La Jineolojî está en todas partes

En 2015 en el norte y el este de Siria se fundó una organización dedicada a la ciencia de las mujeres, la Jineolojî. Esta idea ahora se ha extendido a todas las instituciones de la región y influye en todos los aspectos de la vida.

La Jineolojî aborda sus estudios desde un punto de vista académico. En función de las necesidades, se abren periódicamente ciclos formativos de una semana o un mes de duración. También se imparte en todas las academias del noreste de Siria. Además, forma a los instructores para estos cursos, y el Comité de Jineolojî prepara los recursos que pueden utilizar en las clases.

Desde 2017, el Departamento de Jineolojî comenzó a formar a estudiantes en la Facultad de Ciencias Sociales y Letras de la Universidad de Rojava. Se necesitan dos años para completar la licenciatura. Se espera que el departamento se convierta en una facultad en 2023, una vez que se terminen los preparativos de infraestructura esenciales. Además, la Jineolojî se imparte como asignatura de un trimestre en todos los departamentos de las universidades de Rojava: Medicina, Ciencias Políticas, Educación, Ingeniería Agrícola, Ingeniería del Petróleo, Prensa, etc.

Desde 2016, las escuelas secundarias ofrecen también un curso de Jineolojî. Las actividades se realizan, sobre todo, como jornadas de cuentos.

En Derîk, Hesekê, Kobanê, Manbij, Tebqa, Afrin, Shehba y Alepo hay siete centros de investigación.

Desde ahí se llevan a cabo campamentos impulsados por el Movimiento Juvenil y de Xwebûn; talleres del Comité Económico; debates y talleres de cooperación con el Congreso Islámico Democrático; y debates, talleres, investigaciones y otros estudios conjuntos en los sectores de la cultura, la salud, la diplomacia y la educación.

Hay además numerosos materiales sobre la Jineolojî, como “Introducción a la Jineolojî”, en kurdo y árabe, otras recopilaciones en árabe y kurdo sobre el tema, un número especial de la revista árabe “Jineolojî”, “Fundamentos históricos y futuro de la revolución de las mujeres kurdas”. También hay trabajos que no se han publicado como libros, pero que se han presentado como informes de investigación a las instituciones pertinentes, así como importantes artículos de investigación publicados en la prensa, varias revistas y sitios web. La Academia de Jineolojî prepara y publica libros y estudios de investigación sobre la revolución de las mujeres de Rojava en kurdo, inglés, árabe, español, alemán e italiano.

El Instituto Andrea Wolf se creó en 2019. Las mujeres internacionalistas investigan en ciencias sociales, especialmente en Jineolojî, en este instituto, que se fundó para organizar a las mujeres, evaluar las sociedades europeas y de Rojava, y profundizar en los contactos existentes.

La construcción de Jinwar comenzó el 10 de marzo de 2017 y se terminó el 25 de noviembre de 2018. La aldea de Jinwar, fundada por mujeres con sus propias manos, ha construido una vida colectiva y libre de las mujeres sobre una economía ecologista.

La Asamblea de Jinwar fue fundada el 6 de diciembre de 2018 en la aldea, que fue construida como un grupo de 30 casas de tierra. En la aldea se encuentran la Academia Jinwar, el jardín de infancia Uveysh, la panadería Ashnan, la tienda Jinwar, la Şifa Jin y una granja.

Hena Davud, portavoz del Comité de  Jineolojî en el noreste de Siria, declaró que “en las academias se explican temas como por qué la sociedad necesita una disciplina como la Jineolojî, la historia y el valor de la Jineolojî. Se discute la estructura social de los pueblos kurdo, árabe, armenio, sirio y asirio, así como las características de la mujer en estos pueblos, y las preocupaciones y el progreso de las mujeres. Se discute el tema de cómo las mujeres de los pueblos podrían desarrollarse y su actitud ante la verdad de la Jineolojî. Se realiza un estudio sociológico basado en la auto-reflexión científica y el reencuentro con una misma”.

“Cada centro se organiza en función de las características de la población y su construcción estructural, pero cada centro ve los acontecimientos y los fenómenos desde la perspectiva de las mujeres –agregó Hena-. Los centros de Tabqa, Manbij y Raqqa tienen una importante población árabe. Se tienen en cuenta las características, los hábitos y las tradiciones del pueblo árabe”.

La representante del comité, explicó que “todas las mujeres se enfrentan a los mismos retos y no son significativamente diferentes unas de otras, aunque hay ciertas variaciones, aunque menores, entre las personas. La Jineolojî presta mucha atención a estas distinciones y pequeñas sutilezas. La problemática de las mujeres es la misma históricamente, pero a lo largo del tiempo se enfrentan a problemas diferentes, y la gestión de los problemas por parte de la Jineolojî también cambia de persona a persona; la búsqueda de caminos es muy rica, teniendo en cuenta la diversidad de personas y circunstancias. Por ejemplo, se estudia la influencia de la tribu y la religión en las mujeres árabes, así como la forma en que las mujeres participan en los círculos y la manera de resolver los problemas”.

Hena señaló que “la psicología de las mujeres árabes se discute en un marco amplio, al igual que cómo debe manejarse una mujer árabe, cómo debe definirse a sí misma, y cómo buscar a través de la historia, dónde perdieron las mujeres y cómo pueden recuperar lo que perdieron, cómo pueden expresarse de nuevo”.

Para la integrante del comité, “la Jineolojî también es eficaz en Siria. Tenemos contactos con mujeres sirias activas en la región. Nuestros vínculos son especialmente fuertes en Damasco, Alepo y Suwayda. Como la Jineolojî aspira a llegar a todo el mundo, es fundamental comprender la sociología y la psicología de las mujeres sirias y crear soluciones adaptadas a ellas”.

“Es fundamental establecer un foro de debate. Nuestro principal objetivo es educar a las mujeres árabes, kurdas, armenias, asirias y sirias sobre la Jineolojî –remarcó Hena-. Por supuesto, mientras discutimos esto también intentamos comprender las realidades de las mujeres revisando la historia. Las mujeres han redescubierto y reconocido su pasado perdido, y lo han utilizado con gran efecto. Estas formaciones han producido excelentes beneficios para las mujeres”.

A su vez, detalló que cada centro de Jineolojî se organiza en sí mismo por propia iniciativa, al mismo que “tiene un sistema propio en torno a la educación, la diplomacia, la economía, la salud, la prensa o los archivos”.

“La Jineolojî se centra en la diplomacia y se esfuerza por llegar a las mujeres de otras ciudades. Dentro del Consejo de Mujeres del Norte y el Este de Siria tenemos relaciones con organizaciones de mujeres. Es fundamental que nos relacionemos con organizaciones de mujeres que representen diversos puntos de vista. También hay cursos y facultades de Jineolojî en universidades y escuelas. La Jineolojî despierta la curiosidad de hombres y mujeres. La Jineolojî, que antes sólo estaba disponible como departamento dentro de una facultad, es ahora accesible en casi todas las facultades”, aseveró.

“A través de las comunas, las asambleas, las universidades y la prensa, pudimos llegar a las mujeres –remarcó la representante-. En primer lugar, se evalúa en qué campo será más productiva y competente cada mujer. El plan se hace según el campo en el que la mujer se exprese mejor o según sus necesidades. Las mujeres en la economía y las mujeres en la educación tienen diferentes áreas de especialización, por lo que es inevitable que haya una disparidad. Cada sección es única en sí misma, pero todas están conectadas y se tratan como un todo”.

Por útlimo, Hena contó que “para la promoción de la Jineolojî, tenemos folletos y publicaciones. Se han reunido los pensamientos del líder Abdullah Öcalan sobre la Jineolojî. Sobre el suicidio, la sociología de la mujer árabe y la política y sociología de la migración, se publicaron también amplios estudios y folletos. Recientemente se ha publicado el libro ‘Sociología de las mujeres de Rojava’”.

FUENTE: Nûjiyan Adar / ANF / Edición: Kurdistán América Latina

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.