“La ocupación turca será permanente si no se lucha”

Bedran Çiya Kurd, co-presidente del Consejo de la Administración Autónoma del Norte y Este de Siria (ANF), habló con la agencia de noticias ANF sobre la resolución aprobada por el Parlamento Europeo “El conflicto en Siria: Diez años después del levantamiento”, la reunión conjunta entre Qatar, Turquía y Rusia, los acontecimientos en Idlib y el reciente traslado del ejército turco a Siria.

-En una resolución, el Parlamento Europeo reconoce la presencia turca en Siria como una ocupación y pide a Turquía que retire sus tropas. ¿Puede haber alguna novedad respecto a una retirada en un futuro próximo?

-La posición del Parlamento Europeo es correcta y la apoyamos. Vemos la resolución como una postura positiva hacia una solución a la crisis de Siria y queremos que se ponga en práctica. Hay que trabajar para poner fin a la ocupación y a las violaciones de los derechos humanos. La ocupación de partes del país está impidiendo una solución a la crisis de Siria. Mientras haya partes del país ocupadas y una presencia masiva de tropas, no se podrá alcanzar ninguna solución política. Una solución política presupone el fin de la ocupación. Eso debe servir de base y hay que trabajar para conseguirlo. Creemos que la ocupación llegará a su fin si así se quiere y se decide a nivel internacional. Sin embargo, algunas partes no se posicionan claramente debido a sus intereses. Como resultado, la ocupación en Siria puede convertirse en permanente mientras la crisis se agrava. Los que sufren esto son los pueblos de Siria.

-El Parlamento de la UE ha designado a las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) como aliado. ¿Podemos imaginar que el estatus de la Administración Autónoma también será reconocido en un futuro próximo?

-La coalición internacional contra el ISIS está compuesta por 79 países e instituciones, y ha reconocido a las FDS como socio de la alianza. La lucha conjunta contra el terrorismo se lleva a cabo desde hace cinco años. Desde el punto de vista militar, se han logrado importantes avances. Sin embargo, para que estos avances sean duraderos es necesario que finalmente haya también un reconocimiento político. El diálogo político con la Administración Autónoma debe comenzar. Sin reconocimiento político no puede haber estabilidad política duradera en la región. La Administración Autónoma debe ser reconocida como el liderazgo político y administrativo que ya es, para que se mantengan los avances en la lucha contra el terrorismo. Debe ser vista como un representante oficial. Por eso luchamos. Por el reconocimiento político: para ello estamos dialogando con los países de la coalición. Queremos conseguir que la Administración Autónoma del Norte y el Este de Siria sea percibida como un punto de contacto político.

-El 11 de marzo se celebró en Qatar una reunión entre Turquía, Rusia y Qatar. ¿Cómo afecta esta reunión a Siria?

-Los esfuerzos de Turquía y Rusia contra los países árabes no son algo nuevo. Después de que Ginebra y Astana no dieran resultados, tuvieron que revisar sus políticas y métodos. Estados Unidos e Israel han presionado a Turquía y Rusia para que eliminen a Irán del formato de Astana. En su lugar, habría que añadir a este mecanismo a algunos estados árabes, sobre todo a Qatar, como país que apoya el Islam político. Qatar ha estado financiando grupos de “oposición” durante toda la guerra en Siria. Incluso el surgimiento de grupos del Islam político dentro de Siria está financiado por Qatar. Estos grupos deberían beneficiarse una vez más de la financiación de Qatar.

Rusia sigue apoyando al régimen sirio porque se están produciendo graves crisis económicas y sociales en las zonas controladas por Damasco. Rusia se asegura de que el régimen se mantenga en pie y no desaparezca. Para ello es necesario el apoyo económico. Se ha decidido utilizar fondos de Qatar para llegar a zonas de Siria. Así que se trataba de salvar el régimen, pero una vez más se adoptó una posición contra la Administración Autónoma y el proyecto democrático en el norte y el este de Siria. En nuestra opinión, esa actitud y esa política ya no son aceptables. Se ha demostrado, una vez más, que la alianza entre estas tres partes no está orientada a los intereses de la población y a la solución de la crisis de Siria, sino al dinero de Qatar.

Quieren seguir levantando los ánimos contra la Administración Autónoma e incitar a los árabes en las zonas autogobernadas. Esta alianza no sirve a los intereses del pueblo de Siria y debemos luchar contra ella. Mientras no haya un acuerdo en todo el país y los estados implicados no lleguen a un consenso, el problema de Siria no será fácil de resolver.

-A pesar del Acuerdo de Sochi, los combates continúan en Idlib y otras zonas controladas por el Estado turco. ¿Ve usted la posibilidad de una guerra entre Turquía y Rusia o el régimen sirio en Idlib y otras zonas ocupadas?

-El Acuerdo de Sochi existe desde 2018. Define las zonas en las que está presente Turquía. Se determinó qué grupo se queda en qué lugar y qué lugares deberían haber abandonado. También estableció que la carretera internacional entre Alepo y Damasco y entre Alepo y Latakia está controlada por Rusia y el régimen sirio. De alguna manera, Rusia y Turquía quieren mantenerla, pero otras partes -el régimen sirio, Irán, incluso algunos grupos radicales apoyados por el Estado turco- quieren destruir esta alianza. De vez en cuando se producen enfrentamientos que podrían dar la impresión de que la alianza entre Turquía y Rusia está en peligro, pero nuestras observaciones muestran que, de hecho, se está desarrollando cada vez más. Recientemente, se han alcanzado algunos acuerdos económicos. Esto indica que no estallará ninguna guerra territorial entre Rusia y Turquía. La probabilidad es muy baja o incluso nula. No lo parece. Ambas partes están tratando de encontrar soluciones políticas y diplomáticas. En este contexto, Turquía y Rusia también están estableciendo alianzas con países árabes como Qatar. Están surgiendo nuevos acuerdos y mecanismos, supuestamente para una solución a la crisis de Siria.

-El ejército turco desplegó grandes contingentes de tropas en Siria en el aniversario del inicio de la guerra en este país. Algunas fuentes afirman que se trata del mayor despliegue de tropas hasta la fecha. ¿Qué cree que significa esto?

-El Estado turco quiere hacer permanente su ocupación; esto se aplica a todos los territorios ocupados. No hay ninguna señal de retirada. Se afirma que la presencia turca en Siria garantizará la estabilidad y el regreso de los refugiados. Eso es una mentira. El Estado turco está a favor de una ocupación en Siria. Es bien sabido qué sueños y proyectos persigue el Estado turco en Oriente Medio.

Turquía no sólo ha ocupado Siria, sino también una parte importante de Irak. Ankara envía tropas a Libia y Azerbaiyán en un sueño de redibujar las fronteras “Misak-ı Milli”. Actúa según su sueño del Imperio Otomano y se reorganiza en Oriente Medio en consecuencia. Así, las tropas trasladadas a Idlib y al oeste de Alepo demuestran que la ocupación, con las bases establecidas en Serêkaniyê y Girê Spî, pretende ser permanente. El Estado turco instala un sistema administrativo en las zonas que ocupa. Sus acciones en ámbitos como la educación y el comercio son también signos de que Ankara quiere establecerse de forma permanente. No hay nada que sugiera que se retirará en uno o dos años. Esto debe tenerse en cuenta y no debemos callar al respecto. Si el mundo se calla y los pueblos de Siria no luchan contra la ocupación, la ocupación del Estado turco será permanente.

FUENTE: Mustafa Coban / ANF / Edición: Kurdistán América Latina

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.