El Consejo de Mujeres del HDP afirma que Ipek se defendió legítimamente

La declaración escrita del Consejo de Mujeres afirma que Ipek, que disparó a su marido en defensa propia tras una noche maniatada y violencia continúa, actuó de forma legítima para preservar su vida y la de sus dos hijos.

Melek Ipek, 31 años, de Antalya, disparó a su violento marido en defensa propia. La mujer fue arrestada y trasladada  a la prisión de tipo L  de Döşemealtı. Esta decisión desató un clamor de ira e indignación entre las mujeres de todo el país. Numerosas organizaciones por los derechos de las mujeres y las niñas, grupos e iniciativas de derechos humanos piden apoyo para una petición de liberación de Melek Ipek.

El Consejo de Mujeres del Partido Democrático de los Pueblos (HDP) emitió una declaración escrita sobre el arresto de Melek Ipek.

Melek Ipek, que había sido objeto de violencia física, sexual y psicológica por parte de su marido Ramazan Ipek, “fue detenida por protegerse a sí misma y a sus hijos”, según la declaración.

En la declaración se recordaba que “en este país, en el que cada día son asesinadas al menos cinco mujeres por hombres, cientos de mujeres como Melek son objeto de violencia masculina. En 2020, al menos 300 mujeres fueron asesinadas como resultado de la violencia masculina y 171 muertes fueron tratadas como sospechosas”.

La declaración añadía: “La política de impunidad de la judicatura masculina se dirige a las mujeres que ejercen su derecho a la autodefensa protegiendo a los asesinos. Esta jurisdicción, que no duda en aplicar la reducción por ‘buen comportamiento’ a los asesinos, se abstiene incluso de aplicar las leyes cuando se trata de mujeres. Sin embargo, sabemos muy bien que el poder judicial masculino no toma estas decisiones por sí solo, sino que sigue las políticas misóginas de la alianza AKP-MHP”.

La declaración terminó con el siguiente llamado: “Como Consejo de Mujeres del HDP, declaramos que Melek Ipek, ejerció su derecho a la autodefensa y por lo tanto debe ser liberada inmediatamente. Hacemos un llamamiento a todas las mujeres para que luchen por una verdadera justicia, no por la justicia masculina, para Melek Ipek y todas las mujeres que son objeto de violencia”.

Lo que ocurrió

Melek Ipek, 31 años, de Antalya, disparó a su violento marido en defensa propia el 8 de enero.

El incidente ocurrió en Döşemealtı. El jueves por la noche, Ramazan Ipek, de 37 años de edad, había esposado a Melek Ipek y la había maltratado y violado gravemente toda la noche después de torturarla hasta dejarla inconsciente. Cuando dijo que mataría a su esposa y a sus hijos de seis y ocho años, Melek Ipek se defendió y disparó al hombre con un arma. Llamó a los servicios médicos de emergencia, que determinaron que Ramazan Ipek estaba muerto.

Durante su interrogatorio, Melek Ipek declaró que sólo quería asustar a su violento marido con una pistola. Ramazan Melek se abalanzó sobre ella, y se produjo un disparo mortal. “Lo siento y lamento lo que pasó. Pero si este terrible suceso no hubiera ocurrido, mis hijos y yo estaríamos muertos ahora”, dijo Melek Ipek en su declaración ante el tribunal.

ANF / ANKARA

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.