“El pueblo yezidí destruyó las cadenas de la esclavitud”

Sozdar Avesta, integrante Consejo Presidencial de la Unión de Comunidades del Kurdistán (KCK), demandó el fin de semana pasado a las autoridades iraquíes que investiguen a fondo los ataques aéreos contra la zona yezidí de Shengal (Sinjar), en el sur del Kurdistán (norte de Irak). Los bombardeos de la aviación turca sólo fueron posibles con informadores sobre el terreno y contenían un mensaje tanto para Irak como para la comunidad yezidí, aseguró Avesta.

El martes de la semana pasada, un ataque de la fuerza aérea turca contra un hospital en Shengal mató a ocho personas e hirió a otras cuatro. Entre las víctimas, se encuentran cuatro combatientes de las Unidades de Resistencia de Shengal (YBŞ) y cuatro empleados civiles del hospital. Cuando los habitantes de los alrededores intentaron ayudar a los que quedaron sepultados bajo los escombros, también fueron atacados desde el aire.

En el hospital de Sikêniyê, completamente destruido por varios bombardeos, se atendió, entre otros, a los heridos en el ataque selectivo con drones del lunes anterior contra el vehículo del comandante de las YBŞ, Seîd Hesen (Saeed Hassan).

En ese momento, Hesen se dirigía a una reunión con el primer ministro iraquí, Mustafa Al Kadhimi, pero su automóvil fue bombardeado en la ciudad vieja de Shengal. En el atentado también murió su sobrino, Îsa Xwedêda, y otros tres milicianos resultaron heridos.

Al referirse a estos hechos, Avesta manifestó que “para expulsar al pueblo de Shengal e impedir el regreso de los yezidíes que han huido, este tipo de ataques se producen desde hace años. Heval Sêid no se ha dejado intimidar por ello y ha trabajado continuamente por su pueblo. Por eso, ha sido el objetivo del Estado turco”.

“Cuando el ISIS invadió Shengal en 2014, resistió hombro con hombro con los doce combatientes de las HPG (Fuerzas de Defensa del Pueblo) –recordó la integrante de la KCK-. Luchó contra los mercenarios, asumió funciones de liderazgo, realizó una labor educativa para concienciar a su pueblo y cofundó el Consejo Democrático de Shengal, en 2015. Hasta su muerte, fue el portavoz, defensor, político y diplomático de su pueblo. El hecho de que los yezidíes luchen hoy por la democracia, la libertad y la convivencia igualitaria en Shengal es gracias a Heval Sêid y a los demás mártires”.

Avesta remarcó que el ataque turco contra el comandante de las YBŞ estuvo planeado, porque ese día “el primer ministro iraquí iba a visitar Shengal por primera vez”. “El atentado fue llevado a cabo por el Estado fascista turco, pero los traidores de la región desempeñaron un gran papel en él –remarcó-. Las autoridades iraquíes deben aclarar quiénes estuvieron involucrados. Fue un ataque a la soberanía iraquí al mismo tiempo”.

Avesta analizó que los atentados como los que genera Turquía “envían el mensaje: o se acepta el acuerdo o se producirán masacres. Así es como se va a aplicar el acuerdo. ¿Y en qué consiste este acuerdo? Se va a despoblar Shengal, se va a privar al pueblo de su propia voluntad, se le va a expulsar de Shengal. Por lo tanto, el pueblo yezidí nunca aceptará este acuerdo y se resistirá al máximo”.

Para la también comandanta del Partido de los Trabajadores de Kurdistán (PKK), “debe quedar claro para el Estado iraquí que estos últimos ataques también se han dirigido contra la demanda de coexistencia pacífica entre los pueblos de Irak. El hospital bombardeado atendía a personas yezidíes y árabes, y dos de los muertos eran combatientes árabes de las YBŞ”.

Avesta aseveró que la responsabilidad de los ataques lanzados por Turquía es de “Irak, a Estados Unidos, a la ONU y a todas las fuerzas de la región que quieren acabar con los yezidíes, que ya no tienen nada que perder. En los últimos siete años, el pueblo yezidí se ha organizado y finalmente ha destruido las cadenas de la esclavitud. Ya no es como antes, está organizado y es fuerte, tiene sus propias fuerzas de defensa y hay mujeres que luchan en posiciones de liderazgo”.

FUENTE: ANF / Edición: Kurdistán América Latina

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *