La tradición colectiva de los agricultores kurdos + Video

En el accidentado terreno que rodea la ciudad oriental de Şırnak (Bakur, Kurdistán turco), donde las máquinas cosechadoras no pueden ir, los aldeanos producen colectivamente a mano utilizando hoces.

Para poder cosechar los cultivos de manera eficiente, esta vieja tradición agrícola requiere mucha fuerza física, pero lo más importante es la armonía de movimiento entre los trabajadores. Esto último está asegurado cuando utilizan otra tradición vinculada a la melodía, para facilitar así su difícil trabajo.

Los agricultores que cosechan trigo se alinean uno al lado del otro y se ponen a trabajar con sus hoces. Mantienen el ritmo con las barras de hierro, que utilizan para protegerse las manos de los tallos y las espinas.

Mientras recogen el trigo y lo ponen en el suelo, cantan al unísono: “¡Que sea abundante!”.

Osman İrmaz es un agricultor que dirige el coro de la cosecha de trigo con las canciones tradicionales kurdas conocidas como “stran”.

Osman trabaja en el campo desde hace más de 30 años y contó que a los agricultores les resulta más fácil realizar la tarea que tienen entre manos cuando cantan al unísono, porque pierden la noción del tiempo.

“Trabajé solo el otro día y no hice mucho. Pero cuando vienen mis amigos y cantamos stran todos juntos, cosechamos más rápido y es mucho más fácil”.

Para ver el video, click aquí

FUENTE: Medya News / Traducción y edición: Kurdistán América Latina

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.