Ocupación turca destruye los tesoros naturales y arqueológicos de Afrin

La ocupación turca de Afrin, identificada como tal por Amnistía Internacional (AI) y una serie de organizaciones de derechos humanos, medios de comunicación y habitantes de la Administración Autónoma del Norte y Este de Siria (AANES), no solo ha tenido consecuencias humanas y económicas catastróficas. También causó daños considerables al medio ambiente y los sitios históricos del cantón kurdo, que Turquía bombardeó durante dos meses en 2018.

Activistas del Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH) informaron el lunes pasado que los grupos armados respaldados por Ankara continuaron sus violaciones contra las personas desplazadas, además de talar árboles, vender y apoderarse de propiedades por la fuerza, imponer gravámenes a la población y cometer robos.

En este contexto, desde el OSDH informaron que la denominada “112ª Brigada” impuso gravámenes de 150 latas de aceite de oliva de 20 litros a personas de la aldea de Baadanli, en el distrito de Raju. La “112º Brigada” también robó 350 olivos e impuso gravámenes a cuatro prensadores de aceitunas, con un estimado de 10.000 dólares.

A su vez, miembros de las facciones respaldadas por Turquía se apoderaron de 800 olivos y talaron 250 olivos para venderlos como “leña”.

Al mismo tiempo, la facción Al Amshat impuso nuevos gravámenes a los agricultores del distrito de Sheikh Hadeed, obligándolos a pagar 2,5 dólares por cada olivo, bajo el pretexto de “impuestos de protección”.

Estos actos de saqueo de olivos son parte de un patrón regular de destrucción de la naturaleza de Afrin, ya que los grupos armados cortaron al menos medio millón de árboles y quemaron grandes áreas de campos en Afrin, reveló la Organización de Derechos Humanos en Afrin (ODHA) en un comunicado de principios de 2020.

Se estima que en la actualidad hay alrededor de 18 millones de olivos en el área de Afrin, por debajo de los 26 millones antes de la invasión militar turca de 2018, según un informe del 3 de marzo de 2021 del Proyecto de Capacidades de Evaluación (ACAPS), que informó que las facciones del Ejército Libre Sirio (ELS), respaldado por Ankara, habían tenido un gran impacto en los medios de vida de las familias en Afrin, con ataques generalizados contra los agricultores, así como actos de expropiación de áreas agrícolas, especialmente relacionadas con el cultivo de olivos.

Junto con el daño a la naturaleza y el medio ambiente, los valores históricos y arqueológicos de Afrin también han sido atacados por facciones respaldadas por Turquía.

En este contexto, las facciones pro-turcas han continuado los trabajos de excavación en la colina arqueológica de Tal Khela, que se encuentra a unos tres kilómetros del centro de la ciudad de Afrin, que está registrada por la Dirección de Antigüedades de Siria.

El OSDH indicó que el área arqueológica estuvo expuesta a actos de sabotaje, donde la mayor parte del cerro fue removida por excavadoras pesadas y maquinarias. Además, los trabajos de excavación se expandieron hasta los límites de la ciudad, en el llano vecino al cerro.

Según la OSDH, los trabajos de excavación se llevan a cabo desde el 22 de noviembre, a la vista de las fuerzas militares turcas.

Desde que se anunció la captura total de Afrin, el 18 de marzo de 2018, los combatientes de Turquía y del ELS se han involucrado en actos de vandalismo y saqueos en sitios arqueológicos y religiosos en todo Afrin, incluidos los cementerios en Jindaris y Kafr Safra, una mezquita en Jalame, un santuario alauita en Mabatli, y el sitio arqueológico de Ain Dara, según un informe basado en una investigación realizada por la “Iniciativa para salvaguardar el patrimonio del Cercano Oriente”, financiada por el Departamento de Estado de Estados Unidos.

El número de sitios afectados por estos actos ilegales alcanzó 35, de un total de 92 sitios, según el Centro de Documentación de Violaciones en el noreste de Siria.

Además, en 2018 los ataques aéreos turcos dañaron gravemente Ain Dara , un templo neo-hitita que fue construido por los arameos en el primer milenio antes de Cristo.

FUENTE: Medya News / Traducción y edición: Kurdistán América Latina

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.