“El PKK no tiene nada que ver con la masacre de Zakho” (Parte I)

El miembro del Comité Ejecutivo del Partido de los Trabajadores de Kurdistán (PKK), Murat Karayılan, aseguró que el Estado turco quiere intimidar a las y los civiles para dominar Kurdistán del Sur (Bashur) e Irak. El comandante guerrillero agregó que, como requisito de este concepto, golpea sin distinción a soldados y civiles.

Karayılan señaló que, dado que no hay una reacción internacional contra los crímenes que comete Turquía, las fuerzas de ese país no tuvieron ningún problema para atacar deliberadamente el área de picnic en Perex, en la zona de Zakho, en Bashur, donde fueron asesinadas nueves personas y más de 20 resultaron heridas.

En una entrevista con Dengê Welat Radio, Karayılan se refirió a la situación actual en Kurdistán.

-El Estado turco atacó la aldea de Perex el 20 de julio. Nueve ciudadanos iraquíes murieron y decenas resultaron heridos. ¿Por qué el Estado turco está atacando a los civiles?

-En primer lugar, me gustaría expresar mis condolencias a las familias de todos los que perdieron la vida en este ataque y desearles una pronta recuperación a todos los heridos. Que Dios descanse sus almas. Nuestro pueblo inocente fue martirizado por el colonialismo turco. Condeno enérgicamente esta masacre cometida por el Estado turco. Sin duda, no sólo debemos condenarla, sino también llevar a cabo una lucha contra esta mentalidad chupasangre y ocupante.

Este tema se está discutiendo intensamente en Irak, en Kurdistán del Sur y en todo Kurdistán. En primer lugar, cabe señalar que el pueblo de Perex se encuentra en Heftanîn. Está a un kilómetro y medio de la frontera oficial de Turquía. Está el área de Kiryaresh, donde se encuentra una gran base militar turca. Actualmente, el Estado turco ha ocupado 23 colinas en Heftanîn, es decir, ha construido bases militares en 23 lugares, y la mayoría de ellas están ubicadas alrededor de Perex. Detrás de esa zona, hay fuerzas coloniales turcas y hay una línea fronteriza al oeste. De hecho, es una región bajo el control de las tropas turcas. Es cierto que están las Fuerzas Fronterizas Iraquíes en la línea Kerê, en el sur de Perex. También hay algunas fuerzas Peshmerga, pero están principalmente bajo el control del Estado turco.

Ahora, es necesario expresar muy claramente lo siguiente: el PKK no tiene nada que ver con este incidente. Las fuerzas turcas dominan allí; como dijeron las autoridades iraquíes, este ataque fue llevado a cabo por el Estado turco. Esto es seguro.

El Estado turco no llevó a cabo este ataque por error; lo hizo deliberadamente. Esto también es cierto, porque las tropas turcas están justo enfrente de la aldea y allí están desplegados entre 400 y 500 vehículos militares turcos. Generalmente, hay alrededor de 1.000 turistas por allí. El Estado turco también sabe que es un lugar turístico. Si puede ver a una persona debajo de un árbol y asesinarla con su tecnología avanzada, ¿cómo es posible que golpee accidentalmente un área de picnic? No hay error aquí y el Estado turco no bombardeó el área solo porque un comandante en la región quisiera hacerlo.

Este es el enfoque oficial de Turquía en política. Las élites del poder turco quieren establecer su dominio en Kurdistán del Sur e Irak. Quieren intimidar y secuestrar personas, y de esta manera buscan la dominación ejerciendo presión psicológica. Este no es el primer ataque. Durante muchos años, han estado matando a nuestra gente civil en el sur de Kurdistán, Rojava y el norte de Kurdistán (Bakur) en base a esta política. Quieren intimidar a la gente. Y parece que no quieren que sigan haciendo un picnic; prefieren que se les deje el área a ellos.

Especialmente en las áreas ocupadas por el ejército turco en Kurdistán del Sur siguen tales políticas. Lo mismo ocurre en Metîna y Xakurke. En otras palabras, Turquía no quiere gente en esas áreas y busca establecer una dominación militar completa. En resumen, el Estado turco llevó a cabo este ataque a propósito.

Quizás Turquía no esperaba tal reacción a su ataque, porque antes cometieron muchas masacres y ningún país reaccionó. Por ejemplo, se produjeron varias alrededor de Qandil, en Sheladize y, más recientemente, en Bamerne. El año pasado, atacaron un hospital en Sikeniyê, en Shengal, y ocho civiles fueron martirizados. Si el Estado iraquí y el gobierno de Al-Kadhimi (primer ministro) hubieran reaccionado ante Turquía en ese momento, esta última masacre no habría ocurrido. En agosto de 2020, los dos principales comandantes militares del ejército iraquí, Zubayir Hali y Muhammed Rashit, fueron asesinados deliberadamente por el Estado turco, pero el primer ministro iraquí se sometió a Erdogan. No reaccionaron en absoluto. Es por eso que el gobierno turco está actuando cómodamente, pero esta vez especialmente el pueblo iraquí mostró una respuesta muy valiosa a Turquía. El pueblo iraquí dijo que “ya es suficiente”. El último ataque fue la gota que colmó el vaso en este sentido. Por lo tanto, se ha desarrollado una reacción grave. Cuando la gente mostró colectivamente tal respuesta a Turquía, tanto los funcionarios iraquíes como los de Kurdistán del Sur hicieron declaraciones, y hubo una reacción por parte de los gobiernos.

Aunque hay algunas deficiencias, ha surgido un cierto nivel de reacción. Si hubieran mostrado esta reacción antes, el Estado turco no habría podido cometer tales masacres. Si el Estado turco no se detiene, podría hacer cualquier cosa porque quiere establecer su dominio sobre el área. Tienen ese propósito y, cuando es necesario, golpean sin hacer distinción entre soldados y civiles.

El Estado turco ha negado haber cometido esta masacre. Incluso afirmó que el “PKK lo hizo”. Aunque Irak probó que fue cometida por ellos, Turquía lo negó. Esta negación hace que el mundo vea la realidad turca. ¿Qué es esta realidad? Es lo que siempre hace Turquía: promueve el terror en Kurdistán, pero nos acusa de ser “terroristas”. Mata a nuestra gente pero dice “yo no mato a civiles”. De todos modos, niega e ignora por completo al pueblo kurdo. La realidad del Estado turco es negación, masacre y mentiras. Está practicando el terrorismo de estado. Esto es lo que es el Estado turco. También ha negado este último incidente. Las autoridades iraquíes han confirmado que Turquía lo hizo, pero ni siquiera lo tienen en cuenta. Por ejemplo, las autoridades turcas ni siquiera respondieron a Irak. Incluso pidieron que “no caigas en una trampa, cooperemos”, como si estuvieran hablando con un niño. Ni siquiera tienen respeto. Por lo tanto, la masacre mostró un poco más el verdadero rostro del Estado turco.

La mayoría de las declaraciones hechas por los funcionarios estatales iraquíes sobre este tema son correctas, pero las cifras proporcionadas están incompletas. Tal vez, su información no esté completa. Es cierto que el número de puntos militares establecidos por el Estado turco en Kurdistán del Sur ronda los 100, pero el número de soldados actualmente desplegados y activos en territorio iraquí es de, al menos, 30 mil.

Además, las fuerzas especiales, los comandos, etc. del Estado turco, todas las brigadas de expertos se encuentran actualmente en Kurdistán del Sur, es decir, en Irak. Sería bueno saber los números correctamente. Otro problema es que en el período de tres meses, del 14 de abril al 14 de julio, el número de bombardeos turcos por aviones de combate en territorio iraquí es de 2.574 y el número de ataques de helicópteros es de 1.933.

No quiero hablar demasiado sobre quién es responsable de que el Estado turco actúe de manera tan imprudente. Esto ya es obvio, pero lo importante es que ahora el pueblo iraquí, el Estado y el gobierno iraquíes, han adoptado una postura contra la agresión del Estado turco. Creo que esta es una oportunidad para que el Gobierno Regional de Kurdistán y el PDK (Partido Democrático de Kurdistán) comiencen de nuevo. Si quieren, se les ha presentado una oportunidad y pueden adoptar una nueva actitud hacia el colonialismo turco. En otras palabras, pueden desarrollar una actitud nacional kurda e iraquí, y comenzar de nuevo contra el creciente colonialismo y agresión turcos en Kurdistán del Sur. Algunos grupos en la política de Kurdistán del Sur ya han adoptado esta postura. Sin embargo, aquellos que aún no han tomado una posición, incluso aquellos que cooperan con Turquía, también pueden comenzar de nuevo. Si bien esto es posible, también hay expectativas de que se den cuenta de esta oportunidad y comiencen de nuevo. Esperamos que pueda surgir un desarrollo gracias a la situación actual.

-Algunos critican al PKK y dicen que ha llevado su guerra con el Estado turco al sur de Kurdistán. ¿Es este el caso?

-También hubo algunas discusiones en el parlamento iraquí sobre este tema. Algunos alegan que el PKK ingresa al territorio de Kurdistán del Norte (Turquía) desde Kurdistán del Sur, ataca a las fuerzas turcas allí y luego regresa al sur. No hay tal cosa en cuestión. Nada como esto ha sucedido en los últimos 10 años. Hace una década, hubo un alto el fuego entre nosotros y el Estado turco. Esto duró dos años y medio. Según el acuerdo, estábamos listos para trasladar todas nuestras fuerzas al sur de Kurdistán. Ya habíamos retirado algunas de ellas, pero cuando vimos que el Estado turco no tenía buenas intenciones, detuvimos la retirada de nuestras tropas. En ese momento, el Gobierno Regional de Kurdistán también estuvo involucrado en la reubicación de nuestras fuerzas en Kurdistán del Sur; ellos lo sabían y lo confirmaron. Irak también lo rectificó de facto. Todo el mundo sabe esto. Las fuerzas guerrilleras tuvieron que retirarse al Kurdistán del Sur para continuar las negociaciones con Turquía. Entonces Erdogan, es decir, el Estado turco, detuvo el proceso de paz a pesar de que se firmó un memorando de entendimiento en el Palacio de Dolmabahçe, en Estambul. Hoy estamos conmemorando el aniversario de esta terminación del proceso de paz. El 24 de julio de 2015, Turquía lanzó un ataque directo contra el Kurdistán del Sur. Desde entonces, el Estado turco ha estado lanzando ataques unilateralmente dondequiera que tengamos fuerzas. Solo nos estamos defendiendo a nosotros mismos y a las tierras de Kurdistán del Sur, de manera legítima. Así se desarrolla la guerra actual. No hemos llevado la guerra al Kurdistán del Sur. Turquía ha traído esta guerra aquí. No es que vayamos y les disparemos y ellos respondan. Nos atacan unilateralmente y quieren ocupar las tierras que componen los territorios de su Pacto Nacional. Nosotros también estamos en contra de esto. Estamos defendiendo las tierras de Irak y Kurdistán del Sur. Quieren ocupar estas regiones. Esta es la situación actual.

Bueno, si somos la causa de los ataques, ¿por qué el ejército turco tiene una base en Bashiqa? ¿Por qué el Estado turco no retiró sus tropas de allí cuando el gobierno iraquí les pidió que lo hicieran hace tres o cuatro años? Turquía nunca se ha retirado y ahora despliega en secreto sus tropas en Kirkuk. También quiere ocuparlo a través del despliegue de civiles y elementos del MIT (servicio de inteligencia turco). Construye una fuerza y la ​​entrena allí. El Estado turco tiene planes para estas tierras. Esto hay que verlo. Quizás una parte del problema concierne al PKK, pero este no es todo el problema. Esto también es una realidad y debe ser visto.

-¿No se han expuesto algunas verdades tras la reacción del pueblo iraquí?

-Por supuesto, las reacciones del estimado pueblo iraquí han tenido tal efecto. Contra las políticas neo-otomanistas de Turquía, todos los pueblos de la región, especialmente los pueblos kurdo, árabe, asirio-siríaco, pueden y deben formar una alianza. El concepto turco es anti-kurdo, pero al mismo tiempo también apunta a los árabes, asirios y sirios. Es contra todos los pueblos de la región. Por lo tanto, también de esta manera se ha fortalecido el terreno de una alianza entre los pueblos. Ya se ha formado una alianza en el noreste de Siria basada en la perspectiva de la Nación Democrática, pero en general se debe formar una alianza de pueblos contra los ataques del Estado turco. Este requisito se revela una vez más.

Además, a pesar de los problemas internos actuales, el Estado iraquí mantiene una posición fuerte frente al Estado turco. Por ejemplo, si Irak cierra la puerta fronteriza durante dos meses y no comercia con Turquía, podría incluso provocar el colapso del gobierno del AKP-MHP. Actualmente, el Kurdistán del Sur e Irak son como un salvavidas para el Estado turco. Turquía vende sus productos en estas tierras. Si el Estado iraquí detiene el comercio con ella ahora, el Estado turco no podrá soportar esta crisis económica y se derrumbará. En otras palabras, Irak tiene una carta económica que fortalece su mano, puede tomar una postura y dar la respuesta necesaria al Estado turco de esta manera. Así, no solo las personas que fueron asesinadas en Perex, sino también 138 de nuestra gente que fueron martirizados en suelo iraquí como resultado de los ataques turcos en los últimos siete años, incluidos aquellos que fueron martirizados por el colonialismo en el Kurdistán del Sur, Irak y Rojava, pueden descansar en paz. Por lo tanto, tal actitud necesita ser desarrollada.

FUENTE: Dengê Welat Radio / ANF / Edición: Kurdistán América Latina

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.