“El gobierno turco favorece al capital y persigue a los trabajadores”

El Partido Democrático de los Pueblos (HDP) criticó las leyes laborales impulsadas por el gobierno de Turquía, que fomentan la explotación de los y las trabajadoras.

La postura del HDP fue comunicada por el co-presidente de la Comisión Laboral del partido, Şaziye Köse, en una declaración escrita, en la que denunció “la persecución del Código 29” y demandó que todos los trabajadores despedidos deben ser reincorporados”.

Köse aseveró que la alianza gubernamental de los partidos AKP-MHP “ha implementado todo tipo de mecanismos de explotación, incluyendo algunos que violan el derecho a la vida de los trabajadores, concediendo todo tipo de privilegios al capital”.

“El 16 de abril de 2020, con el artículo provisional añadido a la Ley Laboral en el ámbito de las medidas por la Covid-19, se prohibió el despido de trabajadores durante la pandemia, excepto en caso de ‘comportamientos que no cumplan con las normas de ética y buena voluntad’ –recordó el dirigente-. Y mientras que el capital convirtió la pandemia en una oportunidad y convirtió el Código 29 en un arma contra los trabajadores, el gobierno del AKP-MHP no hizo nada para evitarlo”.

Köse advirtió que, según los datos oficiales, “176.662 trabajadores fueron despedidos arbitrariamente por el Código 29 en 2020”.

Antes esta situación, el miembro del HDP aseguró que “seguiremos defendiendo los derechos de los trabajadores, resistiendo y luchando juntos, y ganaremos”.

En Turquía, los empresarios deben notificar al Instituto de la Seguridad Social el despido de un trabajador en un plazo de 10 días. En este aviso, el trabajador despedido recibe un código con el motivo del despido. El Código 29 indica que el contrato de trabajo se ha rescindido porque el trabajador ha tenido “comportamientos que no se ajustan a las normas de ética y buena voluntad”, tal como se enumeran en el segundo párrafo del artículo 25 de la Ley del Trabajo.

Este artículo, que los utilizaron mucho durante las medidas de contención para despedir a los trabajadores, es también un obstáculo para beneficiarse de las prestaciones de desempleo. İŞKUR (Agencia Turca de Empleo) examina el código cuando se presenta una solicitud de prestación por desempleo. Si se introduce el 29 no se pagan las prestaciones. Los despedidos con el Código 29 tampoco pueden recibir el subsidio por trabajo de corta duración.

FUENTE: ANF / Edición: Kurdistán América Latina

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *