Crear conciencia entre las mujeres contra la violencia económica + Video

Impedir que las mujeres asistan a actividades laborales y educativas, o sabotear los artículos necesarios para realizar dichas actividades, son algunas formas de violencia económica. Pese a esto, cada vez más mujeres participan en la fuerza laboral para luchar contra la violencia económica.

JINHA habló con algunas mujeres que trabajan en la región del Kurdistán de Irak (Bashur).

Fenk Celal, integrante de la Unión de Tejedoras y Sastres, trabaja como artesana en Sulaymaniyah desde hace 10 años. Haciendo un llamado a todas las mujeres a perseguir sus sueños, dijo: “No deben permitir que ningún obstáculo les impida realizar sus sueños. Deberían participar en la fuerza laboral”.

También enfatizó que las mujeres son ignoradas y sometidas a violencia en todas las facetas de la vida. “Por eso es muy importante que las mujeres tengan una economía independiente. Las mujeres deberían hacer grandes esfuerzos para tener su independencia económica”, remarcó.

Kowestan Aziz, una empresaria de Sulaymaniyah, pidió a todas las mujeres que inicien su propio negocio a pesar de los obstáculos. Kowestan destacó que los hombres hacean todo lo posible para impedir que las mujeres participen en ámbitos laborales.

“Las mujeres que participan en la fuerza laboral enfrentan muchas barreras. Esta es también una forma de violencia contra las mujeres –apuntó-. Los hombres no quieren que las mujeres participen en la fuerza laboral porque quieren controlarlas. Deben llevarse a cabo actividades de sensibilización para poner fin a la violencia económica contra las mujeres”.

Por su parte, Ale Abdullah comentó lo importante que es la participación de las mujeres en la esfera del trabajo. “Cuando las mujeres son económicamente libres, se sienten más seguras –reflexionó-. Todas las mujeres deberían hacer grandes esfuerzos para tener su independencia económica. Se debe crear conciencia sobre los desafíos que enfrentan las mujeres en la fuerza laboral. Las mujeres deberían trabajar y empezar su propio negocio”.

FUENTE: Şınyar Bayız / JINHA / Traducción y edición: Kurdistán América Latina

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *