Joe Biden lanzó su primer bombardeo contra territorio sirio

Las Fuerzas Aéreas de los Estados Unidos atacaron a las milicias respaldadas por Irán en territorio sirio. El Departamento de Defensa norteamericano justificó los ataques como una represalia por los bombardeos a las posiciones estadounidenses en Irak.

Según un comunicado del secretario de prensa del Pentágono, John Kirby, las fuerzas militares estadounidenses llevaron a cabo una serie de ataques aéreos contra la infraestructura utilizada por los grupos respaldados por Irán en el este de Siria. Las incursiones se realizaron el jueves por la noche por indicación del presidente Joe Biden.

“Estos ataques fueron autorizados en respuesta a los recientes ataques contra el personal estadounidense y de la Coalición en Irak. En concreto, estos ataques destruyeron múltiples instalaciones situadas en un punto de control fronterizo utilizado por varios grupos militantes respaldados por Irán, incluidos Kait’ib Hezbollah (KH) y Kait’ib Sayyid al-Shuhada (KSS)”, expresó Kirby en el comunicado.

El funcionario de la Casa Blanca remarcó que “esta respuesta militar proporcionada” se llevó a cabo junto con medidas diplomáticas, incluida una consulta con los socios de la Coalición. Kirby añadió que las fuerzas estadounidenses han actuado de manera deliberada con el objetivo desescalar la situación general tanto en el este de Siria como en Irak.

“Confío en el objetivo que hemos perseguido, sabemos lo que hemos alcanzado”, manifestó a la prensa el secretario de Defensa norteamericano, Lloyd Austin, poco después de los ataques aéreos. “Estamos seguros de que ese objetivo estaba siendo utilizado por los mismos militantes chiítas que llevaron a cabo los ataques”, añadió en referencia a un ataque con cohetes que tuvo lugar el en el norte de Irak el 15 de febrero, y que mató a un contratista civil e hirió a un miembro estadounidense y a otro integrante de la Coalición.

Hasta ahora, el ejército estadounidense no informó si hubo víctimas en la ofensiva.

Estos ataques se efectúan mientras la administración Biden y el gobierno de Teherán intentan retomar el acuerdo nuclear entre ambos países, suspendido unilateralmente por el ex presidente Donald Trump. Al mismo tiempo, Washington también considera a Irán como una amenaza continua para la seguridad en Oriente Medio, en especial para Israel, el principal aliado de Estados Unidos.

Luego de los ataques, el vicepresidente del Comité de Asuntos Internacionales del Senado ruso, Vladimir Yabárov, calificó la ofensiva de Estados Unidos como “totalmente ilegal, por tratarse de un bombardeo en el territorio de una nación soberana”. En declaraciones a la agencia Sputnik, el senador expresó que “lo que ha ocurrido implica un gran peligro y podría derivar en una escalada en toda la región”.

Yabárov declaró que Siria podría presentar una querella ante el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, ya que “tiene pleno derecho de hacerlo”, además de recordar la capacidad militar de Damasco, por lo cual “los estadounidenses deberían actuar con extrema cautela”.

FUENTE: ANF / BBC / Sputnik / Edición: Kurdistán América Latina

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.