“La autodefensa es imprescindible para las mujeres”

El 20 de marzo, un decreto presidencial anunció la retirada de Turquía del Convenio del Consejo de Europa para prevenir y combatir la violencia contra las mujeres y la violencia doméstica (conocido como Convención de Estambul).

Desde entonces, muchas mujeres han sido asesinadas y han sido objeto de acoso, violación y violencia sistemática. En Turquía, al menos tres mujeres son asesinadas todos los días y los perpetradores son recompensados ​​con una reducción de la pena, mientras que el gobierno no hace nada para prevenir los feminicidios y la violencia contra las mujeres.

Si bien las mujeres de toda Turquía siguen los acontecimientos con profunda preocupación, intentan hacer oír su voz. Hablando sobre las crecientes tasas de feminicidio en Turquía, tres parlamentarias del Partido Democrático de los Pueblos (HDP) llamaron la atención sobre las políticas del gobierno hacia las mujeres.

“El gobierno allana el camino para la violencia masculina”

La diputada por Estambul, Züleyha Gülüm, señaló que las tasas de violencia contra las mujeres, acoso y feminicidio, han aumentado considerablemente después de que Turquía se retirara de la Convención de Estambul.

“Según informes de los medios de comunicación, 14 mujeres fueron asesinadas en agosto hasta ahora, y este número sigue aumentando. La decisión de retirada allana el camino para la violencia masculina”, dijo Züleyha.

La legisladora del HDP agregó: “El gobierno es responsable de los feminicidios al llevar a cabo políticas de profundización de la violencia masculina, discriminación contra mujeres, y retirándose de la Convención de Estambul. Al retirarse, el gobierno también anunció que los crímenes contra las mujeres y las personas LGBTI+ están legitimados”.

Züleyha remarcó que el Poder Judicial y el gobierno, ambos profundamente masculinos, se han convertido en parte de los crímenes contra las mujeres al llevar a cabo políticas misóginas. “Casi todos los hombres asesinos afirman en sus declaraciones que son enfermos mentales y mataron a mujeres para proteger su ‘honor’ –remarcó-. Hablamos de una mentalidad masculina que enseña a los perpetradores a defenderse”.

“Los perpetradores no dudan en cometer un crimen”

En tanto, la diputada Nuran İmir habló sobre las razones del aumento de los feminicidios: “La principal razón son las políticas actuales de impunidad. Se anima a los perpetradores a cometer nuevos delitos, porque saben que no recibirán ningún castigo”.

“La violencia contra las mujeres ha aumentado y más mujeres han sido asesinadas, especialmente después de la enmienda sobre la ejecución de medidas penales y de seguridad aprobada en 2020 y la retirada de Turquía de la Convención de Estambul. Los perpetradores no dudan en cometer un crimen porque piensan que el Estado, las leyes y el gobierno los apoyarán y cubrirán sus crímenes”, manifestó.

Nuran advirtió que “las mujeres se enfrentan a la violencia del Estado masculino en todas las áreas. El partido gobernante mantiene los feminicidios y la violencia contra las mujeres en la agenda para obtener ganancias políticas, mientras defiende a los perpetradores de feminicidios en cada oportunidad. El sistema judicial masculino y las políticas de impunidad protegen a los asesinos y culpan a las mujeres, incluso si son víctimas de feminicidio. Por eso, se deben garantizar los derechos de las mujeres”.

La legisladora del HDP alertó que “estas políticas continuarán matando mujeres y sometiéndolas a la violencia y la opresión, a menos que el sistema cambie por completo. El poder organizado de las mujeres es el medio de autodefensa más importante. Las mujeres desorganizadas están sujetas a la violencia masculina. La única salida es que las mujeres se organicen en todos los ámbitos y desarrollen su mecanismo de autodefensa”.

“El AKP intenta sacar a las mujeres de los espacios públicos”

Por su parte, la diputada por la región de Ağrı, Dilan Dirayet Taşdemir, señaló que la política misógina del partido gobernante AKP tiene un gran impacto en el aumento de la violencia contra las mujeres.

“El AKP quiere construir una estructura social en la que todos las obedezcan y se inclinen ante ella –explicó-. Intentan sacar a las mujeres de los espacios públicos para construir esa estructura social. Las mujeres que se resisten a esto son sometidas a la violencia masculina y estatal”.

Para Dilan, “con las eliminaciones de los mecanismos que protegen a las mujeres, estamos siendo asesinadas. Turquía se ha convertido en un país donde las mujeres no se sienten seguras, temen ser acosadas, abusadas, asesinadas y sometidas a violencia. Turquía no es un país seguro para las mujeres”.

FUENTE: Medine Mamedoglu / Medya News / Traducción y edición: Kurdistán América Latina

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.