del gobierno iraquí de hacerse con el control de Shengal”.

El diputado agregó: “Hace que te preguntes por qué Shengal fue abandonada por Bagdad en agosto de 2014. Y por qué el gobierno iraquí cree hoy que tiene derecho a la región cuando se limitó a permanecer al margen en agosto de 2014 mientras el ISIS invadía la región y cometía un genocidio”.

Hasanov subrayó que la disolución de las fuerzas de autodefensa yezidíes no contribuiría en nada a proporcionar seguridad en Shengal, sino que promovería otro genocidio contra la ese pueblo.

Silo Dirboyan, copresidente del Comité del Kurdistán, y Jenya Qadir, de la Unión de Mujeres Libres, pidieron, por su parte,  a Irak que cancelara el llamado Acuerdo de Shengal.

Cuando el ISIS entró en Shengal el 3 de agosto de 2014, no sólo las unidades Peshmerga del gobierno del Kurdistán Sur sino también el ejército iraquí local emprendieron la huida. Solas, las guerrillas de las HPG y más tarde de las YPG y YPJ de Rojava defendieron Shengal contra el ISIS y salvaron la vida de cientos de miles de personas al despejar un corredor de escape.

Más tarde, las guerrillas ayudaron a la población a establecer sus propias fuerzas de autodefensa y un autogobierno democrático en la región. En 2018, las fuerzas kurdas se retiraron de la región tras completar esta tarea. Shengal se protege a sí misma desde entonces, y sus habitantes ya no están dispuestos a dejar su seguridad y administración en manos de fuerzas externas, teniendo en cuenta que el pueblo yezidí ya sufrió más de 70 masacres a lo largo de su historia.

FUENTE: ANF / Edición: Kurdistán América Latina

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *