Guerrilla kurda denuncia que Turquía utiliza armas químicas

El centro de prensa de las HPG (Fuerzas de Defensa del Pueblo) informó que el ejército turco utilizó armas químicas en varias zonas del Kurdistán del Sur (Bashur, norte de Irak) como parte de su gran operación militar contra ese territorio.

Las posiciones de la guerrilla en las zonas de Kuro Jahro, Werxelê, Şahîn, Kûnîşka y Girê Ortê se vieron afectadas por ataques químicos. Según las HPG, se utilizaron, entre otras cosas, un gas amarillo. Las HPG ya denunciaron el uso de armas químicas el 18 de abril, poco después del inicio de la nueva invasión turca contra Bashur.

El Estado turco utilizó repetidamente gas venenoso en el sur del Kurdistán el año pasado. El 27 de diciembre de 2021, Murat Karayılan, Comandante en Jefe del Cuartel General de las HPG, informó en una entrevista con ANF que el ejército turco usó al menos cinco tipos diferentes de agentes de guerra química en sus ataques.

Los gases se han clasificado de la siguiente manera:

Tabún: Esta neurotoxina es la más antigua de los tres agentes llamados de guerra G, junto con el somán y el sarín. Se puede absorber a través de la piel y de la respiración. Afecta a la forma en que los nervios transmiten las señales a los músculos y a otros nervios. Los afectados se quedan paralizados, dejan de respirar y mueren.

Cruz verde: Este agente de guerra contiene cloropicrina como ingrediente activo. La cloropicrina quema la piel y provoca irritación ocular, así como el desarrollo de un edema pulmonar. Provoca dificultad para respirar, esputo rojo espumoso y ansiedad.

Gas mostaza: Este agente de guerra, también conocido como cruz amarilla, pertenece al grupo de las mostazas. La mostaza es una potente toxina cutánea y se ha demostrado que provoca cáncer. El efecto sobre la piel es comparable al de las quemaduras graves o químicas. Se forman grandes y dolorosas ampollas. Las lesiones no se curan bien. El tejido se destruye permanentemente y se inhibe la división celular. Las extremidades con áreas más grandes afectadas suelen tener que ser amputadas. Si se inhalan los vapores, se destruyen los bronquios.

Desconocido gas del sueño: Otro gas utilizado por el ejército turco hace que los afectados se vuelvan perezosos, les provoca pérdida de memoria y les hace colapsar. Incapaz de moverte, quedas temporalmente paralizado.

Gas lacrimógeno: Los gases lacrimógenos son sustancias que irritan los ojos y las mucosas. Las organizaciones policiales los denominan irritantes y se utilizan, por ejemplo, para disolver manifestaciones. Dependiendo de la concentración, puede haber peligro de muerte.

FUENTE: ANF / Edición: Kurdistán América Latina

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.