Perinaz Çupan y los tejidos de su vida + Video

Perinaz Çupan, que vive en el distrito de Erdemit, en la provincia de Van (Bakur – Kurdistán turco), teje alfombras para la oración detrás de su telar de madera que ya tiene 15 años. Fue desplazada a la fuerza de su pueblo debido a la presión de los guardias del pueblo, por lo que trabaja sin parar para cumplir su anhelo de volver. Perinaz, que también gana dinero recogiendo y vendiendo nueces, es una de las varias mujeres de la región que posee un telar.

Fue detrás de su telar después de mostrarnos las cuerdas de colores. “Estas cuerdas están hechas de lana de oveja”, dijo. Su telar es de pedal y teje tapetes como si cosiera ropa. Ella nos mostró cómo teje las alfombras.

Perinaz se gana la vida vendiendo los productos que teje. “Me olvido de todos los problemas cuando tejo alfombras detrás de mi telar. Hicimos este telar de madera hace 15 años. Normalmente, nos ganamos la vida recolectando y vendiendo nueces. Pero es un trabajo de temporada, así que tejo alfombras y alfombras de oración para ganarme la vida”, contó.

“En el pasado, solía sentarme detrás del telar todos los días en el pueblo –relató-. En el pueblo, tuvimos que trabajar duro. Pero después de mudarnos a la ciudad, tenemos más tiempo. Por eso suelo trabajar detrás de mi telar. Hay que tener paciencia para tejer alfombras”.

Perinaz explicó que “siempre que tengo problemas, tejo alfombras detrás del telar. De esta manera, me gano la vida para mis hijos y para mí. Antes la gente no tenía ningún problema. Ahora, todo el mundo tiene muchos problemas. Me olvido de todos los problemas cuando tejo alfombras”.

FUENTE: Medine Mamedoglu / JINHA / Traducción y edición: Kurdistán América Latina

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.