Denuncian que bases militares turca en el Kurdistán iraquí amenazan la vida de civiles

Christian Peacemaker Teams (CPT) promueve la resolución de conflictos y es una organización internacional de derechos humanos y de reducción de la violencia. Desde la ONG han monitoreado el impacto civil de la reciente operación militar transfronteriza de Turquía en el Kurdistán iraquí (Bashur), denominada “Operación Garra-Rayo”. Un representante del CPT habló con Zelal Fidan de la agencia de noticias Mesopotamia (MA) y describió la naturaleza de las incursiones turcas en la región durante los últimos seis años.

El último informe de CPT, organización fundada en 1987 en Chicago y registrada como una agrupación sin fines de lucro basada en la fe en Estados Unidos, y en el Kurdistán iraquí como una organización no gubernamental internacional, indicó que “aunque Turquía afirma que ataca al Partido de los Trabajadores de Kurdistán (PKK)”, la “realidad es que los civiles que viven en las regiones fronterizas son los más afectados por los bombardeos” turcos.

“Estos bombardeos han devastado la región donde viven cientos de familias. Miles de dunam (un dunam representa aproximadamente 900 metros cuadrados) de tierra, y aproximadamente 1.300 colmenas han sido destruidas, los cuales son recursos cruciales para las familias”, aseguró el informe.

“Los bombardeos de Turquía no solo amenazan el sustento de las familias, sino también sus vidas –se agregó en la investigación-. Hasta ahora, cuatro civiles han resultado heridos por los bombardeos de Turquía, y más de 1.500 civiles de 22 aldeas han sido evacuados para escapar del asalto de Turquía”. “El CPT teme que estas familias nunca tengan la capacidad de regresar a sus hogares –remarcaron desde la ONG-, ya que Turquía ha construido bases militares cercanas, armadas con artillería, que ahora amenazan la vida de los civiles”.

Kamaran Osman, de la oficina en la ciudad de Sulaymaniyah del CPT, explicó que el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdoğan, ahora ve a Erbil (Hewler), la capital del Kurdistán iraquí, como territorio turco. Osman puntualizó que después de seis años de guerra continua en la región, el resultado es al menos 116 muertes de civiles, la evacuación de 148 aldeas, y el desplazamiento de miles de personas. A esto se suma la construcción de 42 bases militares con capacidad de desplegar 80 drones armados y de vigilancia en la región.

Cuando se preguntó a Osman si el gobernante Partido Democrático de Kurdistán (PDK) proporcionó ayuda a las personas desplazadas y trabajó para facilitar su regreso a sus aldeas, respondió que no. “El PDK tiene relaciones muy estrechas con Turquía. Tienen un acuerdo petrolero que abarca 50 años –aseveró-. Cuando se les pregunta por qué toman alguna medida, dicen que es responsabilidad del gobierno iraquí proteger la soberanía del país, mientras que es una responsabilidad colectiva compartida por el Gobierno Regional del Kurdistán de acuerdo con la Constitución”.

“Se supone que al menos deben proporcionar tiendas de campaña, alimentos y ayuda médica a las personas desplazadas –advirtió Osman-. Se supone que deben reconocer a las víctimas mortales como mártires y compensar a las respectivas familias. Se supone que deben brindar atención médica a los heridos. Sin embargo, no hacen nada de esto”.

Al ser consultado sobre el área que actualmente está bajo el control de las fuerzas turcas, Osman puntualizó que se “han establecido bases a 35 kilómetros dentro de la frontera, en el distrito de Sidekan. Varía de una región a otra. Han ocupado un área de 15 a 20 kilómetros de profundidad en la región de Heftanîn”. Además, indicó el representante de la ONG, “han establecido un aeródromo militar a 45 kilómetros de la frontera en Bamerne (un subdistrito de la gobernación de Dohuk). No solo realizan ataques aéreos a lo largo de la frontera entre Irak y Turquía. Recientemente, han bombardeado un área a lo largo de la frontera entre Irak e Irán”.

Osman denunció que el Estado turco no apunta “a la guerrilla del PKK, como afirmaron” sus gobernantes. “No hay fuerzas del PKK en esa región. Estos son solo los campos de los aldeanos –alertó-. Han llegado a estos campos. Golpearon una casa. También había un lugar de culto en las inmediaciones. También fue golpeado. Claramente, el objetivo de esta guerra no es solo el PKK”.

Osman explicó que desde su ONG observan “que Turquía ha estado buscando una oportunidad para invadir el Kurdistán iraquí. De hecho, se puede ver en las declaraciones del presidente Erdogan que este objetivo no se está ocultando. Ve a Erbil como su propio territorio; un territorio dentro de las fronteras de Turquía”.

FUENTE: Medya News / Traducción y edición: Kurdistán América Latina

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.