La campaña Peace in Kurdistan conmemora a Sakine, Fidan y Leyla

Peace in Kurdistan publica una declaración en memoria de Sakine Cansız, Fidan Doğan (Rojbin), Leyla Şaylemez, en el 8º aniversario de su asesinato.

El 9 de enero de 2021 es el octavo aniversario del brutal asesinato en París de Sakine Cansız (Sara), la representante de KNK en París Fidan Doğan (Rojbin) y la miembro del Movimiento Juvenil Leyla Şaylemez (Ronahi), tres destacadas mujeres kurdas activistas políticas. Lamentablemente, incluso después de todos estos años, el caso sigue sin resolverse.

Las mujeres estaban realizando su trabajo en el Centro de Información Kurda cuando un hombre turco entró en la Oficina y disparó a cada una de ellas en la cabeza. Está claro que los asesinatos tuvieron una motivación política y fueron ordenados en Ankara. 

La Campaña Peace in Kurdistan dijo en una declaración en memoria de las tres mujeres políticas: “Mientras Turquía continúa su descenso al autoritarismo en 2021 y las políticas contra las mujeres siguen proliferando, recordamos a estas inspiradoras mujeres con respeto y admiración”.

La declaración recordaba que “Sakine fue una activista de toda la vida profundamente inspiradora y miembro fundadora del PKK. Pasó muchos años en prisión en condiciones terribles y fue torturada en la prisión de Diyarbakir en los años 80 después del golpe militar. Dirigió el movimiento de protesta dentro de la prisión y después de su liberación se unió a la lucha armada por la liberación kurda. Fue la fuerza poderosa y la inspiración del movimiento de mujeres kurdas, que sigue siendo, hasta el día de hoy, un faro de esperanza para las mujeres de Oriente Medio, y que estuvo al frente de la batalla contra ISIS en Siria. Fidan y Leyla también fueron talentosas y dedicadas activistas, cada una jugando un papel importante en el trabajo internacional para la liberación del pueblo kurdo”.

La declaración añadía: “La matanza de estas tres valientes mujeres kurdas llegó en un momento en 2013 en el que Abdullah Ocalan había pedido que las armas callaran y que las ideas hablaran. Había mucho optimismo en que el nuevo proceso de paz daría sus frutos. Sus asesinatos fueron un símbolo del brutal giro del camino de la paz hacia un nuevo conflicto. Las esperanzas de muchos se vieron truncadas cuando sus cuerpos ensangrentados yacían moribundos”.

La Campaña Peace in Kurdistan dijo: “Seguimos manteniendo la esperanza de que el proceso pueda reiniciarse y estamos convencidos de que este sería el homenaje más adecuado para estas mujeres, que trabajaron incansablemente por la libertad de su pueblo y dieron sus vidas por la lucha.

El sospechoso del caso, que estaba vinculado a los servicios de seguridad turcos en Ankara, murió en circunstancias sospechosas en una prisión francesa repentinamente el 17 de diciembre de 2017, un mes antes de que comenzara su juicio, lo que ha significado que no hubo cierre para la familia y los amigos. Todavía no conocemos todos los hechos sobre lo que ocurrió ese fatídico día de hoy hace ocho años o quién dio exactamente la orden.  La paz en el Kurdistán condena la impunidad de este crimen, que sigue siendo una profunda mancha en la integridad del sistema judicial francés”.

La declaración termina con las siguientes observaciones: “Saludamos y honramos la memoria de Sakine, Fidan y Leyla y su ejemplo seguirá inspirando nuestros esfuerzos por la paz y la justicia para el pueblo kurdo. En nuestra memoria colectiva y en la de todos los patriotas kurdos ellos vivirán”.

ANF

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.