Madres de presos en la Vigilia por la Justicia en Amed: “Romperemos el aislamiento”

La Vigilia por la Justicia en Amed apoya la huelga de hambre que llevan a cabo los presos políticos en el marco de la iniciativa “Libertad para Abdullah Öcalan y solución política a la cuestión kurda”.

La campaña internacional “Libertad para Abdullah Öcalan y solución política a la cuestión kurda”, lanzada el 10 de octubre, también se lleva a cabo con acciones en el Kurdistán Norte a pesar de las graves amenazas de represión. Desde hace 34 meses no hay señales de vida de Öcalan, que está recluido en aislamiento total en la isla-prisión de Imrali. El 27 de noviembre, los presos del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) y del Partido de las Mujeres Libres del Kurdistán (PAJK) iniciaron una huelga de hambre. Al mismo tiempo, los familiares de los presos y las presas iniciaron vigilias por la justicia en seis ciudades organizadas por la Asociación Solidaria de Familias de Presos (TUAY-DER).

El aislamiento no puede doblegar la voluntad de los presos

En una entrevista concedida a ANF, las madres de los presos políticos que participan en la vigilia de Amed hablaron de sus motivaciones y reivindicaciones.

Meryem Soylu, madre de la presa política Amine Kaya, encarcelada en Estambul, en Bakirköy, declaró: “Lo que mantiene vivos a los presos y las presas en las cárceles es su lucha y su moral. Yo misma estuve en la cárcel durante nueve años, así que conozco muy bien las condiciones que allí se viven. El aislamiento impuesto a los presos es extremo. Pero gracias a la determinación y la lucha de los presos y las presas, el enemigo no puede doblegar su voluntad. Los presos están decididos y tienen un objetivo claro, lo que les mantiene vivos”.

Soylu añadió: “Nuestros modelos son Mazlum Doğan y Kemal Pir, que rompieron la cadena de la crueldad y convirtieron las cárceles en academias. Hoy el enemigo impone un aislamiento muy severo a los prisioneros. Sin embargo, todo el mundo debe saber que la libertad del líder popular kurdo, Abdullah Öcalan, es la clave de la paz y la libertad. Mientras el líder kurdo no sea libre, ni los pueblos de Turquía ni Oriente Medio serán libres. Hoy, todos y todas estamos aislados. El pueblo no puede permanecer en silencio. Como madres kurdas, nos oponemos a toda opresión. Desde aquí hago un llamamiento a los kurdos que sirven al sistema y al enemigo: ustedes serán los próximos afectados por las medidas de persecución actuales. Los que traicionan a su propia nación, a su identidad, a su país y a sus madres se enfrentarán algún día a esta persecución. Hago un llamamiento a toda la humanidad: unid fuerzas con el pueblo kurdo, estad unidos, acabemos juntos con esta opresión”.

Si hay justicia, todo el mundo será libre.

Esma Seydaoğlu, por su parte, dijo: “Como madre kurda, estoy aquí para mostrar mi solidaridad. He venido aquí para defender la humanidad, la paz, la justicia y la libertad. Hago un llamamiento a todo el pueblo kurdo para que apoye a los presos y a las presas. El pueblo kurdo debe apoyarse mutuamente por la justicia. Apoyemos esta resistencia con una voz fuerte para todo el Kurdistán. Nuestra resistencia defiende la justicia. Si hay justicia, todo el mundo será libre”.

Su objetivo es romper el aislamiento impuesto a Abdullah Öcalan y a los demás presos.

Sülhiye Saruhan, madre de un preso gravemente enfermo, agregó: “La única petición de los presos y las presas es que les apoyemos. Su objetivo es romper el aislamiento impuesto a Rêber Apo [Abdullah Öcalan] y a los demás presos. El aislamiento dirigido contra Rêber Apo se ha extendido a todo el pueblo kurdo. A nuestros hijos e hijas se les niega arbitrariamente la libertad y se les recluye en régimen de aislamiento. Como madres, queremos justicia e igualdad. Hace tres años que no sabemos nada de Rêber Apo. Nuestro único deseo es saber de él y romper su aislamiento”.

Aklime Hanas, por su parte, subrayó que la protesta continuará hasta que se rompa el aislamiento de Öcalan: “Estamos hoy aquí para romper el aislamiento total. Nuestro líder está totalmente aislado. Esa es la situación. No lo aceptamos. Queremos que Rêber Apo sea liberado. Nuestros hijos e hijas utilizan sus propios cuerpos en la resistencia en las cárceles. Ellos también tienen derechos. Queremos que se atiendan todas las demandas de los presos”.

Fuente: ANF

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *