“El gobierno turco es responsable de las muertes en las cárceles”

Los presos del PKK (Partido de los Trabajadores del Kurdistán) y las presas políticas del PAJK (Partido de Mujeres Libres del Kurdistán) en Turquía, difundieron una declaración una declaración sobre las recientes muertes en las cárceles del país.

El miércoles por la mañana, Halil Güneş fue encontrado muerto en su celda solitaria, en la prisión de alta seguridad de Diyarbakir (Amed). Abdülrezzak Şuyur, de 56 años, murió en la prisión de Şakran, en Izmir. Ambos estaban encarcelados desde 1993 y padecían enfermedades graves.

En nombre de los prisioneros PKK y PAJK, Deniz Kaya indicó: “Nuestros compañeros enfermos Halil Güneş y Abdulrezzak Şuyur han caído después de un largo tiempo en prisión debido a la mentalidad y acciones del gobierno fascista del AKP/MHP, que se basa en la negación, aniquilación, asimilación y genocidio”.

“Recientemente, nuestro compañero Garibe Gezer también ha sido asesinado en prisión por aplicaciones de tortura, incluida la violación sistemáticamente llevada a cabo con mentalidad fascista patriarcal”, agregaron los y las presas políticas.

Para el PKK y el PAJK, “el hecho de que el poder judicial en Turquía no sea independiente ha sido probado una vez más por el hecho de que el expediente de Garibe Gezer fue puesto bajo confidencialidad. Con este método, los perpetradores ya han sido expuestos”.

El portavoz de los y las presas, Deniz Kaya, remarcó que “para la política de aislamiento del Estado turco, 29 años de prisión no son suficientes, y el encarcelamiento termina solo con la muerte”.

“El gobierno del AKP/MHP, y específicamente el Ministerio de Justicia, son responsables de la muerte de nuestros compañeros que dedicaron su vida, en prisión, a la lucha por la libertad, la igualdad, la democracia y la verdad. Tendrán que justificarse legalmente y ante nuestro pueblo”, se expresó en el comunicado.

Las y los presos de los juicios del PKK y PAJK pidieron al pueblo de Kurdistán y a todos los círculos revolucionarios, democráticos y de libertad, que protesten contra la represión mortal en las cárceles. “Adoptar una posición contra la tortura y la muerte es una obligación social. Todos los presos enfermos deben ser puestos en libertad de inmediato”, resaltaron.

En la declaración también se responsabilizó al Tribunal Constitucional de Turquía, al Tribunal Europeo de Derechos Humanos y al Comité para la Prevención de la Tortura por la muerte de las y los presos políticos enfermos, ya que no tomaron las medidas necesarias a tiempo.

“Esperamos una acción inmediata de las instituciones internacionales contra la política mortal de aislamiento, opresión y tortura en Imrali (donde está encarcelado Abdullah Öcalan), y todas las demás cárceles”, manifestaron.

“La lucha contra la represión genocida solo puede tener éxito si nos unimos en la resistencia, la organización y la acción –explicaron-. Prometemos a nuestros compañeros caídos que habrá una vida digna en un Kurdistán libre y que se construirá una nación democrática. De esta manera, los recordaremos. Todos los presos enfermos deben ser liberados. El gobierno del AKP/MHP es responsable de los posibles desarrollos negativos en las mazmorras”.

FUENTE: ANF / Edición: Kurdistán América Latina

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.