Delegación de la AANES se reunió con el presidente de Francia

Una delegación de la Administración Autónoma del Norte y Este de Siria (AANES) se reunió este lunes con el presidente francés Emmanuel Macron, en el Palacio del Elíseo. Durante el encuentro se discutieron soluciones a los conflictos que existen en Siria, declaró Berivan Khaled, copresidenta del Consejo Ejecutivo del autogobierno autónomo.

En la delegación también participó al copresidente del Comité Ejecutivo del Consejo Democrático Sirio (MSD), Ilham Ahmed, y Ghassan Youssef, copresidente del Consejo Civil de Deir Ezzor.

Durante la reunión se habló de la posibilidad de que Francia reconozca a la AANES, en el marco de la campaña mundial para que Naciones Unidas avale diplomáticamente el autogobierno surgido en 2012. Además, se prestó especial atención a la autonomía democrática practicada en el norte y el este de Siria.

El presidente Macron subrayó la necesidad de seguir trabajando por la “estabilización política” en la región y la “gobernanza inclusiva”. También elogió el “coraje” de los y las combatientes del noreste de Siria y los sacrificios que realizan junto a la población local para resistir al Estado Islámico (ISIS). Macron aseguró que París “continuará la lucha contra el terrorismo al lado de las Fuerzas Democráticas Sirias”.

Otro punto importante de la conversación fue el bloqueo contra las zonas autónomas del noreste de Siria. Según Khaled, se remarcó en que la crisis en la región se ha intensificado desde el cierre del paso fronterizo de Al-Yarubiyah (Til Koçer, en kurdo) en enero de 2020, por lo cual la necesidad de ayuda humanitaria se multiplicó.

Por esta razón, la delegación de la AANES pidió iniciativas para reabrir el paso en la frontera sirio-iraquí. En el norte y el este de Siria, más de 1,3 millones de personas dependen de los suministros de ayuda. Sin embargo, la ayuda transfronteriza, respaldada en una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU, sigue llegando únicamente a la provincia de Idlib, en contra de las fuertes críticas del gobierno autónomo y de las organizaciones internacionales. Según Macron, Francia quiere continuar “sus acciones humanitarias” en el noreste de Siria.

En 2021, el presidente de Francia decidió, por cuarto año consecutivo, aportar una ayuda humanitaria extraordinaria a Siria, por valor de 50 millones de euros. Más de la mitad se destinó a las zonas autónomas. Allí, la ayuda francesa se centra en la mejora sostenible de las condiciones de vida de los grupos de población a través de programas en las áreas de salud e higiene, el suministro de agua, alimentos y bienes esenciales, así como la reconstrucción rápida. La estabilización de las zonas liberadas de ISIS es uno de los objetivos de la misión.

FUENTE: ANF / Edición: Kurdistán América Latina

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.