AANES advierte de catástrofe humanitaria en la ciudad siria de Alepo

La Administración Autónoma del Norte y Este de Siria (AANES) advirtió el jueves pasado sobre una catástrofe humanitaria en caso de que continúe el asedio del gobierno sirio a la zona rural del norte de Alepo, en el noroeste de Siria.

Los puestos de control afiliados a la Cuarta División de las fuerzas gubernamentales han impedido la entrada de combustible y productos esenciales en zonas de la campiña septentrional de Alepo, habitadas por miles de desplazados internos de Afrin. Aplicaron las mismas medidas en los barrios de Sheikh Maqsoud y Ashrafiyeh de la ciudad de Alepo.

“Nuestras zonas están al borde de una catástrofe humanitaria debido al asfixiante asedio del gobierno sirio, que impide la entrada de combustible y otros bienes”, declaró a North Press Jamal Rashid, copresidente adjunto de la AANES en la zona rural del norte de Alepo.

La escasez de combustible ha limitado los servicios de la AANES al funcionamiento de panaderías y al suministro de agua.

“Los residentes de estas zonas sufren acoso en los controles de seguridad y se enfrentan a la imposición de cánones sobre las mercancías, junto con restricciones a la entrada de materiales esenciales”, añadió Rashid.

Las fuerzas turcas y las facciones armadas de la oposición respaldadas por Turquía, conocidas como Ejército Nacional Sirio (ENS), asedian las zonas de la campiña septentrional de Alepo donde residen los desplazados internos de Afrin. Han rodeado estas zonas desde tres direcciones, dejando a los residentes con una única ruta que conduce a la ciudad de Alepo, un camino que está bajo el control del gobierno sirio.

El copresidente adjunto explicó que el sector médico es el más afectado, con sólo dos hospitales disponibles, e incluso estos sólo aceptan casos urgentes.

Señaló que el municipio afiliado a la AANES también ha reducido significativamente sus actividades, en particular debido a la destrucción de infraestructuras resultante de los conflictos de los que ha sido testigo la zona rural del norte de Alepo en los últimos años.

Hizo hincapié en que la región de Shehba (zona rural del norte de Alepo) lleva una semana sufriendo un corte total de electricidad que ha dejado a sus habitantes en la más absoluta oscuridad.

Advirtió del empeoramiento de la situación humanitaria: “Si el combustible no entra pronto en estas zonas, causará un desastre humanitario. Hemos reducido la producción de pan en las panaderías, y el suministro de agua se ha vuelto escaso”.

También pidió a las organizaciones humanitarias que intervinieran para proteger a la región de una catástrofe humanitaria inminente, afirmando que las capacidades de la AANES se limitan actualmente a proporcionar pan y agua.FUENTE: Dilsoz Youssef / North Press / Traducido y editado por Rojava Azadi Madrid

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *