¿Turquía intenta asentar a un millón de sirios en Afrin, Serêkaniye y Girê Spî?

El gobierno turco anunció que enviará a un millón de refugiados y refugiadas de vuelta a Siria. Como anunció el sábado la Organización de Derechos Humanos de Afrin (ODHA), un grupo de sirios habría entrado en Girê Spî (Tall Abyad), zona ocupada por fuerzas proxys de Turquía. Hamdan Al Abid es miembro de la Comisión de Trabajo y Asuntos Sociales de la Administración Autónoma del Norte y el Este de Siria (AANES). El político árabe habló con la agencia de noticias ANF sobre los planes de Turquía de cambiar la demografía del norte de Siria.

Al Abid señaló que Turquía quiere consolidar y perpetuar la ocupación del norte de Siria con su política de asentamientos y ataques permanentes. “El Estado turco lleva interviniendo en Siria desde el comienzo de la crisis. Es bien sabido que quiere realizar sus sueños neo-otomanos. Quiere ampliar la ocupación de Oriente Medio. Para lograr este objetivo, quiere conquistar y anexionar partes de Siria. Lo ha hecho antes y ahora quiere hacerlo de nuevo”, remarcó.

Además, señaló que al mismo tiempo “el Estado turco quiere legitimar su zona de ocupación en Siria y lo hace en nombre del Islam. Sin embargo, sabemos que estas políticas de los últimos cuatrocientos años, desde los otomanos hasta el presente, no han traído más que muerte, robos, masacres y ataques a la humanidad”.

Al Abid advirtió que Turquía creó un ejército de yihadistas en la provincia siria de Idlib y los ha desplegado por todas partes. “Hoy está haciendo lo mismo en el norte y el este de Siria y en Irak –indicó el dirigente árabe-. Por supuestos intereses de seguridad, quiere anexionar territorios desde Alepo hasta Mosul. Para lograr este objetivo, apoya a grupos yihadistas como el Frente Al Nusra y el Estado Islámico”.

“Turquía ha contribuido al agravamiento de las crisis en Irak, Libia y Siria cuando los pueblos de esos países se rebelaron por su libertad –aseguró Al Abid-. Como resultado, la deseada revolución degeneró en un caos sangriento. Cuando fracasó el proyecto de los Hermanos Musulmanes en Argelia, Túnez, Egipto, Siria y Libia, apoyado por el Estado turco, Turquía atacó el norte y el este de Siria y fundó un ejército mercenario yihadista de miles de personas en Idlib”.

El dirigente agregó: “Este ejército mercenario es enviado a las zonas ocupadas por el Estado turco. Es un grupo peligroso. El Estado turco afirma que el movimiento kurdo por la libertad representa una gran amenaza y lo ataca. Sin embargo, este movimiento sólo defiende su tierra y su pueblo, lo que es su legítimo derecho. Todo ser humano, toda comunidad y todo pueblo tienen derecho a defenderse. El movimiento kurdo por la libertad defiende los derechos perdidos de su propio pueblo”.

“Ningún Estado tiene derecho a intervenir en los asuntos internos de otro Estado desde fuera –destacó Al Abid-. Sin embargo, eso es exactamente lo que hace el Estado turco. Interviene en Siria y en el norte de Irak, ataca el sur del Kurdistán y Shengal. Su objetivo es la ocupación. Irak y Siria tienen una responsabilidad en esto, y no deberían permitir la injerencia turca en sus asuntos internos”.

Al Abid añadió que se están creando asentamientos en las zonas ocupadas por Turquía en el norte de Siria con el apoyo de Arabia Saudí y Kuwait. “Estos campamentos están siendo creados oficialmente por organizaciones humanitarias, pero tienen un propósito completamente diferente. Hago un llamamiento a Arabia Saudí y a Kuwait para que abandonen este proyecto. Las personas que se van a instalar aquí no son de aquí. Esta tierra pertenece a otras personas que han sido desplazadas. Esta política significa un robo y un cambio demográfico dirigido, es un crimen contra la humanidad”, resumió el dirigente.

FUENTE: Hivda Hebun – Omer Horo / ANF / Edición: Kurdistán América Latina

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.