Comandante de las YPJ: “Estamos con las mujeres en Irán”

En Irán y en el Kurdistán Este (Rojhilat), las protestas y las acciones de resistencia continúan tras el asesinato de Jina Mahsa Amini. La joven kurda fue detenida por la policía de la moral porque no llevaba el hiyab, “según la norma” que rige en el país. Murió en el hospital tras ser torturada. En una entrevista con la agencia de noticias ANF, Rohilat Afrin, del comando de las Unidades de Defensa de la Mujer (YPJ), comentó sobre la actual situación.

-¿Cómo ve la situación de las mujeres en Irán y en el Kurdistán Este?

-El sistema iraní es especialmente misógino y está construido sobre el patriarcado. En Irán, la lengua, la cultura y el poder de las mujeres son negados por leyes aparentemente diseñadas para proteger a las mujeres. A las mujeres no se les concede ningún derecho. Por lo tanto, en Irán no hay derechos ni protección para las mujeres.

En el sistema iraní no se concede a las mujeres el libre albedrío. Podemos definir el sistema iraní de la siguiente manera: primero, están las leyes del ayatolá Jamenei, seguidas de su ministerio. El pueblo está en el fondo y las mujeres son consideradas esclavas. Esta realidad no es nada nuevo y continúa a lo largo de la historia. En el sistema iraní, las mujeres no tienen libre albedrío ni derechos.

-¿Por qué el régimen de los mulás sigue una política tan misógina?

-En la historia de Irán, las mujeres desempeñaron un papel muy importante y representaron una gran fuerza en las revoluciones del Kurdistán Este antes de 1979 y en los levantamientos populares contra la dictadura. Lideraron las revueltas y se levantaron contra la dictadura. Además, las mujeres se convirtieron en guardianas de la lengua, la cultura y la historia. Por esta razón, las mujeres kurdas combatientes son temidas por el régimen.

No sólo en Irán, sino allí donde las mujeres kurdas se rebelan contra el enemigo, son temidas por los gobernantes. No sólo las mujeres kurdas, sino también las baluches, azerbaiyanas y persas han adquirido conciencia. Han analizado el sistema patriarcal, el régimen iraní, y han reconocido su naturaleza. Así que se oponen conscientemente a este sistema. La historia demuestra que las mujeres siempre han liderado rebeliones y revoluciones.

Por eso, son siempre las mujeres las que están en el punto de mira del sistema iraní, porque son ellas las que pueden alcanzar la libertad y liberar a la sociedad de los dictadores. Por ello, Irán y todos los gobernantes temen el poder de las mujeres, especialmente de las kurdas. El régimen iraní comete la mayor inmoralidad bajo la apariencia de moralidad, atacando a las mujeres por todos lados. Irán sabe que las mujeres son la fuerza que defenderá una política alternativa al régimen fascista y liberará a la sociedad, por lo que las mujeres son objeto de ataques reiterados.

-¿Cómo valora las protestas y las acciones del régimen contra ellas?

-El gobierno iraní quiere esclavizar al pueblo mediante una política de hambre. El pueblo de Rojhilat respondió a esta política con un levantamiento dirigido por mujeres. Esta rebelión provocó un gran temor en el régimen iraní. Por ello, el régimen atacó al pueblo y quiso silenciarlo rápidamente. Cada vez que había una rebelión en Irán, el régimen masacraba a cientos de mujeres en nombre de la Sharia, en nombre del honor. Porque son las mujeres, especialmente las kurdas, las que pueden liberar a esta sociedad de las cadenas del régimen. Esto hace que las mujeres sean el objetivo del régimen y de todos los gobiernos.

-Las mujeres también quemaron sus pañuelos. Como fuerzas de la Revolución de Rojava, ¿cómo valoran estas protestas?

-Jina Amini es una de las mujeres asesinadas por el régimen iraní. En respuesta al asesinato de Jina, las mujeres de Rojhilat volvieron a salir a la calle y dijeron que estaban hartas de la dictadura y del régimen islámico. Podemos llamar a las acciones de las mujeres de Rojhilat una chispa de la revolución liderada por mujeres. Las protestas en defensa de Jina Amini pueden dar lugar al inicio de una revolución en Rojhilat. Porque salir a la calle, quitarse el pañuelo y quemarlo, es quemar el pensamiento del sistema dominado por los hombres. La unidad del espíritu femenino se muestra en tales acciones. Si las mujeres se protegen mutuamente en unidad, seguramente serán liberadas.

-Como YPJ, ¿quieren hacer un llamamiento a las activistas?

-En esta situación, hacemos un llamamiento a las mujeres de las cuatro partes del Kurdistán y de todo el mundo para que se organicen y se defiendan. Esto es absolutamente necesario. Nunca debemos renunciar a ello. Si compartimos nuestro dolor, también debemos dar juntos los pasos hacia la libertad. Como YPJ, apoyamos a los activistas con todas nuestras fuerzas. Creemos que habrá una revolución dirigida por las mujeres kurdas en Rojhilat. Como YPJ, apoyamos y saludamos a todas las activistas.

FUENTE: ANF / Edición: Kurdistán América Latina

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.