Irán: defensora de los derechos humanos sentenciada a la cárcel y a latigazos

Un tribunal iraní condenó a la destacada activista de derechos humanos Narges Mohammadi a ocho años de prisión y a más de 70 latigazos, anunció su marido el domingo, tras su repentino arresto en noviembre del año pasado.

Su esposo, Taghi Rahmani, que reside en Francia, escribió en Twitter que la sentencia se dictó después de una audiencia que duró solo cinco minutos.

Los detalles tanto del veredicto como del caso en su contra siguen sin estar claros.

Colega de la activista ganadora del Premio Nobel de la Paz Shirin Ebadi, que ahora vive fuera de Irán, Mohammadi ha sido encarcelada repetidamente por las autoridades iraníes en los últimos años.

Fue liberada de prisión en octubre de 2020, pero luego arrestada repentinamente en noviembre de 2021 en Karaj, en las afueras de Teherán, mientras asistía a un memorial por un hombre asesinado durante las protestas nacionales de noviembre de 2019.

Amnistía Internacional (AI) en ese momento condenó el arresto de Mohammadi como “arbitrario” y la describió como una “prisionera de conciencia dirigida únicamente por sus actividades pacíficas de derechos humanos”.

Mohammadi, que durante mucho tiempo ha hecho campaña contra el uso de la pena de muerte en Irán, antes de su último arresto había estado trabajando con familias que buscaban justicia para sus seres queridos que fueron asesinados por las fuerzas de seguridad en las protestas de 2019.

Incluso cuando estaba fuera de prisión, en mayo de 2021, recibió una sentencia de 80 latigazos y 30 meses de cárcel por cargos de “propaganda” contra el régimen islámico de Irán.

Los activistas han denunciado lo que ven como una mayor represión en Irán en los últimos meses, incluido el encarcelamiento de activistas y un mayor uso de la pena de muerte.

También han muerto en prisión destacados detenidos, como el conocido poeta Baktash Abtin.

Otra de las principales defensoras de los derechos humanos que cumple una larga condena en Irán, es la galardonada abogada Nasrin Sotoudeh, que defendió a mujeres detenidas por protestar contra el requisito de que las mujeres iraníes lleven hiyab.

Si bien se cree que actualmente está fuera de la cárcel con licencia médica, sus seguidores temen que corra el riesgo de ser devuelta a prisión de manera inminente.

FUENTE: AFP / Rudaw / Edición: Kurdistán América Latina

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.