Informe especial: miembros de ISIS se suman a las fuerzas mercenarias apoyadas por Turquía

Hace un año que Turquía lanzó su devastadora operación “Primavera de Paz”, iluminada por Donald Trump y dirigida principalmente contra los kurdos del norte y este de Siria. La invasión provocó una ola inicial de 200.000 desplazados internos, la mayoría de ellos kurdos y de las minorías locales yezidíes y cristianas, además de un gran número de árabes.

Desde entonces, Turquía ha estado instalando milicias árabes sunitas en esta región -antes diversa, tolerante y secular-, responsables de una amplia gama de crímenes de guerra y atrocidades contra la población civil, según Naciones Unidas.

Ahora, un nuevo informe del Centro de Información de Rojava (RIC) desvela la identidad de más de 40 antiguos miembros de ISIS que están siendo acogidos, financiados y protegidos por Turquía en las regiones ocupadas. El informe revela que muchos comandantes, combatientes y emires de ISIS están ahora en la nómina turca, usando tarjetas de identificación emitidas por Turquía y recibiendo órdenes de la inteligencia turca como parte del “Ejército Nacional Sirio” (SNA, Syrian National Army), controlado por Ankara.

Se reconoce de manera generalizada que la Administración Autónoma del Norte y Este de Siria (AANES) ofrece los niveles más altos de tolerancia religiosa y étnica, de derechos humanos y de respeto del estado de derecho de todos los componentes de Siria. Desde su ocupación, las ciudades de Serekaniye y Tel Abyad han pasado de una situación de relativa paz, laicidad y prosperidad a otra en la que los grupos armados controlados por Turquía cometen una amplia gama de crímenes de guerra contra la población civil, entre ellos violación de mujeres, tortura, ejecuciones sumarias, secuestro para obtener un rescate, extorsión, confinamiento forzoso de mujeres en el hogar y, en algunos casos, imposición de una interpretación estricta de la sharia (ley islámica).

Por tanto, lejos de actuar para combatir el terror, las invasiones de Turquía y la instalación del SNA en regiones antes controladas por la AANES, han proporcionado refugio seguro para los terroristas buscados en todo el mundo. Los ataques aéreos de Estados Unidos tienen habitualmente como objetivo a los militantes de alto nivel vinculados a Al Qaeda o ISIS, que se mueven libremente en el territorio controlado por Turquía.

En 2019, el RIC publicó un informe de amplia cobertura en el que se identificaba a más de 40 antiguos miembros de ISIS que ahora forman parte de las fuerzas respaldadas por Turquía en Afrin. Entre ellos, hay ex emires, comandantes y responsables de la coordinación de los combatientes yihadistas con sus adiestradores en los servicios de inteligencia militar de Turquía (MIT). El presente informe amplía este trabajo. Aplicando una metodología más estricta, identifica a más de 40 antiguos miembros de ISIS que ahora están a salvo como parte de las facciones controladas por Turquía en Serekaniye y Tel Abyad, muchos de ellos son identificados por primera vez. Junto con los informes anteriores del RIC sobre la grave situación humanitaria en las zonas ocupadas, constituye una prueba más de que Turquía está actuando como Estado patrocinador del terror. Esas regiones sirven ahora de plataforma de lanzamiento para la expansión regional de Turquía, transfiriendo combatientes de esas mismas milicias para que representen sus intereses desde el Mediterráneo hasta el Cáucaso.

Como se señaló recientemente en un aviso del Departamento de Estado de los Estados Unidos firmado por Donald Trump, las ofensivas de Turquía en la AANES “plantean una amenaza extraordinaria para la política exterior nacional y de seguridad de los Estados Unidos… ponen en peligro a los civiles, socavan la campaña para derrotar a ISIS… y socavan la seguridad y la estabilidad regionales”. Por lo tanto, ambos candidatos a la presidencia de Estados Unidos deberían comprometerse pública y concretamente para impedir nuevas acciones militares turcas contra el norte y este de Siria por medios diplomáticos, económicos y, si es necesario, militares.

Para leer o descargar el informe completo en inglés, click aquí

FUENTE: Rojava Information Center / Traducción: Rojava Azadi Madrid / Edición: Kurdistán América Latina

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.