Ni la sombra del enemigo en las montañas de Kurdistán

La Guerrilla de la Libertad de Kurdistán, bajo la bandera del PKK (Partido de los Trabajadores de Kurdistán), está oponiendo una resistencia inquebrantable con un heroísmo increíble.

Ahora existe un ejército popular en Kurdistán que puede defenderse de cualquier ataque. Este ejército, formado por el líder Apo (Abdullah Öcalan) y sus militantes, se encuentra en una nueva era en términos de táctica, estilo y profesionalismo. Con acciones épicas, la guerrilla inflige grandes pérdidas al Estado turco y a su ejército.

El ejército turco, que se considera uno de los más poderosos del mundo y no se disculpa por las masacres de civiles, las armas prohibidas y el saqueo, está indefenso frente a la guerrilla. El ejército turco y el Ministerio de Guerra (turco) no saben cómo ocultar el impacto de sus grandes pérdidas. Ocultar el número de muertos a los medios no hace que los cuerpos de esos soldados desaparezcan.

Desde Zap Oeste hasta Metîna y de allí hasta Xakurkê, la guerrilla, apuntando y atacando las posiciones enemigas -y pese a la nieve, la lluvia, el frío-, revela una vez más su voluntad, su determinación de éxito y victoria. La guerrilla muestra a todos, aliados y enemigos por igual, con qué sacrificio marcha contra miles de soldados y posiciones enemigas.

Ahora está claro que ninguna técnica ni ningún ejército puede hacer frente al poder potencial que ha alcanzado la insurgencia. La guerrilla, comprometida con la libertad de su pueblo, educándose con las perspectivas del líder Apo y haciendo innovaciones tácticas cada día, jura no dejar ni la sombra del enemigo en las montañas de Kurdistán.

Como se sabe, las fuerzas guerrilleras en la región de Zap Occidental llevaron a cabo una acción contra posiciones de las tropas turcas en el área de resistencia de Girê Amediyê, en el marco de la Iniciativa Cenga Xabur y Mártir Savaş Maraş, y la Operación Revolucionaria Martyr Helmet Dêraluk. En esta acción murieron al menos 61 soldados. Los gritos de los uniformados, las posiciones en llamas y los cuerpos de los militares atrapados y desprevenidos en la nieve también quedaron reflejados en las grabaciones de las cámaras de la guerrilla. Llamaron la atención la ambición de venganza de los guerrilleros y la ilusión por ganar a pesar del frío y la nieve.

Estos movimientos de los guerrilleros, que han llevado a cabo muchas acciones similares, sanan los corazones del pueblo kurdo.

Durante los últimos tres años, el Estado turco ha engañado al pueblo de Turquía al afirmar constantemente que quedan tres meses y que acabará con la guerrilla. Sin embargo, a pesar de sus limitados medios, la guerrilla, con voluntad de acero y espíritu apoísta, apoyándose en el legado de resistencia del PKK, encerrada en la visión de un Kurdistán libre con un líder libre, está luchando contra un enorme ejército que no duda en cometer cualquier delito. A cada paso, le dice al enemigo que al Movimiento de Liberación Kurdo no se le puede dar una esperanza de vida. La guerrilla continúa construyendo muros de defensa desde Metîna hasta Avaşîn, desde Zap hasta Xakurkê, y de allí hasta las cuatro partes de Kurdistán, sin conocer límites.

FUENTE: Hêlîn Harûn Çekdar / ANF / Edición: Kurdistán América Latina

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *