“Ningún bando está justificado en una guerra que perdió su moralidad”

El Movimiento de Mujeres Libres (Tevgera Jinên Azad – TJA) de Kurdistán difundió una declaración sobre la situación crítica entre Palestina e Israel. En el texto se afirmó que el patrimonio creado por la geografía de Oriente Medio es de gran importancia para la humanidad. En la declaración se añadió que “aunque existe un flujo histórico creado por una profunda memoria y práctica social, la situación en la que se encuentra hoy no es independiente de las crisis sociales creadas por la modernidad capitalista”. “Tribus, naciones y comunidades religiosas que han convivido durante miles de años se ven obligadas hoy a traicionar a la humanidad con el sectarismo religioso y el sexismo alimentados por los Estados nación”, remarcaron.

Desde el TJA recordaron que los designios de los Estados-nación que surgieron con la Segunda Guerra Mundial entraron en conflicto y desintegraron a los pueblos y las comunidades religiosas de Oriente Próximo. “La repetición de la masacre en el frente palestino-israelí de hoy es el hecho de que los justos también fracasan cuando se trata de la moralidad de la guerra –reflexionaron desde el movimiento de mujeres-. Las imágenes que exponen los cuerpos de las mujeres en las redes sociales han revelado la expresión del colapso de la moralidad en la vida y del colapso en la guerra”.

“En lo que respecta a Oriente Medio y las guerras vividas hasta ahora, mientras que es un criterio internacional que las mujeres y los niños se comporten según las reglas de la guerra por las partes ‘en conflicto’ en los procesos bélicos, la imagen que ha surgido hoy es desgraciadamente la contraria”, alertaron.

En la declaración afirmaron que en la actualidad “la práctica de las masacres, que se han revelado, ha puesto de manifiesto que aunque las guerras duren mucho tiempo y no se den condiciones de igualdad, el principal principio que preserva el estado de ‘rectitud’ es la ‘moralidad’. El principal factor determinante en las guerras y el vencedor al final del día es la propia moralidad”.

“En este sentido, hoy en día, esta forma de guerra que ha perdido el talismán de la moralidad de la causa justa de una nación, está esencialmente alimentada por la mentalidad masculina sexista, nacionalista, religiosa, sectaria y exhibe la práctica del genocidio a través de las mujeres y los niños”, denunciaron desde el TJA.

“Hoy, el sectarismo se convierte en misoginia en Oriente Medio y en el mundo, enturbiando la lucha de los justos y de los pueblos en la vorágine de mentiras de la época, y engrasando el pan de la hegemonía capitalista –advirtieron-. Ningún bando de una guerra que ha perdido su moralidad tiene razón. No aceptamos las guerras impuestas por las hegemonías de forma intencionada, voluntaria y planificada. No aceptamos una guerra que olvida defender a las mujeres, los niños y los ancianos. Llamamos a la práctica correcta de las causas justas contaminadas por los soberanos; religiosos y sectarios”.

FUENTE: ANF / Edición: Kurdistán América Latina

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *