Al menos 67 kolbers asesinados en 2020

El año pasado, al menos 67 kolbers fueron asesinados en la zona fronteriza entre el norte y el este de Kurdistán. 59 de ellos fueron víctimas de ejecuciones extrajudiciales llevadas a cabo por las fuerzas de seguridad en Turquía e Irán.

Al menos 67 kolbers murieron en la zona fronteriza entre Irán y Turquía en 2020 y otros 163 resultaron heridos. Esto se desprende de un informe publicado por la iniciativa “Kolbarnews”, que contiene datos sobre todas las muertes de kolbers registradas por la policía o publicadas en los medios de comunicación. Sin embargo, es probable que el número de muertes sea mucho mayor, ya que muchos incidentes no se denuncian. En los últimos años, se han encontrado repetidamente cuerpos de kolbers desaparecidos en los meses de primavera, tras derretirse la nieve.

Según el balance de Kolbarnews, 59 kolbers murieron el año pasado como resultado de ejecuciones extrajudiciales por las fuerzas de seguridad de ambos países. 53 kolbers fueron fusilados por el iraní Pasdaran, otros seis fueron asesinados por los guardias fronterizos turcos. Dos kolbers se metieron en una tormenta de nieve y se cree que murieron congelados, otros cuatro sufrieron un accidente mortal mientras trabajaban. En dos casos se ha informado de que la causa de la muerte fue el ahogamiento.

La matanza deliberada de kolbers se ha incrementado desde finales de 2018. El Viceministro del Interior del Irán, responsable entonces de los asuntos de seguridad, Hossein Zolfaghari, proclamó una fatwa anticonstitucional y calificó a los kolbers que trabajaban en la zona fronteriza de “contrabandistas” a los que “hay que matar”.

El drama de los kolbers y kesibkar (comerciantes fronterizos) se está profundizando. La gente está arriesgando sus vidas en las circunstancias más difíciles debido a las malas condiciones económicas y al alto desempleo para obtener algún ingreso para ellos y sus familias.

Empobrecimiento deliberado en el Kurdistán

El régimen iraní empobreció al Kurdistán Oriental mediante una política económica deliberada. Rojhilat es ahora una de las regiones más pobres de Irán. Es la región donde menos se invierte. Se ha impedido el desarrollo de la agricultura y la industria, y las cifras de desempleo son mucho más altas en comparación con otras regiones de Irán.

130 kolbers heridos en bombardeos

Según Kolbarnews, 130 de los 163 kolbers heridos fueron heridos en los bombardeos de los soldados iraníes y turcos. Once más resultaron heridos por caídas, seis de ellos fueron heridos, algunos de gravedad, por la detonación de minas terrestres. Cinco kolbers fueron capturados por los guardias fronterizos iraníes y torturados, y otros dos sufrieron cada uno de ellos heridas por accidentes de frío y de carretera. Los soldados de ambos países patrullan por las zonas fronterizas como verdaderos escuadrones de la muerte sin tener que dar cuenta de sus acciones.

¿Quién y qué son kolber y kesibkar?

Kolber o “Kolbar” se compone de los términos kurdos – “kol” – la espalda y “bar” – la carga. El kolber vive de llevar cargas a través de fronteras peligrosas. Estas mercancías son principalmente cigarrillos, teléfonos celulares, mantas, artículos para el hogar, té y rara vez alcohol. Los kolbers usan estas peligrosas formas de comercio entre las diferentes regiones kurdas. Las mercancías se venden a precios muy altos en centros comerciales como Teherán. Pero los kolbers que arriesgan su vida por este trabajo sólo reciben un salario diario muy bajo.

Los kesibkar son los que viajan de pueblo en pueblo para encontrar compradores para las mercancías que fueron traídas a través de la frontera por los kolbers. Entre los kesibkar se encuentran personas de entre 13 y 70 años. Algunos sólo tienen un diploma de escuela primaria y otros tienen un título universitario.

ANF

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *