El pueblo yezidí bloquea el avance del ejército iraquí hacia Shengal

El ejército iraquí quiere entrar en el pueblo de Gir Zerik, en el suroeste de Shengal (norte de Irak), pero la población lo está impidiendo. Una multitud, formada principalmente por mujeres, ha salido a la calle para protestar contra las fuerzas militares. Lo hacen bajo el grito “¡Bijî berxwedana Şengalê!” (Viva la resistencia de Shengal). Por estas horas, otros pueblos de la zonas se están sumando a la protesta.

El Consejo Autónomo y Democrático de Shengal anunció el domingo pasado que seguirá resistiendo contra la intervención exterior hasta lograr el reconocimiento de un estatuto de autonomía y autogobierno para la región de mayoría yezidí.

Con respecto al acuerdo negociado en octubre entre el gobierno central de Bagdad y el Gobierno Regional de Kurdistán (GRK), bajo la presión de Estados Unidos y Turquía, y sin la participación de los yezidíes, el Consejo autónomo señaló que “la comunidad yezidí ha indicado claramente que la voluntad y el interés de las personas que viven en Shengal deben ser el factor determinante en las decisiones sobre Shengal”.

“Cualquier ejercicio del poder estatal debe ser legitimado por el pueblo. Si los intereses de los yezidíes se ven socavados, habrá resistencia”, afirmaron desde el Consejo.

Ante esta situación, desde Rojava (Kurdistán sirio) y Bakur (Kurdistán turco) se solidarizaron con los yezidíes de Shengal.

Desde el Partido Democrático de los Pueblos (HDP), tercera fuerza política en Turquía, demandaron al gobierno de Irak que opte por el diálogo con los yezidíes y reconozca sus derechos históricos.

Los co-portavoces de la Comisión de Política Exterior del HDP, Feleknas Uca y Hişyar Özsoy, difundieron una declaración en la que denunciaron que “desde la noche del 20 de abril hemos seguido de cerca los informes de que el ejército iraquí está reuniendo tropas en la aldea de Gir Zerik en Shengal y sus alrededores”.

“El 26 de noviembre de 2020, enviamos en nombre de nuestros co-presidentes una carta al presidente de Irak, Barham Salih, y al primer ministro iraquí, Mustafa al-Kazimi –agregaron-. En esta carta advertíamos de la posible devastación que una intervención militar podría producir en la región de Shengal, aún traumatizada por el genocidio del ISIS de 2014, favorecido por las tropas iraquíes y los Peshmergas del PDK (Partido Democrático de Kurdistán, que dirige el GRK) que huyen de la zona”.

Desde el HDP manifestaron su apoyo “al derecho del pueblo yezidí de Shengal, víctima de 74 masacres, a garantizar su seguridad como pueblo. El derecho a la autodefensa, que no supone ninguna amenaza para la integridad territorial de Irak, es un seguro para los yezidíes, que siguen sufriendo amenazas. Esperamos que todos respeten este derecho legítimo”.

Por último, en el comunicado se remarcó que “teniendo en cuenta que el futuro de Shengal, que sigue siendo uno de los enclaves en disputa según la Constitución iraquí, lo decidirá el pueblo de Shengal, parece claro que las intervenciones militares en esta región afectarán negativamente a la estabilidad social y política de Irak. Nos gustaría hacer un llamamiento abierto a todas las partes responsables en Irak para que dediquen más esfuerzos a resolver los problemas mediante el diálogo y las negociaciones en lugar de hacer una demostración de su fuerza militar en Shengal. Invitamos a todas las partes a asumir la responsabilidad de garantizar todos los derechos democráticos del pueblo de Shengal, en primer lugar su derecho a la autodefensa”.

En tanto, desde el Partido de la Unión Democrática (PYD), principal organización política de Rojava, denunciaron la presencia de tropas del ejército iraquí en Shengal. En una declaración, indicaron que “una vez más, y con el apoyo de fuerzas locales, el gobierno de Bagdad está imponiendo una política antidemocrática que ignora la voluntad del pueblo de Shengal, que fue sometido a un genocidio por las fuerzas terroristas. Estas fuerzas terroristas intentaron destruir al pueblo de Shengal y su propia existencia en su tierra”.

“Recordamos que mientras las YBŞ (Unidades de Defensa del Pueblo) y las fuerzas Êzidxan Asayish resistieron contra los terroristas del ISIS, una de las mayores organizaciones terroristas del mundo, el ejército iraquí fue rápidamente derrotado por el ISIS y entrando en las ciudades iraquíes a las pocas horas”, recordaron.

En el PYD se manifestaron contra “todas las políticas destinadas a destruir a nuestro pueblo en Shengal. Vemos esta iniciativa como la continuación de la conspiración de algunos poderes regionales que pretenden destruir la voluntad del pueblo kurdo y cambiar su identidad y existencia. Declaramos que estaremos al lado del pueblo de Shengal y lo apoyaremos hasta el final con todos nuestros medios disponibles. Las YBŞ son la única fuerza que puede proteger a este pueblo”.

Para finalizar, en el PDY demandaron “al Estado iraquí que establezca un diálogo con el pueblo de Shengal y que respete la voluntad del pueblo, su libertad, su representación política y sus fuerzas militares”.

FUENTE: ANF / Edición: Kurdistán América Latina

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *