Adalet Kaya: “Queremos gobernar nosotros mismos nuestros municipios”

Aunque más de un centenar de alcaldes electos de ciudades y municipios kurdos han sido detenidos y destituidos forzosamente en Turquía en los últimos años, muchos quieren presentarse por el partido DEM a las elecciones locales de marzo.

El 31 de marzo se celebran elecciones locales en Turquía. El Partido de la Igualdad y la Democracia de los Pueblos (DEM) ha tomado el relevo del HDP, amenazado de ilegalización, y defiende la descentralización del sistema político de gobierno y la consideración de las características regionales.

El partido DEM acude a las elecciones locales con la exigencia de resolver la cuestión kurda y volver a poner en el orden del día la cuestión general de la democracia en Turquía para superar las numerosas crisis del país. En diciembre se publicó el correspondiente documento estratégico.

Tras las dos últimas elecciones locales, casi todos los municipios ganados por el partido kurdo DBP y el HDP fueron puestos bajo administración judicial estatal. En 2016, 93 alcaldes fueron detenidos, en 2019 otros 43. A pesar de ello, muchas personas han vuelto a presentarse al partido DEM para optar a una alcaldía o a un escaño en los consejos municipales y de la ciudad.

Se ha penalizado el doble liderazgo en los municipios

El hecho de que haya muchas mujeres entre los candidatos es positivo para la diputada Adalet Kaya, de Amed (tr. Diyarbakir). La política kurda, que fue elegida diputada al Parlamento turco en mayo del año pasado, fue anteriormente presidenta de la Asociación de Mujeres Rosa y ella misma ha sido encarcelada por su activismo político.

Describe el nombramiento de administradores estatales en las comunidades kurdas en lugar de co-alcaldes electos como una práctica antidemocrática que viola el derecho nacional e internacional e ignora la resistencia de la población a la política de asimilación. “Sobre todo, se atacaron los logros de las mujeres y el trabajo que habían realizado. El más importante de ellos fue el sistema de co-representación, el otro fueron los mecanismos establecidos para fortalecer la red de solidaridad de las mujeres, las cooperativas, los centros de asesoramiento y solidaridad y los refugios”, dijo la política a ANF en Amed.

Robo, extorsión y corrupción por parte de la administración de fideicomisarios

Adalet Kaya señaló el carácter monista, racista y sexista del Estado turco y afirmó: “La práctica de la administración forzosa es una continuación de esto. No quieren que las mujeres se empoderen en ningún ámbito ni que estén representadas por igual en los municipios”. El buen funcionamiento de los municipios en las provincias kurdas y la respuesta positiva que hubo incluso en el extranjero puso al descubierto el mal funcionamiento de los municipios que ellos administraban, y este fue un aspecto que no pudieron soportar. No podían conquistar nuestras comunidades y lo que no se les daba libremente, lo usurpaban. Se dedicaron al robo, la extorsión y la corrupción”.

La lucha de las mujeres amenaza al gobierno

Kaya recordó que el movimiento de mujeres kurdas luchó por el sistema de liderazgo dual, que ahora se ha hecho oficial: “Ahora todos los partidos pueden utilizar legalmente el sistema de co-presidencia. Este modelo también se ha introducido a nivel local. Esto ha significado que las mujeres pueden participar en la administración local y descentralizada en todos los ámbitos de la vida y no están restringidas a un área específica. Hemos implantado este modelo en los municipios durante los tres últimos periodos electorales. Aún no ha alcanzado rango legal en relación con los municipios. Seguimos luchando en este sentido. Se trata, por supuesto, de una cuestión muy crítica para el gobierno. Lo ven como una amenaza, y precisamente por eso están criminalizando el modelo de los co-alcaldes como terrorista. Muchos de nuestros alcaldes siguen en prisión. Algunos han sido puestos en libertad tras un largo periodo de encarcelamiento, pero sus juicios continúan. Gültan Kışanak es una figura política muy importante en este contexto. Sigue retenida como rehén política y se la considera una amenaza. Ha hecho una contribución muy importante a la lucha de las mujeres kurdas y al sistema de liderazgo dual.

Decenas de alcaldesas y activistas del movimiento feminista TJA están encarceladas, y la razón principal es que los logros de nuestras mujeres son sólidos. El gobierno ve la lucha, el liderazgo y la representación igualitaria de las mujeres como una grave amenaza para sí mismo e intenta restringirnos en todos los ámbitos”.

Mantener vivo nuestro sistema ecológico, democrático y favorable a las mujeres

Tras las elecciones parlamentarias del pasado mes de mayo, hubo muchas críticas a la estrategia del partido y estas críticas de las bases se tuvieron en cuenta, afirma Adalet Kaya: “La ejecutiva de nuestro partido ha evaluado estas críticas y vamos a las elecciones locales teniendo en cuenta estas críticas. Con este fin, se celebraron reuniones públicas para reforzar y desarrollar el partido. Estas reuniones fueron muy productivas y pioneras. Hemos iniciado un periodo de participación democrática y pública tanto en la identificación de candidatos como en el proceso. Los candidatos se eligen a través de primarias populares, e incluso en los distritos pequeños, todo el mundo, desde las organizaciones no gubernamentales hasta los comerciantes, tiene voz y voto. El resultado se determina por consenso y creemos que eso es muy importante. 

La gente quiere deshacerse de los fideicomisarios, quiere recuperar sus propios municipios. Queremos gobernar nosotros mismos nuestras ciudades y municipios y mantener vivo nuestro sistema ecológico, democrático y favorable a las mujeres. Establezcamos mecanismos que empoderen a las mujeres y las protejan de la violencia. Por eso queremos que todo el mundo participe intensamente en este proceso”.

Fuente: ANF

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *