Denuncian que el régimen de Damasco intenta generar discordia entre kurdos y árabes

Desde hace tres días, las Fuerzas de Defensa Nacional, impulsadas por el gobierno de Damasco, continúan los ataques contra la ciudad de Qamishlo, en Rojava (Kurdistán sirio).

Ante esta situación, las fuerzas de seguridad interna (Ayasih) responden a los ataques en el marco de la legítima defensa.

La copresidenta del Consejo Ejecutivo de la Administración Autónoma en el Norte y Este de Siria (AANES), Berivan Khaled, declaró que el objetivo del régimen sirio con estos ataques es generar discordia y tensión entre los habitantes de la región, especialmente los kurdos y los árabes.

Khaled indicó que esta no es la primera vez que los “mercenarios” de las Fuerzas Defensa Nacional lanzan ataques. “El gobierno de Damasco, a través de sus mercenarios, de vez en cuando, trata de golpear la estabilidad y seguridad en la región, y frustrar a la Administración Autonomía Proyecto”, denunció la copresidenta.

“No permitiremos que lo hagan, y protegeremos la seguridad en la región, y sus ataques terminarán y sus planes se verán frustrados”, remarcó la funcionaria.

Ayer, los mercenarios sirios atacaron al niño Mahmoud Mahmoud, de 10 años, lo que provocó su muerte, mientras que varios otros civiles resultaron heridos durante sus incursiones.

Con respecto a esto, Berivan manifestó que “los ataques de estos mercenarios son una amenaza para la vida de los civiles, y nuestras fuerzas buscan, por todos los medios, sacar a los civiles de las áreas de conflicto y asegurar sus vidas”.

Vale recordar que los miembros de las Fuerzas de Defensa Nacional ya cometieron muchos delitos en la región y secuestraron civiles en más de una ocasión.

Durante esta jornada, los enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad interna y las milicias respaldadas por Damasco se reanudaron a primera hora de la mañana en el distrito Tay de Qamishlo.

Además, la agencia de noticias ANF informó que  Hayis al-Ciriyan, uno de los líderes de opinión de la tribu de los Bani Saba, fue atacado tras la reunión con el grupo Difaa al-Watani, vinculado al gobierno de Damasco. La reunión se celebró para detener el ataque del grupo.

Hayis al-Ciriyan recibió tres disparos frente a su casa, cerca del hospital Watani, que está bajo el control de Difaa al-Watani. Al-Ciriyan, que fue trasladado al hospital, perdió la vida esta mañana.

Hayis al-Ciriyan, que apoyaba la idea de una nación democrática y siempre que podía llamaba a la unidad, defendió que la gente debía mantenerse alejada de los disturbios. Además, muchos de los hijos de Hayis al-Ciriyan están en las Fuerzas de Seguridad Interna y en las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS).

FUENTE: ANHA / ANF / Edición: Kurdistán América Latina

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.