Denuncian cambio de ley electoral en Turquía en beneficio del gobierno de Erdogan

El Partido Democrático de los Pueblos (HDP) analizó la actualidad de Turquía, en particular la situación de la alianza gobernante de los partidos AKP-MHP y su estrategia para sobrevivir a la pérdida de votos apelando al cambio de leyes electorales.

En una declaración firmada por Feleknas Uca y Hişyar Özsoy, co-portavoces de la Comisión de Asuntos Exteriores del HDP, se expresó que la alianza de gobierno comenzó a perder apoyo de los electores, algo que “se debe a problemas fundamentales, como la crisis económica, la destrucción de la política democrática y el desprecio absoluto por la justicia”.

“Como respuesta a la disminución de su apoyo popular y de su legitimidad, y justo un año antes de las elecciones presidenciales y parlamentarias, la alianza AKP-MHP ha aprobado nuevas enmiendas a la ley electoral en el Parlamento turco, introduciendo normas calculadas para mantenerlos en el poder”, denunciaron desde el HPD.

En el comunicado se subrayó que “el 31 de marzo de 2022, el Parlamento turco aprobó enmiendas a la ley electoral que manipularán las elecciones a favor del AKP-MHP. Las enmiendas entrarán en vigor el próximo año”.

“La nueva ley disminuye el umbral que debe superarse para entrar en el Parlamento del 10 al 7 por ciento –detallaron en la declaración-. Y, lo que es más importante, también cambia el modo en que se reparten los escaños parlamentarios entre los miembros de una alianza, en detrimento de la oposición. En el sistema actual, los partidos obtienen más escaños si forman parte de alianzas, pero esta ventaja desaparece con los cambios. Antes de los cambios, los escaños se distribuían primero entre las alianzas en proporción a sus respectivos porcentajes de votos y luego se distribuían dentro de las alianzas”.

“Así, si el índice de votos recibido por la alianza supera el umbral del país, el cálculo y la distribución de los diputados en las circunscripciones electorales se hará en función del número de votos recibidos por cada partido de la alianza en la circunscripción correspondiente –agregaron desde el HDP-. En las próximas elecciones, el número de diputados de los partidos políticos que constituyen una alianza se determinará con el método general D’Hondt, considerando el número de votos recibidos dentro de la alianza en cada distrito electoral”.

En el comunicado de la tercera fuerza política de Turquía, que reúne al pueblo kurdo, a otras minorías y a sectores del progresismo y la izquierda, advirtieron que las modificaciones introducen “requisitos más estrictos para que los partidos completen sus convenciones de distrito, provinciales y nacionales para poder participar en las elecciones. El hecho de que un grupo parlamentario se haya formado antes de la aprobación de la ley electoral no se considerará suficiente para que ese partido participe en las elecciones. La nueva ley exige que los partidos terminen de organizarse en 41 provincias seis meses antes de las elecciones”.

“La ley también estipula que se celebrará un sorteo entre los tres funcionarios electorales de mayor rango para elegir al jefe de la junta electoral –indicaron en el texto-. Según las nuevas enmiendas, las impugnaciones de los recuentos de votos serán supervisadas por jueces seleccionados en un sorteo, en lugar del juez de mayor rango de un distrito”.

En el comunicado, el HDP expresó que “la nueva ley aporta algunas novedades en el procedimiento de determinación de las juntas electorales. Según la enmienda, un partido político no podrá nombrar a una persona de otro partido para ser miembro de la comisión electoral sin su aprobación”.

A su vez, “con la enmienda relativa a las prohibiciones electorales del ‘primer ministro y los ministros’, se elimina del texto la expresión ‘primer ministro’, por lo que sólo los ministros están sujetos a prohibiciones electorales –alertaron-. No hay ninguna restricción a las actividades del presidente durante las campañas electorales”.

En la declaración se explicó también que “en cuanto al umbral electoral en todo el país, bajarlo al 7 por ciento no es un cambio sustancial. Sigue eliminando la oportunidad de representación para muchos partidos políticos”.

Al mismo tiempo, estimaron que “la distribución de los escaños parlamentarios por el método D’Hondt se ha elegido en beneficio de la alianza AKP-MHP. Saca a las alianzas de la ecuación para distribuir los escaños directamente en proporción a los partidos, lo que proporcionaría una ventaja a la alianza Cumhur, del AKP-MHP, a expensas de los partidos más pequeños de la Alianza Millet”.

“En cuanto a las restricciones de los requisitos para que un partido político se presente a las elecciones, hay que subrayar que incluso la anterior ley de partidos políticos restringía la libertad de asociación de los partidos políticos e interfería en la forma y el método de organización de los partidos. Con esta nueva normativa, el gobierno pretende dificultar la participación de los partidos políticos en las elecciones”, remarcaron desde el HDP.

En el comunicado se puntualizó que “en cuanto a la elección de los jueces en las juntas electorales, ha quedado claro en anteriores elecciones que las juntas electorales de las provincias y distritos han cometido importantes irregularidades durante los procesos electorales. La enmienda hará más probable que los jueces que fueron nombrados por el partido gobernante en los últimos años supervisen los casos de apelación. Así, las juntas electorales provinciales y de distrito dependerán más del gobierno”.

“En cuanto a las enmiendas sobre la determinación de los consejos electorales, éstas crean otro obstáculo para que los partidos políticos organicen la seguridad de las urnas –agregaron desde el HDP-. Ya los partidos políticos no podían registrar a un ciudadano como funcionario de casilla sin su conocimiento y consentimiento. Con esta nueva enmienda, el gobierno no sólo trata de impedir que los partidos con organizaciones relativamente débiles participen en las elecciones, sino que también quiere impedir que los partidos que sí tienen derecho a participar organicen la seguridad de las urnas”.

En el análisis sobre las modificaciones, desde el Partido Democrático de los Pueblos aseguraron que “en cuanto a las enmiendas sobre las prohibiciones electorales a los ‘primeros ministros y ministras’, como hemos mencionado anteriormente, no habrá ninguna restricción a las actividades del presidente durante las campañas electorales. Así, el presidente podrá utilizar todas las oportunidades del Estado desde el inicio de la campaña electoral hasta el día siguiente a las elecciones. Sin embargo, los ministros, diputados y jefes de otros partidos políticos estarán sujetos a prohibiciones. Esto es un obstáculo para unas elecciones justas y una violación del derecho constitucional y universal”.

Para finalizaron, los representantes del HDP advirtieron: “Es evidente que la alianza AKP-MHP cambia la ley electoral según sus propias necesidades. Estos cambios no traerán consigo unas elecciones democráticas y justas. Más bien, bloquearán la representación de diversas dinámicas sociales en el parlamento y socavarán aún más la voluntad de los votantes reflejada en las urnas”.

FUENTE: ANF / Edición: Kurdistán América Latina

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.