Solo en agosto, Turquía atacó cientos de veces Rojava

Wîsam El Omer, portavoz del Consejo Militar de Girê Spî (Rojava), difundió el balance de los ataques turcos en el mes de agosto.

En una conferencia de prensa, explicó que “desde que el Estado turco ocupó el cantón de Girê Spî y gran parte de sus zonas rurales en 2019, ha seguido cometiendo delitos en las zonas rurales de Ayn Issa y Girê Spî. El objetivo de Turquía es desplazar a las personas en las regiones cercanas a los frentes de batalla y expandir su ocupación”-

El Omer detalló que “en agosto se realizaron 412 ataques con armas pesadas y livianas y dos agresiones con drones” por parte de Turquía. “Como resultado, además de las propiedades de los ciudadanos, también resultaron dañados servicios públicos como las estaciones de agua potable de Fatisa y Hîşa –agregó-. Además, tras el ataque a las líneas eléctricas, se cortó el suministro de electricidad a la región”.

El portavoz indicó que las fuerzas del Consejo Militar de Girê Spî respondieron a los mercenarios respaldados por Turquía que intentaron infiltrarse en la aldea de Mişêfre y frustraron sus planes.

El Omer señaló que se responderá a cualquier intento de ocupar más tierras en Siria y destruir la seguridad de la región, e insistió en que “cualquiera que coopere con el enemigo será responsable”.

Por su parte, las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) denunciaron nuevamente los masivos ataques turcos contra civiles e infraestructuras, como molinos, iglesias y escuelas.

Desde las FDS explicaron que Turquía “depende principalmente de los ataques con vehículos aéreos no tripulados (UAV o drones) para apuntar a los centros civiles y a los automóviles, además de utilizar varios tipos de armas, como artillería, ametralladoras pesadas, tanques, armamento de francotiradores y lanzadores de bombas”.

El balance de agosto presentado por las FDS es el siguiente:

Zona rural del sur de Afrin

Los pueblos del distrito de Sherawa, principalmente Binah / Abyan, Aqiba / Eqiba, Jalt Ziyara / Ziyarah, Tanab, Mayassa, fueron objeto de 24 ataques con artillería pesada, tanques, misiles y morteros. 766 proyectiles de artillería, tanques y morteros cayeron sobre las aldeas mencionadas, con el resultado de un niño desplazado de la aldea de Basleh / Baslhaya en el distrito de Shirawa, además de un soldado de las fuerzas del Gobierno de Damasco herido.

Estas aldeas están muy pobladas por desplazados internos de Afrin que fueron desplazados a la fuerza por los mercenarios respaldados por Turquía.

Zonas de Al-Shahba

Las zonas de Al-Shahba han sido objeto de violentos bombardeos que se centraron principalmente en la ciudad de Tal Rifaat y los pueblos de los alrededores. Los brutales ataques se cobraron la vida de muchos civiles e hirieron a otros, además de causar importantes daños materiales a sus propiedades.

46 ataques tuvieron como objetivo las zonas, incluido un brutal ataque contra el mercado del centro de Tal Rif’at y tres ataques con vehículos aéreos no tripulados, uno de ellos contra un puesto de avanzada perteneciente a las fuerzas del Gobierno de Damasco, que causaron daños materiales.

Alrededor de 623 misiles y proyectiles de artillería cayeron en estas zonas, lo que provocó la muerte de 6 civiles, una niña, una mujer, otros tres civiles y un soldado. Además, 16 civiles resultaron heridos, entre ellos seis mujeres. Los ataques también provocaron importantes daños materiales en los bienes civiles.

La ciudad de Ain Issa y sus alrededores

La ciudad de Ain Issa, especialmente su zona rural aledaña y la carretera internacional M4, fue objeto de 41 intensos ataques y bombardeos con artillería, ametralladoras pesadas, tanques y lanzadores de bombas, además de dos ataques con vehículos aéreos no tripulados.

Alrededor de 412 proyectiles cayeron en la zona y causaron graves daños a la propiedad civil y a las bombas de agua de “Al-Heisha” y “Al-Fatisa”, así como cortes de electricidad en los pueblos del oeste de Tal Abyad.

Campo de Tel Temir

La campiña de Tel Temir fue objeto de 25 ataques con artillería pesada y tanques y de tres ataques con vehículos aéreos no tripulados que provocaron el martirio de seis civiles, entre ellos cuatro niñas de una escuela, y de dos combatientes del Consejo Militar Sirio. Además de herir a cinco civiles, entre ellos un niño, y a tres soldados de las fuerzas del Gobierno de Damasco, entre ellos un oficial. Las brutales agresiones también causaron graves daños a bienes civiles y a torres de comunicación.

Qamishlo y su zona rural

Utilizando vehículos aéreos no tripulados (drones), el ejército de ocupación turco atacó los barrios poblados del centro de la ciudad de Qamishlo, lo que provocó la muerte de varios civiles.

También atacó con artillería pesada (Ubis) los alrededores de Qamishlo, especialmente las zonas de “Al-Derbasiyah” y “Tirbespiye”.

En total, la zona fue objeto de 24 ataques, ocho de los cuales tuvieron como objetivo la ciudad de “Al-Darbasiyah”, y cuatro ataques tuvieron como objetivo la ciudad de Tirbespiye.

Tres ataques con vehículos aéreos no tripulados, dos de los cuales tuvieron como objetivo coches civiles, el primero en el centro de Qamishlo y el otro en el campo.

43 proyectiles de diferentes tipos de armas cayeron en la zona, lo que provocó la muerte de cinco civiles, entre ellos dos niños, y de seis combatientes, cuatro de ellos de las fuerzas de autodefensa que custodiaban el hospital Covid-19 de la ciudad.

Además, 19 personas resultaron heridas, entre ellas tres soldados y una niña que trabajaba en una granja, dos mujeres, un pastor, ocho niños y un soldado de las fuerzas gubernamentales de Damasco.

Kobane y alrededores

Los barrios poblados de la ciudad de Kobane y su zona rural aledaña también fueron brutalmente bombardeados y atacados con artillería, tanques, vehículos blindados y misiles, lo que provocó víctimas civiles.

Además, el puesto avanzado de las fuerzas del Gobierno de Damasco, desplegado en la frontera al oeste de Kobane, también fue blanco de la aviación turca, lo que provocó víctimas y daños materiales.

En total la zona fue atacada cuatro veces, y un ataque aéreo causó la muerte de dos civiles y cuatro soldados de las fuerzas del Gobierno de Damasco.

Además de herir a cinco personas, entre ellas un niño, y a tres soldados de las fuerzas del Gobierno de Damasco, las agresiones también causaron graves daños a propiedades civiles, incluida la casa del niño al que se le amputó una pierna debido a un ataque turco con UAV contra su casa a principios de este año.

Amuda y alrededores

La ciudad de Amuda y su zona rural circundante fueron objeto de cinco ataques con artillería pesada y tres ataques con vehículos aéreos no tripulados contra dos puestos de avanzada pertenecientes a las fuerzas de autodefensa de las Fuerzas de Autodefensa y a las fuerzas del Gobierno de Damasco, lo que provocó el martirio de cinco combatientes de autodefensa.

El bombardeo también tuvo como objetivo un equipo de prensa afiliado a Rojava TV.

Zona rural occidental de Tel Abyad

La ocupación turca atacó las aldeas del campo occidental de la ciudad de Tel Abyad seis veces en un intento de obligar a los residentes a huir de sus aldeas con fines de ocupación. 18 proyectiles cayeron en las zonas mencionadas.

Manbij y alrededores

Las aldeas de la zona rural del norte de Manbij fueron bombardeadas dos veces con 55 proyectiles de artillería pesada y de mortero, que causaron daños materiales a las propiedades de los civiles.

FUENTE: ANF / Edición: Kurdistán América Latina

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.