“La esencia del PKK es la liberación de la mujer”

Ayten Dersim, integrante de la coordinación del PAJK (Partido por una Vida Libre), habló en el canal de televisión Medya Haber sobre la fundación del PKK (Partido de los Trabajadores de Kurdistán) el 27 de noviembre de 1978.

A continuación reproducimos los principales extractos de la entrevista:

El movimiento del PKK es un movimiento de mártires; el PKK es también un partido de mujeres. Aunque nuestra dirección define así al PKK, los 45 años de historia de nuestra lucha demuestran que este movimiento ha llegado hasta nuestros días sembrando la libertad en el rico suelo de Oriente Próximo. Fue más allá de Oriente Medio y se hizo universal.

Hoy, miles de personas, mujeres y jóvenes de todo el mundo luchan por la libertad de Abdullah Öcalan (Rêber Apo), por su filosofía y para garantizar su libertad física. Esto es una prueba de que cuando un movimiento construye su lucha sobre la base de su propia dinámica, cuando expresa las demandas y reivindicaciones de los pueblos y se organiza sobre esta base, ningún poder puede derrotarlo.

Así lo demostró la lucha por la libertad que libramos en nuestras montañas libres. Durante años, el fascismo en estas montañas ha tratado de destruir a la guerrilla utilizando la moderna tecnología armamentística de la OTAN y empleando todo su arsenal, incluidas las armas químicas, con toda brutalidad contra las HPG (Fuerzas de Defensa del Pueblo) y las YJA Star (Unidades de Mujeres Libres). En las regiones de Zap, Avaşîn, Metîna y Heftanin les demostramos una vez más que no pueden derrotarnos.

Detrás de esto está el espíritu libre creado por el PKK y nuestro liderazgo. Ha surgido la creencia de que los pueblos pueden determinar su propio destino si se organizan. El fascismo no puede vencer la resistencia de los pueblos organizados, no pudo ayer y no puede hoy. Todos los pueblos y todas las mujeres deben ver que un movimiento ha estado librando su propia lucha por la libertad durante 45 años sin interrupción y que esta lucha ha entrado en la historia de la humanidad.

Esto significa que los pueblos y las mujeres triunfan cuando se organizan. Llegan a la victoria creando su propia conciencia. Mientras mantengan la vista en la meta, pueden obtener la garantía de su propia lucha por la libertad.

Otra esencia del PKK son, por supuesto, las mujeres. Las potencias imperialistas, las potencias hegemónicas, siempre han dicho: disparen primero a las mujeres y se harán con el control de la sociedad. No lo consiguieron en la lucha por la libertad que dirigimos, porque nuestro liderazgo ya vio, cuando se fundó el PKK, que las mujeres tenían que ser las primeras en ser arrastradas a la lucha por la libertad para organizarse. En este sentido, la garantía del PKK es su esencia femenina.

De Kurdistán al Confederalismo Mundial de Mujeres

Como movimiento de mujeres libres, primero construimos nuestra propia organización en  Kurdistán. Después fuimos más allá y establecimos un punto de apoyo en Oriente Medio, y más recientemente celebramos una reunión internacional de mujeres en Berlín para debatir cómo todas las mujeres podemos unirnos y cómo podemos desarrollar nuestra propia autoorganización como mujeres. Y con ello hemos dado el primer paso hacia el desarrollo de una organización común. Con este primer paso, hemos demostrado que las mujeres pueden unirse en un sistema democrático y confederal. Hoy, mujeres de todo el mundo se inspiran en la lucha de nuestro movimiento de mujeres libres. Con la Revolución de las Mujeres de Rojava, hemos llegado a los pueblos del mundo y hemos despertado, construido y sembrado la creencia de que los pueblos y las mujeres pueden luchar verdaderamente por la libertad. Hemos definido la esencia del movimiento del PKK como la esencia de las mujeres, y la aplicación práctica ha tenido lugar con la organización de las mujeres.

Nuestra primera organización fue el ejército de mujeres. Luego fundamos la YAJK (Unión de Mujeres Libres de Kurdistán), para extender el ejército de mujeres a toda la sociedad. La YAJK concienció a las mujeres en un entorno organizado y las guerrillas asestaron duros golpes al enemigo. Y entonces nuestro Liderazgo dijo: ¿por qué no un partido de mujeres? Muchas mujeres y pueblos se sorprendieron. Fue el primer paso para establecer la ideología de la liberación de la mujer en la sociedad mediante la creación de un partido femenino.

Hoy en día, millones de mujeres conocen la ideología de la liberación femenina. Desarrollan aún más esta conciencia y discuten cómo puede ser la autoorganización de las mujeres. Hablan de en qué debe basarse el libre albedrío de las mujeres, en qué conciencia debe basarse. Con este espíritu, hemos lanzado una segunda revolución de las mujeres en Oriente Medio.

Autodefensa organizada

La organización es la garantía de la libertad de los pueblos, y esta garantía se basa en la capacidad de defenderse. Cuando el PKK dio su primer paso, desarrolló esta capacidad. Hemos llegado hasta hoy organizándonos en todos los ámbitos relacionados con la autodefensa. Así se tejió nuestra historia de cincuenta años de lucha. Y, por supuesto, hemos pagado un alto precio.

Como mujeres, sabemos que la lucha tiene un alto precio. El camino hacia la libertad requiere una gran conciencia. Porque lo más fundamental que hay que destruir en las mujeres es su confianza en sí mismas, su propia voluntad y su propia ética. Ganamos confianza en nosotras mismas y en el proceso nos dimos cuenta de que es la necesidad más básica de todas las mujeres. Por eso no nos limitamos al movimiento de mujeres kurdas. Hemos desarrollado la conciencia de que el siglo XXI será el siglo de las mujeres y de su organización. En este sentido, hemos llegado a creer que alcanzaremos el nivel que ha alcanzado este movimiento con todas las mujeres.

Por eso nos comprometemos a que todos los movimientos de mujeres refuercen su autodefensa. La autodefensa es una estrategia que puede organizarse de mil maneras. Es la estrategia más básica para defenderse de la dominación masculina en todas partes y para protegerse. Nuestras experiencias en este sentido son un beneficio para todas las mujeres.

Paso a paso hacia una revolución de las mentes

Hemos llegado a creer que podemos vencer la mentalidad masculina en todo el mundo difundiendo lo que es la esencia del movimiento del PKK: la libertad, el sistema confederal democrático y la filosofía de una nación democrática que incluya a todos los sectores de la población.

Las mujeres jóvenes son la fuerza más dinámica de nuestro movimiento. El movimiento del PKK empezó joven, seguirá siendo joven y tendrá éxito con un espíritu joven. Siempre hemos existido en estas montañas, en esta lucha por la libertad, creando nuestra propia identidad, siempre jóvenes, dinámicas y entusiastas. El 25 de noviembre, las mujeres de todo el mundo acudieron a las plazas y las calles para reclamar su libertad. Por supuesto, nuestra lucha no se limita a un día. Se desarrolla en la conciencia cada día, paso a paso, para derrocar el sistema de dominación que se impone a las sociedades desde hace miles de años. Estamos convencidas de que todas las mujeres sedientas de libertad participarán en esta lucha y aumentarán su resistencia.FUENTE: Medya Haber / ANF

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *