Turquía: “Los feminicidios son producto del sistema”

Bajo el gobierno del Partido Justicia y Desarrollo (AKP), el número de feminicidios en Turquía aumentan de forma permanente. El Movimiento de Mujeres Libres (TJA) habla de un aumento del 1.400% en 18 años de administración del presidente Recep Tayyip Erdogan.

En los últimos años, en particular, el régimen intensificó su en contra de las mujeres y dio un empujón a los perpetradores patriarcales de la violencia tras retirarse del Convenio de Estambul.

La abogada Berfin Polat, que integra la junta directiva de la Asociación de Mujeres Rosa, en la ciudad de Amed (Diyarbakır), habló con la agencia de noticias ANF sobre la situación en Turquía.

Polat explicó que la salida del gobierno del Convenio de Estambul muestra que en Turquía ya no existe el concepto de igualdad de género. Al mismo tiempo, apuntó, los actos de violencia contra las mujeres aumentaron. Un factor importante en esto es la impunidad, aseguró Berfin, quien agregó: “La violencia contra las mujeres en Turquía está, de alguna manera, respaldada por la política de impunidad, y los perpetradores son realmente palmeados en la espalda. Podemos observar, una y otra vez, que los perpetradores del mismo crimen reciben diferentes castigos. Esto se debe a que hay tantas identidades diferentes en Turquía”.

Al referirse al asesinato de Deniz Poyraz, militante del Partido Democrático de los Pueblos (HDP), hace meses atrás, Polat analizó que este caso demuestra que “ser mujer y kurda al mismo tiempo puede ser mucho peor. Cuando se tienen diferentes identidades oprimidas, tanto el nivel de violencia como la propia violencia pueden cambiar”.

La abogada remarcó la importancia de la unidad de las organizaciones de las mujeres para combatir la violencia: “A veces es difícil entrar en cooperación cuando hay diferentes identidades involucradas. Esto se debe a que el grado de discriminación que enfrenta la otra identidad, varía. Aparte de la femenina, pertenecer a otra identidad también cambia el nivel de violencia. Si tienes una identidad kurda y una identidad femenina, es un problema muy diferente”.

Polat advirtió que “solo en julio fueron asesinadas casi veinte mujeres. Además, doce murieron de manera sospechosa. Hoy, este fenómeno de violencia se ha hecho un poco más visible debido a la lucha común de las mujeres y el coraje que se dan entre sí”.

“Vivir la violencia y esconderla es una forma de violencia que te haces a ti misma –destacó-. La violencia y los asesinatos de mujeres son completamente políticos. Se han incrementado como resultado de las políticas gubernamentales y las prácticas judiciales. Una y otra vez, las mujeres afectadas por la violencia acuden al Estado, a la justicia, pero al final son asesinadas de todos modos”.

La abogada aseveró que “si bien las mujeres son asesinadas simplemente por ser mujeres, el Estado no las protege ni castiga a los perpetradores. Esto no es más que la aniquilación de un género”.

“Además, esta situación se ha vuelto sistemática –aseguró-. El Estado debe buscar el problema en sí mismo al menos tan intensamente como para el perpetrador. Las mujeres se están desarrollando, organizándose. El Estado no puede y no tolerará eso. Por eso guarda silencio sobre la violencia y los asesinatos de mujeres y se pone del lado del perpetrador”.

La abogada alertó sobre las “declaraciones en los medios que justifican lo que ha hecho el perpetrador. De esta manera, se alienta a los posibles asesinos en sus acciones. Los feminicidios no siempre necesitan ser descritos con tanto detalle”.

Polat agregó que en los medios no “debe haber informes que tomen la perspectiva del perpetrador y reproduzcan sus acusaciones y declaraciones. Esto se debe a que la mujer ya no existe para decir nada en respuesta a las acusaciones de éste”.
Por último, la abogada manifestó que “no hay justificación para la violencia y el asesinato. Más bien, los medios de comunicación deben informar dónde pueden acudir las mujeres en busca de protección antes de ser asesinadas. Es necesario centrarse en el hecho de que las mujeres recurren al sistema de justicia o las autoridades en busca de protección, pero aun así son asesinadas”.

FUENTE: ANF / Edición: Kurdistán América Latina

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *