El Tribunal Supremo de Irán confirma nuevas condenas a muerte contra kurdos

El Tribunal Supremo de Irán ha confirmado nuevas condenas a muerte contra kurdos. Los activistas de Komala Pejman Fatehi, Wafa Azarbar, Mohammad Faramarzi y Mohsen Mazloum corren peligro inminente de ejecución.

El Tribunal Supremo de Irán ha confirmado las condenas a muerte dictadas contra cuatro kurdos. La Red de Derechos Humanos del Kurdistán (KHRN) ha declarado que los cuatro están acusados de “librar una guerra contra Dios”, “espionaje” para Israel y planificación de acciones “terroristas”.


Según KHRN, los condenados son Pejman Fatehi (28), Wafa Azarbar (26), Mohammad Faramarzi (28) y Mohsen Mazloum (27). La organización de derechos humanos con sede en Francia ya informó sobre el caso el año pasado y acusó a la justicia iraní de haber procesado a los cuatro activistas bajo acusaciones falsas. También se les negó el acceso a representación letrada de su elección y fueron sometidos a graves torturas bajo custodia. Su detención se produjo en el curso de una desaparición forzosa.


Secuestro ilegal, tortura bajo custodia, juicios espectáculo

Pejman Fatehi, Wafa Azarbar, Mohammad Faramarzi y Mohsen Mazloum pertenecen al partido kurdo Komala (Komełey Şorrişgêrrî Zehmetkêşanî Kurdistanî Êran). Según su abogado, se encontraban en Rojhilat en julio de 2022 cuando fueron detenidos por miembros del Ministerio de Inteligencia. Amnistía Internacional, que se hizo cargo del caso, escribió: “El 23 de julio de 2022, los medios de comunicación estatales iraníes anunciaron la detención de cuatro personas anónimas acusadas de ‘espiar’ para Israel y de planear ‘atentados terroristas’. Sus familias creen que estas acusaciones iban dirigidas contra los cuatro hombres, como corroboran el momento y la naturaleza de las acusaciones, que estaban obviamente relacionadas con su pertenencia al grupo de oposición kurdo prohibido Komala. El 12 de octubre y el 5 de diciembre de 2022, la televisión estatal iraní emitió un vídeo propagandístico en el que los cuatro hombres “confesaban” haber planeado un atentado con bomba en una zona industrial cercana a la ciudad de Ispahán siguiendo instrucciones de la inteligencia israelí”.

Desde la desaparición de los activistas de Komala, sus familias y abogados han intentado en vano averiguar dónde se encuentran los cuatro hombres mediante investigaciones en centros de detención y tribunales de Ûrmiye, Mehabad (Mahabad), Sine (Sanandaj), Isfahan y Teherán. Sin embargo, las autoridades se negaron a facilitar información alguna. Además, funcionarios del Ministerio de Inteligencia les advirtieron en repetidas ocasiones que no realizaran más investigaciones sobre sus familiares desaparecidos, ya que sería “inútil” y los hombres serían ejecutados. La primera vez que las familias de los hombres supieron algo de ellos desde su detención en julio de 2022 fue el 12 de octubre de 2022, cuando sus “confesiones” forzadas se emitieron en un vídeo propagandístico en la televisión estatal.


Más de 800 ejecuciones en 2023

La Red de Derechos Humanos del Kurdistán está preocupada por la vida de los cuatro kurdos y advierte de que corren peligro inminente de ejecución, dado el alarmante aumento de las ejecuciones en todo el país. En 2023, la organización registró más de 800 ejecuciones de presos -un aumento del 32 por ciento en comparación con el año anterior-, que afectaron de forma desproporcionada sobre todo a kurdos y baluchis.
 Fuente: ANF

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *