“La guerrilla está lista para desempeñar con mayor eficacia su papel en estos 40 años de lucha”

A continuación publicamos un análisis de Duran Kalkan, miembro del Consejo Ejecutivo de la Unión de Comunidades de Kurdistán (KCK), en el que reflexiona sobre los últimos acontecimientos en Kurdistán, Medio Oriente y el mundo.

Celebramos el 39 aniversario de la resistencia revolucionaria de la guerrilla, que se llevó a cabo el 15 de agosto de 1984, y que simboliza el punto de partida histórico del camino hacia la libertad. Así, los kurdos han entrado en su 40º año de libertad y resistencia y, a través de diversos eventos, lo celebran en su tierra natal y en el extranjero. Los guerrilleros están celebrando esta resistencia realizando acciones exitosas en todo Kurdistán, particularmente en (las áreas kurdas del sur de) Zap, Avaşîn y Metîna (región de Bashur, norte de Irak).

En esta ocasión, me gustaría, en primer lugar, felicitar a todos los compañeros del partido, a nuestro pueblo y camaradas internacionales, especialmente a Rêber Apo (Abdullah Öcalan). Quisiera saludar particularmente la posición heroica y la resistencia de las guerrillas HPG y YJA-Star (Fuerzas de Defensa del Pueblo  y Tropas de Mujeres Libres, respectivamente) que resisten la ocupación y el genocidio y no dejan pasar el fascismo. Con esto también quiero conmemorar respetuosamente a todos los mártires de la heroica resistencia kurda en la persona de los camaradas Agit y Zîlan. En el año 40º, deseo éxito a todos los que luchan por la libertad y la democracia.

Sin duda, será útil resumir brevemente las condiciones políticas en las que se desarrolló la resistencia revolucionaria del 15 de agosto para poder evaluar los resultados y efectos de la misma.

Es bien sabido que a fines de la década de 1970 y principios de la de 1980, el mundo estaba en un estado de completo estancamiento, con la contradicción y el conflicto entre los Estados Unidos y la Unión Soviética (URSS). Cada bando estaba desarrollando todo tipo de actividades militares, incluido el armamento nuclear, con el fin de derrotar a su oponente. Mientras la administración estadounidense de la época intentaba tomar la delantera con su plan “Star Wars”, la Unión Soviética, que se autodenominaba “socialista” y había fracasado en su aventura en Afganistán, pasaba por una serie de cambios y búsquedas, que finalmente se materializó bajo el liderazgo de Mijaíl Gorbachov.

El evento más influyente en Medio Oriente fue sin duda el conflicto árabe-israelí y la resistencia palestina. Irán e Irak habían suspendido temporalmente y de forma parcial las tensiones y conflictos entre ellos, con el Tratado de Argel de 1875. Turquía, por su parte, atravesaba una crisis en todos los ámbitos, especialmente en la económica y política, y el sistema estatal instaurado el 29 de octubre de 1923 ya no funcionaba. El Tratado de Argelia de 1975 también tuvo un fuerte impacto en los kurdos, y el derrotado Partido Democrático de Kurdistán (PDK) y su líder Mustafá Barzani aceptaron esta situación declarando “ashbetal” (capitulación), se disolvieron y abandonaron Kurdistán.

Fue en estas condiciones que ocurrieron dos eventos importantes que afectaron a Kurdistán y Medio Oriente. En primer lugar, el líder del pueblo kurdo, Abdullah Öcalan, que desde 1973 intentaba fundar un partido y comenzar una nueva resistencia kurda, fundó el PKK (Partido de los Trabajadores de Kurdistán) a finales de 1978 y desarrolló un proceso de lucha que afectó profundamente a Turquía con la resistencia en (las ciudades kurdas del norte) Hilvan y Siverek. En segundo lugar, la alianza iraní predominantemente islámica logró derrocar al Sha, en febrero de 1979. La revolución iraní, lidiando gradualmente con la auto-contradicción, comenzó a soplar viento en todo Medio Oriente.

La OTAN y las potencias reaccionarias regionales no tardaron en desarrollar una nueva ofensiva contra estos dos nuevos desarrollos y la eficacia de la resistencia palestina. El Estado Mayor turco, afiliado a la OTAN, formó una junta fascista bajo el liderazgo de Kenan Evren, al dar un golpe militar el 12 de septiembre de 1980, y se apoderó de todo el Estado. El 20 de septiembre de 1980, el gobierno iraquí, bajo la guía secreta de Estados Unidos, declaró la guerra a Irán para recuperar lo que había perdido en el Tratado de 1975. Por lo tanto, la guerra entre Irak e Irán fue un esfuerzo por interrumpir los vientos revolucionarios que soplaban desde Irán, y el golpe militar fascista del 12 de septiembre y el régimen resultante fueron intentos de aplastar la nueva resistencia por la libertad que se levantaba en Kurdistán.

En este marco, la junta de Kenan Evren llevó a cabo un intenso ataque fascista-genocida con el fin de neutralizar a las fuerzas democráticas de Turquía y, principalmente, para aplastar la nueva resistencia kurda del grupo “apoísta”. Al prohibir todo lo kurdo, avanzó hacia una reocupación virtual de Kurdistán y la aniquilación total de la existencia patriótica kurda. Cientos de militantes del PKK y decenas de miles de patriotas kurdos fueron arrestados y encarcelados. Al imponer un sistema de tortura inhumano a los capturados, pretendía destruir, en la persona de los prisioneros, la existencia de los kurdos y su conciencia de libertad.

Los cuadros y simpatizantes del PKK, que estaban bajo la opresión y tortura más severas de la historia, comenzaron a resistir. Esta resistencia fue encabezada por Mazlum Dogan, el 21 de marzo de 1982, y continuada por Ferhat Kurtay, Kemal Pir y Hayri Durmuş. Los dos últimos compañeros, junto con muchos otros que se les unieron, iniciaron una huelga de hambre el 14 de julio del mismo año y lograron derrotar ideológicamente el sistema fascista del Estado turco. Así, revelaron el nuevo poder decisivo de la resistencia por la libertad y demostraron claramente que es posible resistir en todas las circunstancias dadas. Esta situación creó una superioridad ideológica y psicológica muy fuerte para el Movimiento por la Libertad Kurdo, liderado por Rêber Apo, y se convirtió en un llamado a la resistencia para los militantes del exterior.

La resistencia guerrillera comenzó con las acciones en (las ciudades kurdas del norte, ocupadas por Turquía de) Eruh y Şemdinli, el 15 de agosto de 1984. Fue dirigida por el comandante inmortal Mahsum Korkmaz. Esta acción guerrillera fue una respuesta exitosa al llamado que venía de las prisiones. Los guerrilleros del PKK, que se entrenaron y prepararon ideológica y militarmente en el campo libanés-palestino, aprovecharon el ambiente político y práctico creado por la revolución iraní que derrocó al Sha y la guerra Irak-Irán iniciada el 20 de septiembre, y lograron en el lanzamiento de una nueva resistencia kurda a partir del 15 de agosto de 1984.

Sin duda, la guerrilla del PKK inició y llevó a cabo la difícil lucha contra el ejército turco, afiliado a la OTAN, principalmente sobre la base de su propia fuerza, conciencia y creencia. También se benefició del hecho de que la guerra Irán-Irak dejó parcialmente descontroladas las fronteras de la República turca con Irak e Irán, y que esta guerra dejó inoperante el sistema conjunto de hegemonía sobre los kurdos establecido por el Tratado de Lausana. Rêber Apo fue la fuerza principal que creó y desarrolló estos desarrollos. Evaluó correcta y adecuadamente los acontecimientos políticos y militares sin cesar, y mostró capacidad para reagrupar a los cuadros del partido y entrenarlos y prepararlos en el extranjero con gran esfuerzo. Así, el régimen fascista-militar del 12 de septiembre quería derrotar a Rêber Apo y al PKK.

La resistencia revolucionaria de la guerrilla del 15 de agosto mostró y demostró gradualmente que se podía combatir al ejército turco fascista-genocida. Esta resistencia demostró que los kurdos pueden sostener una guerra de guerrillas contra el ejército turco fascista-genocida, a pesar de que es el segundo ejército más grande de la OTAN. En 1984, la administración de Evren-Özal, indefensa ante la nueva guerra de guerrillas, llevó esta situación a las conferencias de la OTAN. Esto cambió el carácter de la guerra, de manera que la OTAN asumió la carga de librar la guerra contra los kurdos a partir de 1985. Aún así, nunca lograron su objetivo de aplastar y destruir a la guerrilla. Los cambios realizados en el Estado turco, tanto por la junta de Kenan Evren como por las administraciones posteriores, especialmente la alianza fascista AKP-MHP (actual alianza de partidos en el gobierno), han seguido siempre el mismo camino.

La resistencia revolucionaria de la guerrilla del 15 de agosto transformó con éxito al PKK en una fuerza de acción estratégica y táctica. Reafirmó la fuerza histórica del pueblo kurdo y la heroica combatividad del pueblo kurdo. Mostró a todos lo que se puede lograr cuando el coraje, el sacrificio y la fuerza de la juventud y las mujeres kurdas están equipados con el poder mental y filosófico de Rêber Apo, y el sentido de conciencia y libertad que ha creado. En muchas áreas del norte de Kurdistán (Bakur), especialmente en Botan, pero también en Rojava (Kurdistán sirio) y en el extranjero, la juventud y las mujeres kurdas, todo el pueblo acogió con entusiasmo la resistencia revolucionaria de la guerrilla el 15 de agosto. Todos comenzaron a fortalecer sus propios frentes de resistencia en apoyo a la guerrilla, sentar las bases de un nuevo entendimiento nacional en el concepto de nación democrática. Entonces, a partir de ahora, solo la dirección del PDK se opuso a este desarrollo, se alió con el ejército turco y lanzó ataques militares contra la guerrilla del PKK.

La nueva resistencia de liberación kurda, que se desarrolló sobre la base de la resistencia del 15 de agosto, afectó profundamente a toda la región de Medio Oriente y generó rápidos cambios en las relaciones y alianzas políticas y militares. En primer lugar, al imponer la solución de la cuestión kurda a toda la región, llevó a los Estados existentes a desarrollar nuevas actitudes políticas. Además del conflicto árabe-israelí, que hasta entonces había sido casi el único problema y conflicto realmente grande en la región, la cuestión kurda se impuso en la política de toda la región como el problema nuevo y más amplio. Poco a poco, otras contradicciones y conflictos pasaron a un segundo plano. La cuestión kurda se ha convertido en el problema que determina todas las relaciones políticas y militares en la región. Tanto es así que incluso la guerra Irak-Irán, en la que las partes no pudieron ni llegaron a un acuerdo, se dio por terminada en la primavera de 1988 para que “el PKK no se aprovechara del ambiente político-práctico creado por esa guerra”.

La resistencia de la guerrilla del 15 de agosto tuvo efectos mundiales que, en realidad, son más evidentes y significativos. Esos círculos que estaban evaluando la posibilidad de una resistencia kurda contra el golpe del 12 de septiembre se sorprendieron un poco cuando se retrasó tal paso. De hecho, reaccionaron a las acciones de Eruh y Şemdinli del 15 de agosto de 1984 diciendo: “La esperada resistencia kurda ha comenzado”. Algunos Estados europeos, que hasta entonces supuestamente se habían opuesto al golpe del 12 de septiembre y se quejaron ante el Consejo de Europa contra la junta de Kenan Evren para obtener beneficios económicos y políticos de Turquía, retiraron inmediatamente sus demandas y protestas después del 15 de agosto y comenzaron a apoyar los ataques genocidas del Estado turco contra los kurdos. Su democracia falsa fue realmente expuesta incluso entonces.

Sin duda, el apoyo de los Estados de la OTAN a la República turca fue más allá. Por ejemplo, el asesinato de Olof Palme, el 28 de febrero de 1986, fue en realidad una conspiración contra el PKK y la resistencia kurda por la libertad. Luego se organizó y llevó a cabo en Alemania la Düsseldorf Trial, la prueba de mayor duración en Europa. Como resultado de estos complots, se criminalizó la lucha del pueblo kurdo por la existencia y la libertad, bloqueando así el apoyo de los pueblos a los kurdos, mientras se intentaba encubrir el apoyo de los Estados a la República fascista-genocida de Turquía.

Por supuesto, no fue posible obtener el apoyo de los pueblos de Europa y del mundo, las mujeres y los jóvenes oprimidos confiando en un solo paso. Tal situación de apoyo continuo solo podría surgir a través de un proceso de desarrollo de resistencia. Aquí se puede decir lo siguiente: los kurdos se presentaron a los pueblos, mujeres y jóvenes del mundo sobre una base revolucionaria y democrática gracias a la resistencia revolucionaria del 15 de agosto y la guerra de guerrillas en curso, y lograron las relaciones y el apoyo más significativos sobre esta base.

En conclusión, también es necesario y útil subrayar los siguientes puntos. La correcta conciencia libertaria, la organización, la confianza en sí mismo, la fuerza de voluntad y todo lo similar en la sociedad kurda se ha logrado gracias a la resistencia revolucionaria del 15 de agosto y la guerra de guerrillas ininterrumpida. Es por eso que se llama el “Día de la Resurrección Kurda”. En todos los aspectos, expresa el renacimiento y la re-existencia de los kurdos. Durante 39 años, todos los desarrollos libertarios en Kurdistán se han basado en la resistencia guerrillera del 15 de agosto. En particular, la toma de conciencia de la libertad por parte de las mujeres kurdas, la organización y el desarrollo de la revolución de liberación de la mujer con gran valentía ha sido el resultado más importante y efectivo y el poder invencible de la resistencia guerrillera.

Deberíamos hacernos una pregunta como esta: ¿cómo sería la situación de los kurdos si no hubiera habido tal resistencia y lucha guerrillera? ¿Qué otra forma de lucha podría haber provocado tal despertar kurdo e impacto en la humanidad? Uno puede discutir estas cuestiones tanto como quiera. Al final, la única respuesta unificada puede ser la “resistencia guerrillera”. Porque ningún otro método de lucha puede atacar y debilitar el colonialismo turco y el genocidio contra los kurdos, y despertar y educar al pueblo kurdo, que ha sido objeto de todo tipo de ataques inhumanos durante cien años, y hacerlos organizados y de voluntad fuerte. Sólo la guerra de guerrillas puede lograr estas cosas. De hecho, esto es lo que ha sucedido.

En este punto, aunque su nombre sea “guerrilla”, la guerrilla de la libertad kurda no debe confundirse con las prácticas guerrilleras en otros países. La guerrilla de la libertad kurda se basa en el liderazgo de Rêbertî (Abdullah Öcalan) y el partido. Es altamente consciente y fiel, con el más alto nivel de coraje y sacrificio. En otras palabras, actúa con una postura completa de sacrificio. Se ha demostrado que no es posible luchar y ganar contra la mentalidad y la política colonialista-genocida en Kurdistán con las medidas de los movimientos guerrilleros en otros países. Por esta razón, los principios y las medidas de la guerrilla kurda por la libertad son únicos y, en muchos aspectos, diferentes a los de las guerrillas de otros lugares. Esto es así porque la llamada cuestión kurda es única en el mundo.

Los 39 años de resistencia guerrillera ininterrumpida, que ha jugado un papel decisivo en todos los desarrollos libertarios en Kurdistán y la democratización en Turquía, está entrando en su cuadragésimo año de resistencia y victoria a partir del 15 de agosto. Es obvio que el papel histórico que ha jugado durante 39 años seguirá jugando en el año 40º y seguirá siendo la causa de la evolución emancipadora. Debido a que la nueva administración fascista del AKP-MHP está haciendo que sus ataques sean más amplios y feroces, solo la guerrilla puede oponerse a tal ataque y abrir el camino para todo tipo de desarrollos democráticos manteniendo la mentalidad y la política fascista-genocida para cuenta.

En su cuadragésimo año, la guerrilla kurda por la libertad está lista para desempeñar ese papel de manera mucho más efectiva y exitosa. Hoy, en las montañas de Kurdistán, especialmente en Zap, Avaşîn, Metîna y Xakurkê, la guerrilla asesta golpes mortales al fascista AKP-MHP. Ayer, fue esta guerrilla la que mostró la fuerza para enfrentarse a los ataques del Estado Islámico (ISIS), especialmente en Shengal, Makhmur y Kobanê, y para derrotarlos. Ahora resiste victoriosa para romper los ataques de los socios de ISIS, el AKP y el MHP, y para derrumbar el fascismo. La resistencia de la guerrilla el 15 de agosto reveló que la guerrilla es invencible.

Una vez más, me gustaría felicitar a todas las fuerzas libertarias y democráticas con motivo del 15 de agosto, y desearles mucho éxito en su lucha. También me gustaría saludar la heroica resistencia de todas las guerrillas de las HPG y las YJA-Star que luchan en la abnegada línea apoísta.

FUENTE: Duran Kalkan / ANF / Edición: Kurdistán América Latina

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *