Congreso Nacional de Kurdistán condena ataques turcos contra región kurda de Siria

El Consejo Ejecutivo del Congreso Nacional de Kurdistán (KNK) emitió una declaración para condenar los ataques perpetrados desde navidad por Turquía contra instalaciones civiles en el norte y el este de Siria.

A continuación publicamos la declaración completa:

El Estado turco está atacando hospitales, escuelas, mezquitas, fábricas, almacenes de grano, estaciones de petróleo, centrales eléctricas y todas las infraestructuras de servicios en Rojava con todo tipo de armas, atacando a civiles y a toda la población de la región.

Los ataques del Estado invasor turco contra el Norte y el Este de Siria deben ser detenidos y condenados. En estas fechas, cuando el mundo entero está ocupado celebrando la Navidad, el Estado turco está lanzando de nuevo una guerra sin cuartel, atacando el Norte y el Este de Siria con aviones de guerra, drones y cañones.

Los objetivos y blancos de los ataques del Estado ocupante son desde Kobanê hasta Tirbesipiye, en toda Rojava (Kurdistán sirio o Kurdistán Occidental). Tienen como objetivo todas las infraestructuras de servicios, la economía, el combustible y la sociedad civil. Muchos civiles han perdido la vida en los ataques y muchas personas han resultado heridas. En estos últimos ataques han estado en el punto de mira la estación de trenes de Qamishlo, sastrerías, empresas de materiales de construcción y fábricas.

Sabemos muy bien que el propósito y el objetivo de los ataques del Estado ocupante turco es destruir la sociedad de Rojava y destruir los logros aquí alcanzados por la sociedad civil, y ocupar el territorio. En todas sus formas, estos ataques son contrarios a las leyes y acuerdos internacionales y no pueden ser aceptados. A pesar de ello, la Coalición Internacional contra el terrorismo, las instituciones y el Estado sirio guardan silencio contra estos ataques del Estado ocupante turco.

No hay ninguna voz a nivel internacional y, hasta ahora, no ha surgido ninguna postura condenando los hechos. El mundo alza su voz contra los ataques en Gaza, pero lamentablemente guarda silencio ante los ataques del Estado turco. Lo que hacen la ONU, el Consejo de Europa, la OTAN, la Coalición Internacional y las organizaciones de protección de los derechos humanos, sin voz ni posición, es inaceptable de cualquiera de las maneras. Hay silencio en lugar de condena.

El llamamiento del KNK a las organizaciones internacionales y al pueblo de Kurdistán es que se opongan firmemente a los ataques del Estado turco y pongan fin al silencio. Es necesario que el pueblo de Kurdistán en las cuatro partes del mundo se ocupe de Rojava y desarrolle una resistencia histórica. El KNK hace un llamamiento a la Coalición Internacional y a la ONU para que asuman sus obligaciones inmediatamente e impidan los ataques del Estado ocupante.

FUENTE: ANF / Edición: Kurdistán América Latina

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *