Detienen a una pareja de ancianos por “apoyar al PKK”

Las autoridades turcas de la provincia de Van, en el sudeste del país, detuvieron a una pareja de ancianos kurdos, por presuntamente ayudar a los militantes del Partido de los Trabajadores de Kurdistán (PKK).

La solicitud de arresto domiciliario de la mujer, debido a su discapacidad, fue rechazada, según informó un medio de comunicación kurdo local.

Makbule Ozer, de 80 años, y su marido, Hadi Ozer, de 79, fueron arrestados en el verano de 2018 en el distrito de Edremit, en la provincia de Van, por presunta “ayuda a una organización terrorista”, como el gobierno turco califica al PKK.

La pareja fue condenada a dos años y un mes de cárcel, por eso fueron detenidos por la policía el martes pasado.

Este arresto fue descripto por muchos kurdos como una expresión práctica del racismo anti-kurdo en Turquía y la ley penal enemiga practicada voluntariamente por el Poder Judicial.

Durante el operativo del arresto, encabezada por unidades antiterroristas de la policía turca, las fuerzas irrumpieron en la casa de Makbule y Hadi Özer. La pareja de ancianos, así como tres familiares y un conocido, fueron aterrorizados, insultados, golpeados y amenazados por los agentes durante unas tres horas. Luego fueron arrestados e interrogados bajo custodia policial durante dos días.

El 26 de julio fueron trasladados a la fiscalía. Şükran Yıldız, que estaba visitando a los Özer el día de la redada, fue arrestada por presunta pertenencia al PKK, mientras que Makbule, Hadi, Medeni, Übeydullah y Emrullah Özer fueron liberados.

El trasfondo de la redada es un incidente que tuvo lugar una semana antes en el distrito de Ipekyolu. En la noche del 15 de julio de 2018, las fuerzas especiales paramilitares de la policía turca realizaron una operación en una casa en la calle Yalım Erez donde dos miembros de las YPS (Unidades de Defensa Civil) se habían atrincherado. Solo más tarde se supo que eran Metin Ünalmış (Numan Serhat) y Bilal Şimşek (Serhıldan Ararat). Ambos combatientes inicialmente se involucraron en una escaramuza con las unidades de operación. Las YPS indicaron que hubo dos muertos y seis heridos entre los policías, mientras que el gobernador turco habló solo de tres oficiales heridos, alegando que los muertos eran solo las dos personas “que habían preparado una acción ilegal”.

Dilan Kunt Ayan, la abogada de la pareja, dijo que había presentado una solicitud al tribunal de Van para cambiar la sentencia de la anciana por el arresto domiciliario, pero fue rechazada.

“Mi clienta, que es una mujer de 80 años con una discapacidad del 52%, no puede ni siquiera satisfacer sus necesidades personales por sí sola, y sus necesidades diarias las cubren sus hijos –remarcó la abogada-. La ejecución de la pena de prisión no servirá para ninguno de los propósitos que se esperan de la ejecución de las penas según la ley. Esto pondría a mi cliente en una posición (en la que sería) incapaz de satisfacer incluso sus necesidades personales diarias”, aseguró.

El tribunal rechazó la petición porque “no se cumplían las condiciones legales”.

FUENTE: ANF / Rudaw / Edición: Kurdistán América Latina

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.