Abogados de Öcalan demandan al CPT que se informe sobre la prisión de Imrali

Los y las abogadas del bufete Asrin, que representan a los presos políticos en la isla-prisión turca de Imrali, entre ellos el líder kurdo Abdullah Öcalan, emitieron un comunicado sobre la visita a Turquía del Comité Europeo para la Prevención de la Tortura (CPT) entre el 20 y el 29 de septiembre.

El CPT visitó, entre otros lugares, la isla penitenciaria de Imrali, donde Öcalan, Ömer Hayri Konar, Veysi Aktaş y Hamili Yıldırım están recluidos en total aislamiento. Además, la delegación del CPT mantuvo conversaciones con el Viceministro de Justicia Akın Gürlek y el Director General de Prisiones y Centros de Detención Enis Yavuz Yıldırım, así como con otros altos funcionarios del Ministerio de Justicia y del Ministerio de Asuntos Exteriores de Turquía, sobre la aplicación de las recomendaciones del CPT sobre la prisión de Imrali.

La Oficina Jurídica de Asrin acogió la visita del CPT como tardía pero importante, y recordó el último informe del CPT sobre su última visita, en mayo de 2019. En ese informe se “afirmaba que debían tomarse medidas serias, especialmente en lo que respecta a la conexión con el exterior” de los presos políticos.

“Sin embargo, después de la visita del CPT, la política de aislamiento hacia nuestros clientes en la isla de Imrali continuó y el aislamiento se agravó aún más, aunque se debería haber hecho una mejora en línea con las recomendaciones de los informes de la visita”, expresaron los y las representantes legales.

A esto, agregaron que “el levantamiento de la prohibición de las visitas de abogados y familiares, y la preservación de nuestro derecho a reunirnos con nuestros clientes sin restricciones ni limitaciones, sigue siendo nuestra demanda más importante. Como la gravedad de la situación es evidente, exigimos que el CPT haga una declaración pública lo antes posible y tome medidas y procedimientos coercitivos para eliminar las condiciones de tortura”.

“Como abogados, esperamos que la opinión pública, el poder judicial y las organizaciones de derechos humanos sigan comprometidos con la garantía de que el Sr. Öcalan y los demás presos de Imralı tengan la oportunidad de recibir visitas”, remarcaron.

Therese Rytter, jefa de la delegación del CPT que visitó Imrali y vicepresidenta del organismo, declaró previamente que no podía dar ninguna información sobre Abdullah Öcalan por el momento. La funcionaria añadió que el informe del CPT se enviaría a Turquía en seis meses, entonces el Estado turco seis meses para responder, a partir de lo cual el CPT decidirá si publica su informe.

Aunque el último informe del CPT tardó 15 meses en publicarse, Rytter justificó este hecho con el argumento de que “es el Estado miembro, no el CPT, el que decide si un informe del CPT (y la respuesta del Estado) se publica. Hasta ahora, la mayoría de los Estados han optado por publicar el informe del CPT junto con su respuesta. Si un Estado no coopera o se niega a mejorar la situación a la luz de las recomendaciones del CPT, el Comité puede decidir emitir una declaración pública”.

FUENTE: ANF / Edición: Kurdistán América Latina

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *