Ética y estética en la ideología kurda de liberación femenina

Çiğdem Doğu, integrante coordinadora de la Comunidad de Mujeres de Kurdistán (KJK, por sus siglas originales), habla sobre la ética y la estética en la ideología de liberación de la mujer kurda durante una entrevista realizada por Arjîn Baysal para Jin TV

-¿Cómo pueden definirse la ética y la estética, empezando por los terminos?

-Rêber Apo (Abdullah Öcalan) formuló la ideología de la liberación de la mujer como cinco principios en torno a los cuales surgieron un partido de mujeres, un sistema confederal de mujeres y una revolución de mujeres. Por esta razón, la ideología de la liberación de la mujer tiene una importancia estratégica para nuestro movimiento.

Uno de sus principios fundamentales se refiere a la ética y la estética. Por supuesto, no somos las primeras en abordar esta cuestión. Estos conceptos tienen un punto de partida en la historia de la humanidad. Tienen una profunda realidad histórica en la historia de la filosofía y la ciencia o en la vida social, si los consideramos como moral. Actuamos con el objetivo de realizar una revolución de las mujeres. Nuestro objetivo es llevar a cabo una revolución social realizando una revolución de las mujeres. Nuestra estrategia se basa en esto. Por eso, la ética como ciencia de la moral y la estética como ciencia de la belleza son temas que nos interesan mucho.

Somos un movimiento guerrillero que lucha en las montañas. Estamos en estado de guerra y tenemos armas en nuestras manos. Pero como movimiento nunca nos hemos limitado a la lucha armada. Es igual de importante, quizá incluso más, crear una comprensión ideológica y la estructura cultural-moral de una revolución por la libertad y provocar un cambio de mentalidad. Para nosotras, éste es un problema y una tarea que tenemos que resolver. Por eso, la cuestión de la ética es un tema que, como movimiento, tratamos constantemente. Un individuo puede ser revolucionario, pero ¿hasta qué punto su identidad y personalidad revolucionarias se corresponden con la ética de la libertad? Es una cuestión que siempre nos ha preocupado desde nuestra fundación en el marco de los criterios establecidos por Rêber Apo. Lo mismo ocurre con la estética. Nunca hemos considerado la moral independientemente de la belleza ni la belleza independientemente de la moral. Esto también se corresponde con la tradición del Partido de los Trabajadores de Kurdistán (PKK). Somos un movimiento de mujeres que se ha desarrollado dentro del PKK. Así que cuando hablamos de la lucha de las mujeres y de la revolución de las mujeres, también lo vemos desde esta perspectiva. Las mujeres luchan por su liberación, sueñan con la libertad y luchan por ella. Pero no se trata sólo de una cruda guerra contra la supremacía masculina. Tampoco es sólo una lucha armada contra el enemigo. Por eso hemos trabajado intensamente en la cuestión de qué constituye la ética de la mujer, cómo se relaciona con la sociedad y por qué la estética y la belleza son un principio fundamental.

-¿Cómo debe convivir una comunidad?

-Una definición etimológica: ética es un término griego que hace referencia a la ciencia de la moral. La moral es un concepto que ha evolucionado desde que las sociedades empezaron a verse a sí mismas como sociedades. En términos generales, podemos definir la moral como las normas, los entendimientos y las tradiciones que rigen la organización, el comportamiento y el desarrollo de la vida social. También podríamos decir que no es una norma en sentido estricto, sino una medida de vida. En la vida social, es necesario organizar las relaciones entre las personas. La comunidad humana funciona en varios niveles, como las actividades económicas, la educación, la sanidad, los asuntos sociales, la cultura y el arte. En definitiva, el ser humano es un ser que interactúa con otras personas. ¿Cómo debe convivir esta comunidad humana? ¿Cómo llevarán a cabo juntos y juntas las actividades económicas, cómo desarrollarán su arte, cómo recibirán educación, cuál será la relación dentro de la familia, entre mujeres y hombres, niños y adultos, de clan a clan, de tribu a tribu, de nación a nación? ¿Será esta interacción caótica o la gente convivirá de acuerdo con ciertas normas? Todo esto viene determinado fundamentalmente por las respectivas morales.

Si nos fijamos en la aparición de los primeros humanos, ¿cómo consiguió la sociedad convivir? Lo hizo gracias a la moral. ¿Cómo surgió un nivel en el que las personas se movían juntas en forma de clanes, empezaron a hablar y a entenderse con el paso del tiempo, compartieron el trabajo y desarrollaron el amor y la tolerancia? Por esta razón, en nuestra literatura nunca tratamos la moral separadamente de la comunidad. La moral es social, y las mujeres han desempeñado un papel protagonista en ella. Cuando hablamos de moralidad, en cierto modo también hablamos de las mujeres. Las mujeres tienen un papel destacado en la formación de la comunidad. ¿Qué está bien y qué está mal en la vida? ¿Qué es bueno y qué es malo? ¿Qué es feo y qué es bello? Existe una moral social que se ha desarrollado en torno a la mujer. Esto, a su vez, ha creado una comunidad. La moralidad es indispensable para la vida de la sociedad y del individuo. El individualismo actual y el desapego del individuo de su sociedad es la mayor inmoralidad.

-Si explicamos esto con un poco más de detalle… todavía hoy existen comunidades naturales. ¿Cuáles eran los valores y las normas que menciona en las sociedades no destruidas, y cómo surgieron?

-El ser humano es un ser débil frente a la naturaleza. Esto no tiene que ver sólo con el miedo. Hay teorías como: hubo truenos, relámpagos, inundaciones y demás. Aunque no sería posible descartarlas por completo, una definición que sólo se refiera a esto quizá sea demasiado física. Hay aspectos metafísicos en la aparición de la realidad moral de la sociedad. Los seres humanos estamos indefensos en muchos sentidos ante la naturaleza y no podemos sobrevivir solos. Esto nos obliga a vivir juntos y a trabajar juntos. Por supuesto, esto no sólo se aplica a los humanos, pero ha alcanzado su máximo nivel en los humanos. Por supuesto, también hay formas de vida en el reino vegetal, el reino animal y el universo que funcionan en comunidades. También existe esta tendencia en la naturaleza. Los humanos no pueden expresar las cosas de la naturaleza y del universo en un lenguaje muy científico, y eso siempre será una realidad sobre la que la humanidad se hará preguntas. En este momento no se puede preguntar por qué es así, pero existe esta tendencia a la socialización en el universo.

La convivencia es una necesidad. Sin vivir juntos, no es posible vivir como individuos. Lo mismo ocurre hoy en día. Ni espiritual ni físicamente los seres humanos pueden permitirse vivir solos. La ciencia y la tecnología están muy avanzadas, imaginemos que una sola persona puede hacerlo todo. Pero espiritualmente, metafísicamente hablando, ¿puede esta persona vivir sola? No puede. Partiendo de esta base, es necesario definir la convivencia con medidas y reglas. ¿Cuál es el resultado? El amor entre las personas es un aspecto muy importante de la moral. ¿Pueden las personas vivir juntas si no hay amor en un ambiente? Siempre querrían escapar de ese entorno. La moralidad es un ser vivo. El amor, la tolerancia, la comprensión mutua, la escucha, el respeto y los valores sagrados son requisitos previos esenciales de la moralidad. El respeto proviene de la santidad. Sentir respeto por algo es un poco como adorar. Cuando vemos a una persona que se fija normas para sí misma y es amorosa, respetuosa, tolerante y cuidadosa en su trabajo, entonces decimos qué persona tan moral. O cuando vemos una sociedad así, decimos que es una sociedad ética. Esto también se puede utilizar para evaluar la moralidad.

Moralidad y honor

-Es un término con valores tanto abstractos como concretos. ¿Cómo lo utiliza el sistema? Como mujeres, el honor se nos impone como norma moral restrictiva; el concepto de honor se refiere a la esclavización de las mujeres. Pero lo que dices sobre los valores tiene mucho peso emocional.

-Sí, ese es un punto muy importante. Por ejemplo, cuando describe a alguien como inmoral, ¿qué es lo primero que le viene a la mente? Es deshonra. Alguien ha desarrollado una relación con un hombre, o si es hombre, has desarrollado otra relación con una mujer. Sin embargo, la moralidad es algo muy integral; es un concepto muy importante que afecta cada momento de la vida.

Por supuesto, también existen normas y principios morales en relación con las relaciones entre hombres y mujeres. Eso también es parte de esto. Pero no se limita a eso. Por ejemplo, se trata de hacer un trabajo bueno y bonito. Tomemos un ejemplo de la sociedad natural: la sociedad necesita alimentos. Ser bueno cazando, recolectando hierbas y cocinando bien son cosas morales. Se está trabajando para garantizar la existencia continua de la comunidad. Hacerlos de la mejor manera es moral. Zaratustra también lo expresó muy bien: piensa bien, habla bien, actúa bien.

Estas son también algunas de las características de la sociedad natural. El heroísmo, por ejemplo, es muy común en las mitologías. El heroísmo es una causa moral tanto en nuestra lucha como en las luchas a nivel mundial. ¿Alguna vez ha oído hablar de una persona que hace algo solo por sí misma y que la llamen heroína o héroe? No. Quizás pueda ser apreciada. Pero no se le llama héroe. Es diferente cuando esa persona hace algo por la sociedad y es desinteresada y está dispuesta a hacer sacrificios. El heroísmo, la valentía y la autodefensa son partes muy importantes de la estructura moral.

-También podemos decir que son cosas que son sociales…

-Sí, algo positivo que es social y sirve a la sociedad. No existe la mala moral; ese término es absurdo. La moral es positiva. La moralidad es buena, hermosa, correcta, gratuita. No podemos definir la moralidad en términos de esclavitud, por ejemplo. Los sistemas de poder dominantes lo intentan, pero la raíz etimológica de moralidad es positiva. Cambiar la forma de moralidad significa corromper y destruir gradualmente la sociedad. Cada persona experimenta la infancia, la juventud, el crecimiento, la madurez y la vejez en un determinado entorno social y conoce la moral dentro de su propia comunidad. En nuestra infancia nos dicen que esto es bueno y esto es malo. O en la religión se nos dice lo que está prohibido o es bueno. La filosofía y la ciencia también nos dicen que esto está bien y aquello está mal. En busca de la libertad decimos “esto es esclavitud”, y esto es una expresión de libertad. Se trata de los valores morales de una comunidad.

-En sus valoraciones, Rêber Apo siempre habla de ética y estética en el contexto de la libertad. ¿Hasta qué punto existe tal conexión?

-La moralidad es algo natural, puro, claro, agudo. Si haces algo que va en contra de los valores morales de una sociedad, obtendrás el peor castigo. Estás aislado, estás condenado al ostracismo. Ser marginado por motivos morales es un asunto muy grave. Por eso la moralidad también es aguda. Si la estructura moral de la vida social está intacta, si no está restringida, entonces allí existen realmente la libertad y la democracia. Dentro de esta comunidad, es importante que los individuos se expresen y participen en los procesos de toma de decisiones. Porque así se forma la célula madre, aunque la sociedad ya sea corrupta. Esto es democracia. En una vida democrática, el individuo y la sociedad son libres. Sin duda hay temas que requieren mayor discusión. El individuo y la sociedad están inextricablemente vinculados, pero también tienen contradicciones. Y cuando la estructura moral está viva, puede analizarla y resolverla correctamente.

Rêber Apo habla de la moralidad como un acto de libertad. Si hay moralidad en un lugar, entonces hay libertad, belleza, valores democráticos, tolerancia y paz. La gente se respeta, se escucha y trata de comprenderse. Debe haber contradicciones en todos los casos, porque hay diferencias. Por no hablar de las comunidades, cada individuo es único y especial. No puedes hacerles lo mismo. No puedes obligarlos a ser 100% armoniosos. Por eso la moralidad es tan ideal. Establece el principio general y la norma para la vida de una sociedad, y los individuos intentan resolver sus contradicciones existentes de acuerdo con esta moralidad. Quieres hacer el bien a esta sociedad, a la gente que tienes al lado. Cuando cultivas el campo o como artesana, como artista, quieres hacer lo mejor que puedas. Todo esto es una expresión de valores éticos.

Esto muestra la conexión entre los cinco principios de la ideología de liberación de la mujer. Para ser ético debes amar a tu país. Hay que luchar por ello y hay que estar organizado.

La conexión con la tierra también debe verse como una conexión con la naturaleza. Amar la propia tierra, amar la naturaleza, tener una relación de igualdad con la naturaleza también es moral. Un rasgo fundamental de la moralidad en las sociedades naturales es la relación con la naturaleza. Talar un árbol sin motivo alguno es inmoral. Miremos las comunidades rurales, no talan un árbol sin una razón. Cazan o matan animales, y lo hacen para satisfacer sus necesidades vitales. Pero se disculpan con el animal. Esa es la moralidad. Moralidad significa respetar a los animales y a la naturaleza. Es un trato respetuoso del universo. Las relaciones de igualdad, las relaciones de respeto, la complementariedad mutua con todo aquello con lo que el ser humano y la sociedad entran en contacto son cosas que contienen moralidad. La relación entre el ser humano y la historia, la relación del ser humano consigo mismo, su relación con su cuerpo, con sus pensamientos, con su lenguaje, su relación con los pensamientos de los demás, su relación con la filosofía y la ciencia, etc. Éstas son cosas y fenómenos metafísicos que involucran moralidad. Xwebûn significa ser uno mismo. Ser uno mismo, en su definición más simple, significa desarrollar una relación moral consigo mismo. Significa que me pertenezco a mí mismo y a esta sociedad. La ética puede verse en un marco muy amplio, tanto a nivel metafísico como en relación con los fenómenos físico-materiales.

-lo que más me interesa es la cuestión de cómo la ética y la estética se unen, cómo están conectadas. Rêber Apo sitúa los dos ámbitos uno al lado del otro. Pero hablemos primero de la estética, como concepto vago dentro del sistema actual. ¿Qué significa la estética?

-La estética es algo difícil de interpretar conceptualmente. La palabra es de origen griego, el significado etimológico se remonta a aísthēsis. Significa percepción, sensación. Puede describirse como una especie de doctrina de las sensaciones. ¿Qué tiene esto que ver con la belleza? Hay algunos misterios. Evaluamos los fenómenos tanto universal como socialmente. ¿Qué tiene que ver la estética, el estudio de la belleza, con la ética, hasta qué punto está relacionada con fenómenos universales, por qué afecta tanto a la sociedad y al individuo?

-¿Y cómo van de la mano la moralidad y la belleza?

-Son como hermanas gemelas. Algunas cosas también son intuitivas. Si observamos a las personas, las sociedades y la historia, hay una búsqueda de la belleza en todo, para bien o para mal. Los sistemas de poder lo han distorsionado, pero hablaremos de ello más adelante. Existe esa búsqueda en la dinámica interior de los seres vivos, y no se limita a los humanos. También en el mundo animal existe una relación de agrado y desagrado mutuo. Un animal intenta agradar al otro. O hay pájaros en los que el macho construye hermosos nidos para impresionar a la hembra. La hembra tiene que aprobarlo como lugar de anidamiento bello y estable. Si la hembra no está satisfecha, rechaza el nido. Así que aquí hay una búsqueda de la belleza. ¿Por qué son tan bellas las montañas de Kurdistán? Hay un planteamiento para definir la belleza. Todo el mundo quiere vivir en un entorno bello. O todo el mundo quiere ser bello tanto física como espiritualmente. Sin embargo, muchas cosas parecen carecer de sentido hoy en día. Los estándares se han complicado. Pero existe esa tendencia. No todo puede calificarse de bello.

-¿Podemos decir que la belleza es algo relativo?

-Las ideologías la han relativizado. O, al debilitarse la estructura moral, los cánones de belleza se han vuelto más complejos y más corruptos. Existen esos concursos de belleza en los que eligen a la mujer más bella del mundo y le ponen una corona en la cabeza. La forma en que se presenta a sí misma, la forma en que se comercializa, la forma en que es definida sólo por su cuerpo, yo no lo veo bello. Se la considera la mujer más bella del mundo, pero cuando la miro según mis criterios, según criterios éticos y estéticos, no me parece bella. Algunas comunidades de África, por ejemplo, tienen características muy diferentes. Lo mismo ocurre en Kurdistán, en las comunidades indígenas, en China, en Japón. Pero hay características culturales que son bellas y forman parte de la sociedad. Por ejemplo, los miembros de un pueblo indígena en África, con su ropa, sus tatuajes, sus colores, su particular peinado; todo ello forma parte de su identidad cultural y es muy bello. Pero si se convierten estas características en una moda industrial, se vuelven feas.

-¿Podemos decir que la belleza también tiene un propósito? ¿Y que pierde su esencia cuando se instrumentaliza?

-Cuando se instrumentaliza y comercializa se convierte en algo feo. Pero hay valores muy bellos que crea esta belleza en su propio tejido cultural y social. En otras palabras, también alimenta la moralidad. La belleza combinada con la ética alimenta la moralidad. ¿Por qué es tan importante el arte, un cuadro, una escultura, una estructura arquitectónica, la literatura, el cine? Porque el arte trata de la belleza, intenta expresar la belleza. Al mismo tiempo, también trata de revelar la moralidad. La expresión artística de la belleza expande a las personas, amplía sus horizontes, expande su mundo moral y añade significado. Esta belleza añade nuevos significados al mundo del sentido. Fortalece y profundiza nuestra moralidad y nos hace humanos. La belleza no es sólo algo físico. La belleza crea significado. La belleza ejerce una atracción. La gente quiere mirar todo lo bello. Quieren estar más cerca de la belleza. Si esta belleza va acompañada de ética, da dignidad a las personas.

-Volviendo al presente, pregunto tanto en relación con el sistema capitalista como con el mundo dominado por los hombres: ¿cómo tratan estos sistemas la estética ética y cómo la imponen a las mujeres y a la sociedad?

-El sistema capitalista representa la culminación tanto del sistema dominado por el hombre como de la última generación de sistemas civilizatorios. Con el auge del cientificismo, se agudizó la realidad del poder y la explotación, tanto en relación con las mujeres como en relación con la sociedad. El enfoque del sistema capitalista sobre la sociedad, la vida, la moral y las mujeres, junto con la mentalidad dominada por los hombres, es muy amplio. El capitalismo sabe muy bien que la sociedad significa moralidad, la moralidad significa mujeres, las mujeres significan vida. Decimos “Jin, Jiyan, Azadî” todo el tiempo. Esto se ha universalizado en el mundo. El capitalismo y el patriarcado están muy familiarizados con el hecho de que las mujeres significan vida y libertad. Se han dado cuenta de que son moralidad y belleza. Entonces, ¿cómo pueden continuar su dominio sobre esta realidad, cómo pueden suprimir esta voluntad, dominarla? Es precisamente en este ámbito donde hay una actividad intensa y seria.

Existe una realidad que definimos como guerra especial. Están las guerras clásicas entre Estados y las que expresan la realidad de la guerra después de la Segunda Guerra Mundial: las guerras limitadas o localizadas, así como la guerra psicológica. Sin embargo, lo “especial” de la categoría anterior se ha generalizado completamente en cuanto a su contenido. Se está librando una guerra especial sin cuartel tanto contra los que se resisten como contra todo el tejido social y cultural de la sociedad y su moral. Rêber Apo describió esta situación como una masacre de la sociedad. Habló de la destrucción de las mujeres, de la destrucción de la vida y de la destrucción de la moral. Como he dicho, ¿cómo se puede destruir la sociedad? Rompiendo la moralidad. ¿Dónde se puede romper la moralidad? Donde la voluntad de las mujeres se debilita y se rompe. Ya es un tamborileo. La respuesta a la pregunta de por qué el capitalismo se convirtió en un sistema en Europa es seria y tiene un significado suprarregional. Porque cuando observamos el proceso de desarrollo de este sistema, nos enfrentamos al hecho de que millones de mujeres fueron quemadas y torturadas hasta la muerte.

Como bien dijo Rêber Apo: “El sistema capitalista se construyó sobre las cenizas de las brujas quemadas”. ¿Qué ocurrió entonces? La moral de la sociedad se debilitó con la matanza de esas mujeres. En la medida en que se debilitó la moral, la sociedad perdió su fuerza y se minó la dinámica de resistencia. Sin duda, la resistencia continuó, pero su territorio se redujo. El capitalismo y los sistemas dominados por el hombre están muy familiarizados con esta fórmula. Si quieres romper la moralidad, si quieres romper la fuerza vital básica y la libertad de la sociedad, primero matarás a las mujeres, las violarás, intentarás robarles su espíritu, destruir sus emociones, limitar su espacio y destruir su voluntad. Cuanto más se hace esto, más se debilita la moralidad.

-¿Qué quieren conseguir humillando y destruyendo a las mujeres?

-El sistema capitalista es un sistema completamente monetarizado. Un sistema en el que se idolatra el dinero. Cuanto más dinero tienes, más poderoso eres. Cuanta más riqueza material, más poder. En realidad, no deberíamos decir poder, el poder es un fenómeno ligeramente diferente. Dominación es la palabra correcta. Eres el poder dominante, el poder hegemónico. Y eso no tiene límites. Para poder hacerlo, la sociedad tiene que volverse débil de voluntad, tonta e inculta. Vivimos en las montañas, por ejemplo. La guerrilla puede organizar todos los aspectos de su vida sin necesidad de una tienda de comestibles, de otras tiendas o de electricistas. Puede gestionar su vida en cualquier situación. Las sociedades naturales también son así. Se ocupan de su propia economía sin depender de nadie. Es un aspecto de la moralidad. En una ciudad, la gente no puede satisfacer sus necesidades por sí sola. Si se va la luz, tiene que llamar a un electricista, si no hay agua, tiene que llamar al servicio de reparación. Si se quedan sin pan, por lo general no pueden hornearlo ellos mismos.

-La gente se vuelve dependiente, se olvida de crear.

-El sistema capitalista les quita la capacidad de crear. La tecnología está tan avanzada que todo se puede hacer pulsando un botón. Eso parece muy cómodo. Pero esta comodidad despoja a las personas de sus capacidades y las deja indefensas. Una sociedad moral produce sus propias soluciones en cualquier circunstancia. Es como un organismo viable. Pero el sistema le quita todo, le roba su fuerza de trabajo y se la vuelve a vender, la convierte en una esclava voluntaria. Eso es la política. Hace que la gente sea incapaz de pensar, de trabajar o incluso de sentir. Pero hay otras dimensiones desastrosas. Veamos ahora la realidad de Turquía y del mundo desde la perspectiva de la mujer. Durante cinco mil años ha habido agresiones, tradiciones y masacres machistas y sexistas. Estamos en un punto en el que las mujeres son asesinadas en las calles todos los días. Todos los días mueren mujeres en sus ciudades y barrios. Cada día las mujeres son violadas. Cada día las mujeres son objeto de violencia y humillación. ¿Qué clase de sociedad es ésta? ¿Cómo puede desarrollarse un niño que crece en un entorno así? ¿Qué clase de juventud es ésta? ¿Hasta qué punto limita la moralidad a toda mujer debilitada? Esta mujer no puede expresar su propia voluntad. No puede expresarse en sociedad, no puede salir a la calle, no puede trabajar. Ser violada es un acto muy humillante y cruel. ¿Hasta qué punto puede desarrollarse una voluntad moral cuando una persona ha sido sometida a una agresión como ésta? La moral se degrada paso a paso. En la televisión vemos a un hombre agrediendo a una mujer, golpeándola, y los demás se limitan a mirar. Eso es una norma moral. ¿Qué es la moral? Cuando la gente ayuda a sus semejantes. Eso también es un aspecto del honor. Alguien intenta matar a alguien delante de ti. Intervienes, intentas evitar la ofensa, resuelves los conflictos. Todo lo demás es indiferencia.

-Existe una percepción distorsionada de la supuesta propiedad y la vida privada, que se enfatiza en exceso. La interferencia se considera tabú.

-Estamos hablando del fenómeno por el cual la mujer es “propiedad” de alguien. Las emociones y la sensibilidad también se matan de esta manera. Se producen acontecimientos vitales, pero la gente no alza la voz. Cuando Twitter fue bloqueado durante un tiempo en Turquía, hubo reacciones flagrantes de todas partes. Bueno, es un canal de comunicación y ciertamente se puede criticar y protestar contra el bloqueo. Pero hay problemas mucho más acuciantes que el bloqueo de Twitter. Está el problema de la guerra. Incluso si asumimos que la gente no es consciente de la guerra por la razón que sea, ¿qué pasa con el problema de la pobreza, de la opresión en la vida? No puedes expresarte libremente, no puedes criticar, eres ignorado como ser humano. La insensibilización de la sociedad, su embotamiento, está estrechamente ligado al debilitamiento del tejido moral. Se produce tanto una insensibilización progresiva como un mayor estrechamiento intelectual.

-En 2022, Jîna Aminî fue asesinada en Irán. Sus asesinos se autodenominan la “policía de la moralidad”.

-Es un ejemplo impresionante. La mujer expresa la moralidad de la sociedad en Rojhilat (Kurdistán Oriental). Evidentemente, tiene una actitud contra el régimen iraní, el hecho de que no lleve pañuelo en la cabeza es una expresión de ello. La resistencia es uno de los aspectos fundamentales de la moralidad. Pero trágicamente, el sistema también crea una “policía de la moralidad”. Sin embargo, la moralidad no puede ser algo que se cree mediante la policía, los instrumentos de seguridad y la represión forzosa. Se ha formado de forma natural. En el Neolítico, nadie tenía una porra de policía en la mano y obligaba a la gente a alinearse por la fuerza. Es una realidad que la gente ha desarrollado con su amor, respeto, creatividad, producción, ética y estética. Una policía moral es algo muy trágico y contradice la esencia de la moral. La realización de estos atentados, la gran reacción de la sociedad ante el asesinato de Jîna Aminî, ya sea en Rojhilat o en otras regiones, ha demostrado lo contradictoria que es una policía de la moral. La sociedad dijo que no es el sistema el que representa la moralidad, sino nosotros y nosotras. Nosotros y nosotras la representamos, defendiéndonos como sociedad.

-¿Cómo trata la estética el sistema capitalista dominado por los hombres?

-Cuando el capitalismo se convirtió en un sistema hubo algunos factores fundamentales. Las masacres de mujeres, sobre todo en Europa Occidental, y la quema de brujas, fueron un aspecto muy fundamental. Otro factor importante es la concepción del cientificismo, la concepción positivista. En lugar de una visión holística de las sociedades naturales, el cientificismo tiene un enfoque que fragmenta la verdad. La realidad se fragmenta para poder analizarla y demostrarla mejor. Esta forma de pensar se ha convertido en un método esencial en la política del sistema capitalista contra la sociedad y contra las mujeres. Si queremos superar el sistema, primero debemos superar el método del cientificismo. Mientras no podamos superarlo, no podremos ir más allá de los límites que ha trazado.

¿Por qué es importante o qué tiene que ver con nuestro tema? El sistema de dominación masculino se basa en la división, todo está fragmentado. Suponemos que las mujeres, la sociedad y la moral, forman una trinidad fundamental. En el proceso de desarrollo del patriarcado, las mujeres fueron inicialmente encerradas en casa y aisladas de la sociedad. El capitalismo ha hecho aún más científico este método divisivo de ejercer el poder. Actualmente se practica de forma muy profesional. La sociedad y el individuo están destrozados. Se intenta separar completamente la sociedad y la moral. La separación aún no es completa y estamos luchando contra ella. Hay una realidad de la vida que se está haciendo pedazos. Si observamos la ética y la estética en el planteamiento del sistema capitalista, nos damos cuenta de que también están hechas pedazos. Ya hemos hablado de ello en el programa anterior.

La ética y la estética son una unidad indestructible. Su totalidad crea una belleza inconmensurable y valores significativos, es edificante. Lo contrario revela maldad y fealdad. Actualmente estamos experimentando un proceso de este tipo. El punto que se ataca y se intenta debilitar es, sobre todo, la estructura moral de la sociedad. Aquí es donde la guerra especial se manifiesta con mayor claridad. El individuo ya no saca fuerzas de la sociedad. En esto consiste el individualismo y el liberalismo. El individuo vive en una vida de competencia, codicia de dinero, comodidad, conveniencia, belleza, coches. Hay una realidad individual humana que está atrapada en simples ideales de vida. Por otro lado, se ve una sociedad que no vive con su propia cultura, su propia lengua, su propia dinámica, su propia economía y autodefensa, su propia política sanitaria, sus propias instituciones educativas. El individuo no puede sacar fuerzas de ella, no existe. Existe un Estado-nación, un gobierno y una dominación masculina. La sociedad se ha debilitado y constreñido. El concepto de moralidad se ha comprimido y limitado a las mujeres. Se reduce a la relación entre mujeres y hombres, y se describe como honor. Hay robos, masacres, violaciones, acoso, incluso los niños y niñas son explotados sexualmente y como mano de obra.

La identidad nacional y cultural de la población es también un elemento esencial de la estructura moral de una sociedad. La capacidad de hablar la propia lengua expresa un aspecto muy importante de la estructura moral. ¿Qué hace el capitalismo? Intenta aplastarlos como una apisonadora. Las diferencias se erradican. Pero la moral es también una expresión de la diversidad cultural. El capitalismo no permite que existan diferencias, lo ha homogeneizado todo. La robotización y la mecanización en el capitalismo, el paso a la producción fabril en la industrialización, la conversión de todo lo material e ideal en dinero, todo ello fomenta la inmoralidad. De este modo, se aísla a las mujeres y, al mismo tiempo, se afirma que ahora son libres. Ningún ser humano puede ser libre solo. Esto no sólo es cierto para las mujeres, sino que se las fuerza aún más a esta soledad, y esto les quita fuerza de voluntad.

-Es una libertad que se exhibe en un escaparate.

-El capitalismo occidental presenta la identidad femenina creada en su estructura social como el tipo de mujer ideal y moderna. Sin embargo, sabemos que aquí no hay libertad. Como muestran las estadísticas, la violencia, las violaciones, los suicidios y los asesinatos de mujeres son muy comunes en Oriente Medio, pero esto también es cierto para las sociedades occidentales de América y Europa. Las mujeres a las que se califica de libres experimentan una terrible fragmentación en este sistema. Sus sentimientos, sus pensamientos y sus cuerpos están fragmentados. Se está produciendo una fragmentación y comercialización, y los cuerpos de las mujeres en particular se consideran mercancías. Se trata de una grave perversión. Hay una desviación de la moral y un distanciamiento de la sociedad. La dominación masculina también es cada vez más monstruosa. Las relaciones entre hombres y mujeres son la expresión de un equilibrio. Los Estados, el sistema imperialista y la dominación masculina se fortalecen; por otra parte, la sociedad se debilita, se desarma, se ve privada de educación y de atención sanitaria. Las mujeres están expuestas de la misma manera. Se crea una gran fractura, el conjunto de la vida ya no es vida. Rêber Apo (Abdullah Öcalan) dice: “El principal problema de la sociedad es que la vida ya no es vida y la sociedad se aleja de ser una sociedad”. Es una afirmación muy importante sobre la que habría que escribir cientos de libros. ¿Cómo ha provocado esto el sistema capitalista, la mente masculina dominante, la mente capitalista? La ciencia ha avanzado mucho, hay una enorme cantidad de conocimiento, pero el conocimiento se ha alejado de la ética y de la verdadera comprensión de la estética.

La belleza es una tendencia intuitiva del individuo y de la sociedad, y siempre hay una búsqueda de la belleza y del amor. Se trata de una búsqueda muy importante y significativa. El sistema capitalista utiliza estas cosas porque está en una profunda crisis y no tiene ningún valor al que aferrarse. ¿De qué otra forma puede convencer a la sociedad? No se puede oprimir y debilitar a las personas y a las comunidades sólo mediante la violencia. Se trata de las maquinaciones de una mentalidad que tiene muchas dimensiones, desde la opresión política hasta los diversos niveles de la guerra especial. Un aspecto fundamental es la explotación de la estética. La ética y la estética forman un todo, pero el sistema utiliza la estética contra la ética. Hay una estrategia de utilizar la belleza contra la moral de la sociedad, contra la belleza de las mujeres, contra la integridad de la vida. La percepción se manipula sobre esta base. Imaginemos que la mayor parte del dinero se hace en la industria armamentística y cosmética. Hay un mercado enorme para ello. Las armas hacen que una sociedad deje de serlo a través de la guerra, la migración y la opresión. Cuando hay guerra en un lugar, se producen robos, saqueos, pillajes, masacres de mujeres, desplazamientos, etcétera. Esto crea problemas éticos a gran escala, pero es el ámbito que genera más beneficios. Así que la guerra continuará. El otro es el ámbito de la belleza.

Se ataca con la estética.

La estética está siendo utilizada como un arma. Por eso es muy importante que, como movimiento de mujeres, resolvamos esta cuestión. También es importante como revolución social.

El hecho de que la estética se reduzca a la belleza cosmética es inquietante.

Es una herramienta de guerra, no podemos mirarlo con ingenuidad. Las mujeres intentan embellecerse, se maquillan. Se realizan operaciones estéticas. Se establecen normas para el cuerpo femenino. En algún momento fue 90-60-90, luego se habló de la talla cero. Pero, ¿qué nos importa? La belleza es una cuestión cultural. ¿Por qué interfiere tanto el sistema en este asunto? Porque hay una operación controlada. Mujeres de todo el mundo compiten en concursos de belleza. Lo mismo ocurre ahora con los hombres. También se ha creado un mercado para los hombres.

Esto incluye también la sexualidad. Si una mujer o un hombre están tan preocupados por su propio cuerpo, ¿cuánto espacio queda para la cuestión del sentido? ¿Hasta qué punto pueden pensar en su propia libertad y cuestionar el hecho de que el sistema de dominación masculina está tratando de impedir precisamente eso? La guerra es enorme.

En los hospitales hay algo que se llama anestesia. Estás enferma, vas al hospital, te operan y primero te anestesian. El término “anestesia” tiene su origen en el término “estética”. Si se añade el sufijo negativo “an” a estética, significa el estado de “no sentir”. Así se utiliza también en medicina. Pero la estética se utiliza, en realidad, como anestesia. Imaginemos la estética como una aguja. La estética hueca y fragmentada del sistema capitalista golpea a la gente como una aguja y la anestesia. Transforma la percepción en no percepción. Se trata de una operación muy compleja y encubierta contra las mujeres. Se las convierte en robots huecos porque se les roba todo su contenido de tendencia intuitiva y naturalidad. Todo gira en torno a la belleza externa, a parecer bella. ¿Puede haber belleza sin valores morales ni conciencia? No hay antecedentes históricos, ni perspectiva sociológica, ni filosofía.

-También es un estado de guerra contra Xwebûn, la mismidad de la que tanto hablamos.

-Definitivamente lo es. No eres tú misma, te conviertes en una mujer construida por el sistema. A los hombres les gustan las mujeres 90-60-90 o talla cero. Por eso te dices a ti misma que también deberías ser talla cero. No se trata de normas sociales ni de tu propio gusto. Alguien te está dando instrucciones. Tus cejas deben ser así, tus ojos así, tu nariz así, tu cuerpo así. Se está creando un tipo único, supuestamente en nombre de la individualidad. La mentira más común en publicidad es ser diferente, ser nuevo. Pero si miras atrás, no hay diferencia. Hay un estándar completo. Todo el mundo pesa lo mismo, lleva la misma ropa, tiene la misma forma de nariz. Miremos a nuestro alrededor, todo el mundo se ha operado la nariz, todo el mundo tiene la misma forma de nariz. ¿Por qué deberían ser iguales? Como dicen en la sociedad: “Alá lo creó así”. De hecho, es lo más hermoso. ¿Por qué tienes que cambiarla? ¿Por qué dejas tu cuerpo al capitalismo? También repercute en la salud. Las mujeres mueren intentando perder peso. Mueren en operaciones. Incluso si no mueren, se arrastran. Hay un grave ataque a la salud de las mujeres.

Mi impresión es que la concepción distorsionada de la estética que describes es aún más pronunciada en Oriente Medio.

-También es muy pronunciada en Occidente. Pero la gente en Occidente reconoció el capitalismo un poco antes. Esa es mi interpretación personal, es una cuestión que hay que debatir. Las mujeres occidentales son más conscientes de los daños causados por la industrialización. Pero ahí también hay un mercado importante.

-Sí, pero hay una política especial en Oriente Medio.

-Oriente Medio es una zona que no ha podido ser conquistada y puesta completamente bajo control. La política de atacar primero a las mujeres, y debilitar su voluntad es una política imperialista. Sigue la estrategia: hagamos descarrilar primero a las mujeres de Oriente Medio, arrastrémoslas a la línea capitalista, entonces podremos establecer plenamente el capitalismo en la sociedad. Hay un intenso bombardeo de publicidad y actividades de difusión a través de las organizaciones de la sociedad civil. Se ataca tanto a nivel popular como a través de los medios de comunicación. Las series de televisión, por ejemplo, son muy vistas en Oriente Medio. Internet se ha vuelto omnipresente. Se está creando una imagen estereotipada de la mujer. Las mujeres de Oriente Medio también buscan su tipo ideal. Pero es precisamente en esta búsqueda donde el capitalismo intenta establecerse. Hay un mercado serio e incentivos. Se puede ver incluso en las mujeres que llevan pañuelos en la cabeza. El sistema está tratando de establecer el modelo capitalista de mujer para todas de diferentes maneras. Es una operación seria para anestesiar a las mujeres. Hay programas para mujeres guapas, peinados, ropa, zapatos, hay programas de moda. En estos programas se evalúa individualmente todo, desde el bolso hasta los zapatos, pasando por el maquillaje y el peinado. Esto establece un estándar.

-Es muy extraño que mujeres que viven en países muy diferentes de todo el mundo lleven los mismos zapatos y la misma ropa.

-Expresamos el fascismo con muchos términos políticos. Una definición de fascismo es la moda, este tipo de moda. El pueblo kurdo tiene su propio estilo de vestir. Cuando los ves en algún sitio, dices que eso es kurdo. Es como una identidad, una estructura cultural, es hermoso. Pero si lo pones de moda en todo el mundo, si impones la ropa kurda a la gente de África como moda industrializada, eso sería fascismo. Puede que no se imponga con violencia o armas, pero la belleza se utiliza como arma. Se pretende ofrecer diferentes alternativas, pero esto también es una forma de fascismo y homogeneización. No hay libertad donde hay homogeneización. Se llama liberalismo, pero el liberalismo no es libertad.

-Ha sido vaciado de significado.

-Ni siquiera deberíamos llamar liberal al sistema capitalista. Es un sistema completamente fascista. Y lo hace principalmente a través de las mujeres. También lo aplica a los hombres e incluso a los niños y niñas. Desde muy pequeñas, las niñas intentan comportarse como mujeres adultas.

-Se crea un modelo de belleza.

-Se les impone. Siempre tienes que ser guapa. Sí, debes ser bella, pero con tu propia identidad, tu cultura, tu moral, tu conciencia, tus palabras, tu capacidad de atraer a la gente. ¿Por qué tienes que ser guapa con tu nariz, tus cejas, tu cuerpo? Quizá pese unos kilos, pero tengo pensamientos hermosos, mantengo relaciones muy significativas, hago un trabajo muy hermoso. Eso es lo que hace bella a una persona. Si no tengo nada de eso, pero físicamente sigo todo lo que dicta el sistema, ¿qué tiene eso de bello? Esa es la anestesia del capitalismo.

FUENTE: Jin TV / ANF / Edición: Kurdistán América Latina

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *