Tribunal europeo abordó el retiro del PKK de lista de organizaciones terroristas

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), con sede en Luxemburgo, celebró ayer una vista conjunta de apelación para revisar la designación del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) como grupo terrorista por la Unión Europea (UE) tras años de disputas legales.

El PKK fue incluido por primera vez en la lista en 2002, al adoptar la UE una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU acordada tras los atentados del 11-S en Estados Unidos. La lista se actualiza cada seis meses y en cada revisión se añaden los distintos nombres utilizados por la resistencia kurda.

Los partidarios de excluir al PKK de la lista han argumentado constantemente que no es una organización terrorista y, de hecho, en 2018 el TJUE consideró que el Consejo de Ministros de la UE no había aportado pruebas suficientes para justificar su inclusión en la lista.

Sin embargo, en 2021 la UE recurrió con éxito esta decisión y el tribunal ordenó que se volviera a tratar el caso.

Tras una sentencia del Tribunal de Casación belga, de enero de 2020, que consideró que el PKK era un actor estatal en una guerra civil contra el Estado turco, se sentó un nuevo precedente. Esta importante decisión significa que, según el juez belga, sus acciones no pueden ser juzgadas como terrorismo, sino que se rigen por las normas de la guerra.

Según el tribunal, las pruebas presentadas ayer contra el PKK no eran más que un “copia y pega” de una decisión anterior de hace ocho años. En este sentido, el juez dijo a los abogados de la UE que su informe debía ser actualizado.

El Reino Unido es el único país que respalda oficialmente al Consejo de Ministros en el caso contra el PKK, una medida que, según los críticos, es a instancias de Estados Unidos. “Es como si fueran el perro faldero de Estados Unidos, haciendo su voluntad en el tribunal”, dijo un observador de la audiencia al Morning Star.

Durante un intercambio de palabras, el juez recordó a los abogados que la audiencia se refiere a la designación de la Unión Europea y no a la opinión de Washington.

Según la organización Peace in Kurdistan, con sede en Gran Bretaña, eliminar al PKK de la lista de organizaciones terroristas es esencial para lograr la paz y resolver la llamada cuestión kurda.

“Turquía utiliza esta designación para ocultar sus ataques contra los kurdos en toda la región y justificar el bombardeo de hospitales y campos de refugiados diciendo que albergan terroristas. La retirada de la lista del PKK es crucial para poner fin a las guerras que libra Turquía y a la criminalización del pueblo kurdo. Los kurdos tienen derecho a resistir a lo que es un intento de genocidio por parte del Estado turco”, declaró un portavoz del grupo al Morning Star, pidiendo apoyo para la exclusión de la lista del PKK.

Esta postura está respaldada por el diputado del Reino Unido, Crispin Blunt, que se ha manifestado a favor de retirar al PKK de la lista junto con los derechos de la resistencia palestina en los territorios ocupados. Pero el gobierno, del que forma parte, no está de acuerdo, insistiendo en que el Reino Unido tiene “intereses compartidos en defensa, comercio y estabilidad regional” con Turquía.

No se espera una sentencia hasta dentro de unos meses y es poco probable que el PKK sea eliminado de la lista, según los abogados que participan en el caso.

Mientras tanto, la campaña de apoyo al PKK sigue cobrando fuerza con miles de firmas en una petición que pide el levantamiento de la proscripción.

FUENTE: Steve Sweeney / Morning Star / ANF

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.