Turquía: nueva persecución judicial contra las Madres de los Sábados

Este jueves comenzó en Estambul el juicio contra las Madres de los Sábados, quienes desde hace décadas luchan por el esclarecimiento de las desapariciones forzosas en Turquía. Las acusadas son 46 integrantes y simpatizantes de la organización, a quienes se juzga por presunta infracción de la ley turca de Reuniones y Manifestaciones Nº 2911. Si son declaradas culpables, se enfrentan a hasta tres años de prisión.

La excusa de la acusación fue la vigilia celebrada el 25 de agosto de 2018, día en que las Madres de los Sábados se reunieron por 700ª vez en su lugar de protesta, frente al instituto Galatasaray, en la zona peatonal de la avenida Istiklal de Estambul, para recordar a sus familiares desaparecidos.

Desde 1995, las Madres de los Sábados se movilizan semana tras semana para exigir justicia para las víctimas de las desapariciones estatales durante las décadas de 1980 y 1990. Entre 1999 y 2009, las Madres de los Sábados tuvieron que suspender sus sentadas semanales porque la policía reprimía regularmente las concentraciones.

La vigilia número 700 de las Madres de los Sábados también fue similar: por orden del ministro del Interior turco, Süleyman Soylu, que había prohibido de antemano la concentración por sus supuestos vínculos con una “organización terrorista”, la policía desplegó cañones de agua y atacó a la multitud con gases lacrimógenos y balas de goma. La acción violenta de la policía, así como la prohibición de la manifestación, se justificaron alegando que las Madres de los Sábados serían instrumentalizadas por organizaciones terroristas. También porque la concentración había sido anunciada en redes sociales por grupos supuestamente cercanos al Partido de los Trabajadores de Kurdistán (PKK).

El juicio cuenta con observadores de numerosas organizaciones de derecho civil, de la Asociación de Derechos Humanos (IHD) de Turquía, del Colegio de Abogados de Estambul y de varios parlamentarios, entre ellos Züleyha Gülüm, Ali Kenanoğlu y Oya Ersoy, del Partido Democrático de los Pueblos (HDP); Turan Aydoğan y Ali Şeker del Partido Republicano del Pueblo (CHP), y el parlamentario independiente y periodista Ahmet Şık.

Tras la lectura de la acusación, el presidente de la IHD y abogado, Öztürk Türkdoğan, tomó la palabra. Calificó la acusación de infundada, ya que las imputadas sólo habían ejercido su derecho a la libertad de expresión y de participar en una reunión pacífica. Dijo que la orden de prohibición emitida por el Ministerio del Interior fue entregada a las Madres de los Sábados sólo después de la represión policial. Además, el documento no ofrecía ninguna razón concreta para la prohibición, que Türkdoğan calificó de “restricción arbitraria y políticamente motivada de los derechos fundamentales”. El abogado exigió la absolución de todas las acusadas.

El juicio continuó con el testimonio de ocho de las 46 acusadas. El periodista armenio Rober Koptaş calificó de “sagrada” la resistencia de las Madres de los Sábados, y se disculpó por no haber podido participar en todas las acciones de la iniciativa. “Estas personas están luchando contra la tradición de las desapariciones. Deberían ser recompensadas, no castigadas”, aseguró. Koptaş habló sobre las detenciones de la vigilia: “Nos arrastraron por el suelo y nos esposaron con unas bridas. Nos insultaron y nos sometieron a malos tratos en el autobús de la policía. Algunos de nuestros compañeros fueron golpeados. No somos nosotros los que deberíamos estar en el banquillo de los acusados, sino los que lo hicieron. La protesta es un derecho fundamental. No son los que ejercen su derecho los que deben ser castigados, sino los que criminalizan los derechos fundamentales”.

Ali Ocak y Faruk Eren, familiares de desaparecidos, contaron las historias de sus hermanos Hasan Ocak y Hayrettin Eren, y describieron cómo han pasado el último cuarto de siglo exigiendo justicia. “No nos juzguen a nosotros, juzguen a los autores”, coincidieron. A su vez, reclamaron que se juzgara a los policías implicados en el asalto a la vigilia de las Madres de los Sábados.

El juicio continuará el 12 de julio con el interrogatorio de las restantes acusadas.

FUENTE: ANF / Edición: Kurdistán América Latina

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.