Organizaciones de mujeres condenan el asesinato de una activista política en Kirkuk

Tras el asesinato de la activista Firyal Silêman Xalid en Kirkuk, el Consejo de Mujeres del partido DEM calificó de “acto cobarde”. El TJK-E, Kongra Star y la Coordinación KJK también condenaron en los términos más enérgicos el asesinato político.

Firyal Silêman Xalid fue asesinada a tiros en medio de la calle en la metrópolis kurda de Kirkuk, en el norte de Irak, el jueves. Viajaba por el distrito de Serçnar, al norte de la ciudad, cuando un hombre armado con una pistola con silenciador le disparó a quemarropa. El pistolero y un cómplice llegaron en una motocicleta, con la que escaparon sin ser reconocidos. La policía de Kirkuk inició una investigación y lanzó una búsqueda de los sospechosos.

El ataque contra Firyal Silêman Xalid, que se llevó a cabo frente a una escuela en el barrio de Rehîmawe, aparentemente estaba dirigido específicamente a la mujer kurda. Según testigos, uno de los atacantes habría dicho poco antes del tiroteo que había venido a eliminar al activista. Una autopsia inicial reveló que Xalid recibió nueve impactos de bala. La mayoría de ellos resultaron mortales, aseguró un portavoz de la policía.

Firyal Silêman Xalid vivía en Hesekê, en la región autónoma del norte y este de Siria, donde nació, y se unió al movimiento kurdo hace 31 años. Estuvo en Kirkuk por invitación de organizaciones de mujeres del Kurdistán del Sur. El objetivo del viaje era discutir los problemas de las mujeres y la igualdad de género.

El asesinato de la activista Firyal Silêman Xalid ha causado ira y dolor entre las organizaciones de mujeres. “Este no es el primer asesinato político de mujeres que luchan y no hay justificación para actos tan atroces y cobardes”, afirmó la portavoz del Consejo de Mujeres del partido DEM (Partido por la Igualdad y la Democracia de los Pueblos), Halide Türkoğlu, en el semanario de la organización en Ankara.

“Dondequiera que estén en el mundo, las mujeres activistas y políticas han sido el objetivo de las estructuras de poder patriarcales en todos los momentos de la historia. Quienes asesinaron a mujeres como Rosa Luxemburg, Sakine Cansız, Sêvê Demir y Nagihan Akarsel han vuelto a mostrar sus rostros ensangrentados esta vez en Kirkuk. El asesinato de Firyal Silêman Xalid es uno político. Sabemos muy bien qué fuerzas están detrás de él”, afirmó Türkoğlu.

El Movimiento de Mujeres Kurdas en Europa (TJK-E) también habló de un asesinato político. Firyal Silêman Xalid es la última víctima de una serie de ataques mortales contra mujeres kurdas que se han producido durante años y que forman parte de la política genocida antikurda del Estado turco, afirmó el movimiento en un comunicado: “El asesinato de Firyal, que parecido a una ejecución, es un ataque masivo a la voluntad de todas las mujeres y a su papel protagónico en la organización de la sociedad”.

La organización que agrupa al movimiento de mujeres en el norte y el este de Siria, Kongra Star, condenó el sangriento hecho y exigió que las autoridades iraquíes investiguen a fondo el asesinato. “Deben sacar la verdad a la luz. De lo contrario, serán cómplices y se convertirán en cómplices de los asesinos de Firyal Silêman Xalid”, subrayó Kongra Star. La organización llamó a las mujeres a “levantarse y luchar por la libertad” para ayudar a resolver el asesinato y exigir responsabilidades.

La Coordinación de la Comunidad de Mujeres del Kurdistán (KJK) también condenó el mortal asesinato. “El Estado turco fascista, misógino y genocida ha vuelto a mostrar su cara sucia, sanguinaria y siniestra con el asesinato del revolucionario kurdo Firyal Silêman Xalid. El gobierno dirigido por la alianza AKP/MHP, azote del mundo, ha incluido sistemáticamente el asesinato de mujeres destacadas en su guerra contra el pueblo kurdo desde 2013. Desde la masacre de nuestras compañeras Sakine Cansız (Sara), Fidan Doğan (Rojbîn) y Leyla Şaylemez (Ronahî) el 9 de enero de 2013 en el corazón de la capital de Francia, París, decenas de mujeres revolucionarias, políticas y activistas kurdas han sido asesinadas en Europa, así como en el norte, el sur y el oeste de Kurdistán.”

La KJK afirmó además: “Estos ataques, que no son más que masacres, están sin duda estrechamente relacionados con la conciencia adquirida a través de la lucha por la libertad kurda que se lleva a cabo durante décadas y la representación de las mujeres en puestos de liderazgo de esta resistencia. El Estado turco está actuando como una red de asesinatos para debilitar el nivel de lucha alcanzado por las kurdas. Supone que masacrando a mujeres y a kurdos puede disuadirlos de la lucha por la libertad y la resistencia. Sin embargo, la práctica de resistencia de las mujeres kurdas en los últimos cinco años décadas demuestra que esto es un gran error. Cada masacre y cada ataque ha fortalecido la voluntad de las mujeres kurdas y reafirmado su determinación de mantener su lugar en las filas de la lucha revolucionaria”.

Fuente: ANF

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *