Organismo de derechos humanos denuncia violaciones de derechos humanos en Rojhilat

En sus informes mensuales, la Red de Derechos Humanos del Kurdistán (KHRN, por sus siglas en inglés) denuncia casos de violaciones de los derechos humanos en Kurdistán y violaciones de los derechos de los civiles kurdos en diferentes regiones y ciudades de Irán.

La KHRN publicó un nuevo informe que incluye todos los casos registrados y notificados en todo Irán a través de sus propias fuentes y mecanismos de verificación entre el 1 y el 30 de noviembre.

“El entorno restrictivo para las organizaciones independientes de derechos humanos en Irán, junto con las presiones a las que se enfrentan las personas sometidas a violaciones de derechos humanos y sus familias, dificultan la publicación de informes precisos y exhaustivos”, manifestaron desde la KHRN.

Según las conclusiones del organismo de derechos humanos, Irán ejecutó al menos a 18 prisioneros en Karaj, Orumiyeh, Kermanshah, Ardabil e Ilam durante noviembre.

A su vez, al menos cinco mujeres fueron asesinadas por sus familiares varones en Gilabgharb y en la aldea de Qazanchi, en Kermanshah, en el mes pasado.

En noviembre, según la KHRN, al menos tres kolbares, entre ellos un menor de 17 años, fueron asesinados a tiros por guardias fronterizos iraníes: uno de ellos murió como consecuencia de una caída desde las alturas fronterizas y otro murió por congelación en las zonas fronterizas occidentales del país.

Un total de 102 kolbars resultaron heridos durante este período. De ellos, 98 fueron abatidos por los guardias fronterizos, dos cayeron desde las alturas de la frontera, uno resultó herido en la explosión de una mina terrestre y otro fue golpeado.

Entre los kolbars heridos por disparos de los guardias fronterizos había un joven de 14 años, dos de 16 años, seis de 17 años, dos de 18 años y tres de 19 años.

La KHRN también reportó que el 7 de noviembre al menos un trabajador murió en un accidente laboral en la aldea de Sorkheh Dezaj, en Sanandaj.

Además, la entidad registró que en noviembre las fuerzas iraníes detuvieron al menos a 31 civiles, entre ellos cinco niños, ocho activistas, un rapero y un imán. Al menos cinco de los civiles detenidos fueron enviados a prisiones de Teherán, Ilam, Saqqez y Sanandaj.

Por último, se reveló que el mes pasado los tribunales iraníes condenaron al menos a cuatro personas de Sanandaj a penas de prisión que van desde un año en suspenso hasta cinco años de prisión.

FUENTE: ANF / Edición: Kurdistán América Latina

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *